Entrenar no consiste únicamente en tiempo y repeticiones, sino en resultados. «El hábito no hace al monje».

Subscribe
-

¡Suscríbete! ─por solo 15€ al año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

 

Lo habrás escuchado infinidad de veces. ¡Hay que entrenar! Incluso puede que hayas hecho algún curso pensando que sirve como entrenamiento. La realidad es que dedicarle tiempo al entrenamiento y hacer muchas repeticiones de una determinada TTP no sirve de nada si eso no se traduce en forma de resultados.

En otras palabras, en este caso «el fin es lo que justifica los medios». Si el entrenamiento no implica un mejor rendimiento, hay que estudiarlo porque hay algún problema.

Ya hemos hablado en múltiples ocasiones de la práctica en seco. A partir de ahora intentaré llamarlo así, en lugar de tiro en seco, siguiendo la tendencia marcada por Claude Werner, que en este artículo define la práctica en seco como «el proceso de practicar con un arma de fuego sin utilizar munición. Normalmente, esto se hace en casa, pero también se puede hacer en el campo de tiro junto a prácticas de fuego real. El propósito de la práctica en seco es llegar a familiarizarse más con el funcionamiento de un arma de fuego sin las distracciones del retroceso y el efecto de la sobrepresión, también conocida como estallido de la boca de fuego. En tiempos de poca o ninguna disponibilidad de munición y campo de tiro, la práctica en seco puede ser la única forma de practicar que tengamos disponible». Ese «familiarizarse más con el funcionamiento de un arma de fuego», busca la mielinización mediante la práctica de determinadas TTPs (fin: mielinización, medio: práctica en seco).

Para ser bueno no basta con parecerlo, hay que demostrarlo ─con los resultados─. «El hábito no hace al monje».

La práctica en seco ─y la de fuego real─ no sirve de nada, por mucho tiempo que se le dedique y muchas repeticiones que se hagan, si no se traduce en forma de resultados ─buenos y mejor que antes─. Los resultados son la consecuencia de hacer las cosas bien. No sólo eso, sino que los resultados son la forma de evaluar el entrenamiento y comprobar si se están haciendo bien las cosas.

Si la práctica en seco ─y la de fuego real─ no implica mejora alguna de los resultados, casi siempre será debido a que no se está haciendo bien. No lo hacemos bien, porque no sabemos (no se nace aprendido), o porque nos han enseñado mal, lo cual es normal cuando se acude a un seudoinstructor. Y hay quien utiliza múltiples excusas ante el hecho de no lograr mejores resultados, es decir, hay quien justifica su mediocridad y/o incompetencia, sin siquiera intención de ponerle remedio.

Hay que tener muy clara la importancia de los resultados para evitar caer en la soplapollez de «rociar y rezar», que se manifiesta precisamente en el hecho de despreciar los resultados. Ese desprecio de los resultados consiste ─valga la redundancia─ en no apreciarlos, es decir, en no tomar nota de todo: impactos, tiempo, distancia, blanco. Los resultados se miden a base a impactos y blancos de tiro, así como a tiempo y distancia. Los resultados de la práctica en seco se pueden comprobar en la práctica de fuego real, pero también utilizando algunas herramientas como simuladores (incluidas armas simuladas tipo airsoft, aire comprimido, láser, MantisX).

En la práctica en seco, algo muy sencillo para medir la velocidad consiste en utilizar un cronómetro con el que marcar los tiempos. Fijas un tiempo de par [par time] e intentas ceñirte a ese tiempo, que marcará el cronómetro con dos pitadas: una para empezar y otra para señalar el tiempo de par. Si observas que has finalizado antes de la segunda pitada es que entras en el tiempo. Hay que empezar por algo asequible e ir exigiéndose más a medida que se consigue.

Por ejemplo, si quieres comprobar y entrenar la velocidad del desenfunde, puedes empezar por un tiempo de par de 2,5 segundos. Lo importante es hacerlo bien y no limitarse a desenfundar muy rápido, sino también a finalizar con el arma apuntando donde tiene que apuntar, presionando o no el disparador. A partir de ahí se puede ir bajando poco a poco el tiempo de par décima a décima (2,4, 2,3, 2,2, 2,1, …). Recuerda que la velocidad irá saliendo sola a medida que se vaya logrando la mielinización a base de repeticiones de calidad.

Tampoco es descabellado intentar predecir dónde iría el disparo, aunque sea práctica en seco. Uno puede llegar a saber dónde estaba apuntando en el momento de presionar el disparador.

¡Que disfrutes tu entrenamiento y mejores tus resultados!


Puedes dejar tus comentarios, críticas y opiniones más abajo, o crear un hilo de debate en el foro.


-

¡Suscríbete! ─por solo 15€ al año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

.

3 comentarios en “Entrenar no consiste únicamente en tiempo y repeticiones, sino en resultados. «El hábito no hace al monje».

  1. Jesús*

    El entrenamiento, bien hecho, es la base de cualquier mejora. Habrá que dedicarle su tiempo y sobretodo ser realistas con lo que queremos conseguir.

    Los resultados, con el tiempo, los veremos claramente y seguro que son a mejor.

    Cada vez que me he tomado en serio y/o he tenido tiempo para entrenar en seco, he podido comprobar las mejoras en técnica, desplazamientos y resultados.

    Un saludo

  2. Jorge Tierno Rey Autor

    Creo que con algo de lógica se puede discriminar entre lo que es aplicable a la realidad y lo que se tiene que quedar en el ámbito deportivo. Algunos que se han enfrentado a ese problema lo han dicho alguna vez, que utilizan la competición para ponerse a prueba y fomentar su propio crecimiento, dejando para la competición lo que no tiene cabida en combate: Frank Proctor, Mike Pannone, Mathew Little, Matt Pranka.
    Lo que no veremos nunca será a gente serie utilizando excusas del tipo «el tiro deportivo no es como la realidad», como si eso restara méritos a los que demuestran lo buenos que son en el campo de tiro.

  3. Jenofonte

    Muy bien explicado. Soy fiel defensor de la practica en seco, no solo para el tiro sino tambien para muchas mas destrezas. Un buen entreno en seco, centrándose en intentar hacer calidad mas que cantidad, nos hace adquirir manejo, seguridad y un patrón de trabajo. El peligro está en hacer algo que pueda ser perjudicial para una situación real, en deportivo solo supondria perder puntuación pero en aquellos que trabajamos con armas podria suponer cosas mas graves. A eso nos exponemos los que hacemos estos entrenamientos sin estar asesorados por personas mas cualificadas. Aun así pienso que es mejor intentar entrenar y tener la mente abierta para escuchar y evolucionar aunque sea poco a poco. Saludos todos y a seguir entrenando 💪🏼

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Tierno Rey.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Servidores tirotactico.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.