Archivo de la categoría: Conceptos y definiciones

Fraude en el currículum: los instructores sin nombre que no pueden dar ningún dato concreto o tendrían que matarte.

En el ámbito empresarial se conoce como «fraude en el currículum» precisamente a eso, a no ser honesto y presentar un currículum inflado, cargado de mentiras sobre formación y experiencia. No consiste simplemente en adornar el currículum con halagos de todo tipo que uno mismo se atribuye, sin necesidad de fundamento, sino en mentir directamente sobre titulaciones que no se poseen o puestos que no se han ocupado. La forma de contrarrestar esta tendencia radica en verificar los datos y referencias del currículum, lo que requiere tiempo y no siempre es posible.

Sigue leyendo

Las claves para ser mejor tirador (III): el realismo. Por Juan I. Carrión.

Hola a todos.

Estos días de cuarentena, me está dando tiempo para revisar otros artículos que he escrito en el blog, dándome cuenta de que inicié una serie de ellos denominada «las claves para ser mejor tirador», en donde incluía la eficiencia y la consistencia como puntales para aquellos que tengan intención de mejorar como tiradores de armas de fuego.

Sigue leyendo

«Sin críticas no hay avances…». J. C. Breckenridge.

«Sin críticas no hay avances. Toda mejora nace de las críticas que desembocaron en un descarte. El proceso parece que funciona de esta manera: la curiosidad lleva a investigar, lo que abre el debate, el cual da lugar a las opiniones, que engendran críticas, las cuales desembocan en mejoras. Así que tenemos que cultivar la curiosidad, animar a investigar, estimular el debate y suscitar las críticas que nos llevarán a mejorar».

J. C. Breckenridge, Marine Corps Gazette, diciembre 1929.

.

Reflexión: ¿a mayor competencia demostrada, menor negligencia potencial?

¡Qué suerte da entrenar!, dicen algunos. Tanto es así que el entrenamiento bien llevado y realizado permite alcanzar y demostrar una mayor competencia. Sin duda, esa competencia reduce la negligencia potencial a la hora de hacer uso del arma, por ejemplo.

Competencia. Pericia, aptitud o idoneidad para hacer algo o intervenir en un asunto determinado.

Negligencia. Descuido, falta de cuidado. Falta de aplicación.

Sigue leyendo

Escuelas tácticas y cómo elegir la más adecuada. ¡Yo soy más de Mirinda!

Hace un tiempo hablamos en forma de reflexión acerca de la proliferación de instructores y escuelas de formación, sin saber muy bien si este auge se debe a vocación, al interés por aprovechar una oportunidad de negocio, o a ambas cosas. Junto a este fenómeno surgen lo que se podrían llamar escuelas tácticas, que en algunos casos comparten una serie de características. Incluso en ocasiones se puede hablar de vendehúmos tácticos.

Una escuela táctica es un grupo de personas que comparten una metodología táctica, como puede ser «rociar y rezar», y tienen afinidades en común, que les diferencian de otras escuelas tácticasAlgunas escuelas tácticas surgen como un  grupo minoritario que se escinde de otro más grande o que sigue una metodología táctica diferente a la de la mayoría. Hay escuela tácticas que representan agrupaciones cerradas, que no permiten que el resto conozca sus prácticas en detalle.

Sigue leyendo

Cronómetros de tiro y Entrenamiento para Defensa Personal con una pistola: ¿cuánta velocidad necesitas? Por Tamara Keel.

Cada vez que en el campo de tiro o en Internet surge una conversación en la que se trate de cualquier forma el tema cronómetros de tiro y ejercicios de tiro cronometrados, casi seguro que aparece algún metomentodo que se inmiscuye en la conversación para decir «¡ah!, ¿sí? ¡bueno, en un enfrentamiento armado no hay cronómetro de tiro!» (ante lo que mi respuesta favorita es «no, pero hay alguien que intenta matarte y posiblemente tenga prisa»).

Sigue leyendo

John Boyd pasa lista: ¿quieres ser alguien en la vida o prefieres hacer algo en tu vida? Por Brett y Kate McKay, del blog The Art of Manliness.

Si hace unos días hablábamos sobre cómo matan los militares la meritocracia, hoy no podemos poner un mejor ejemplo de ello que el famoso Coronel del Ejército del Aire estadounidense John Boyd (23 de enero de 1927-9 de marzo de 1997), que a pesar de su brillantez no llegó a General sencillamente por su sinceridad, nula condescendencia, sumisión cero, con sus superiores. A la hora de expresar las cosas no tenía pelos en la lengua fueran quienes fueran los otros interlocutores.

Sigue leyendo

Cómo matan los militares la meritocracia. Por Matt L. Cavanaugh. Modern War Institute. 19 de julio de 2019.

Igual que para llegar a ser competente, primero hay que reconocerse incompetente, para llegar a solucionar un problema, primero hay que reconocer el problema. ¿Pero cómo se reconoce un problema cuando la sinceridad está mal vista y puede traer consecuencias? Se trata de algo que podemos ver todos los días. Creo que a casi nadie le gusta que le digan lo mal que lo hace. Estamos mejor programados para recibir alagos. Pues bien, me ha parecido interesante traducir al español este artículo porque expone de una forma brillante lo que parece ser ─según su autor─ un gravísimo problema en las Fuerzas Armadas estadounidenses. Cabe preguntarse si se trata de un problema exclusivamente estadounidense, o se puede extrapolar a otras Fuerzas Armadas o instituciones ─y no me refiero ni por asomo a las nuestras─. Léelo y deja tu opinión al respecto más abajo en los comentarios ─si tienes el mismo atrevimiento que el «Coronel Ned Stark»─.

Sigue leyendo

Se requiere trabajo duro, dedicación y estudio.

Hacerse con una pistola no es lo mismo que sacar la espada proverbial de su lecho; no invoca nada más que lo que es: un dispositivo de diferente calidad y facilidad de uso que utiliza un mecanismo para iniciar una reacción química que impulsa un proyectil. El control de ese proyectil y cualquier otro que pueda ir a continuación no se hereda, no se aprende por ósmosis, ni se lo puedes pedir prestado a otro. Ese control, que se suele llamar habilidad, se tiene y se mantiene de forma personal e intransferible [AVISO: quedan excluidos de la necesidad de tal habilidad aquellos que confían en el método rociar y rezar].

Sigue leyendo

Antes odiaba las armas. Ralph Mroz.

El amigo Ralph Mroz escribió lo siguiente en su libro Tiro Defensivo para Enfrentamientos en la Vida Real [Defensive Shooting for Real-Life Encounters]:

Antes odiaba las armas (no, no estoy de broma). En mi cabeza eso era para paletos vagos y gordos sin la ambición o la autodisciplina para sudar en el tatami. Entonces un día, después de unos 10 años en el mundo de las artes marciales, tuve una sincera conversación conmigo mismo:

Sigue leyendo