Archivo de la categoría: Conceptos y definiciones

«Sin críticas no hay avances…». J. C. Breckenridge.

«Sin críticas no hay avances. Toda mejora nace de las críticas que desembocaron en un descarte. El proceso parece que funciona de esta manera: la curiosidad lleva a investigar, lo que abre el debate, el cual da lugar a las opiniones, que engendran críticas, las cuales desembocan en mejoras. Así que tenemos que cultivar la curiosidad, animar a investigar, estimular el debate y suscitar las críticas que nos llevarán a mejorar».

J. C. Breckenridge, Marine Corps Gazette, diciembre 1929.

.

Reflexión: ¿a mayor competencia demostrada, menor negligencia potencial?

¡Qué suerte da entrenar!, dicen algunos. Tanto es así que el entrenamiento bien llevado y realizado permite alcanzar y demostrar una mayor competencia. Sin duda, esa competencia reduce la negligencia potencial a la hora de hacer uso del arma, por ejemplo.

Competencia. Pericia, aptitud o idoneidad para hacer algo o intervenir en un asunto determinado.

Negligencia. Descuido, falta de cuidado. Falta de aplicación.

Sigue leyendo

Escuelas tácticas y cómo elegir la más adecuada. ¡Yo soy más de Mirinda!

Hace un tiempo hablamos en forma de reflexión acerca de la proliferación de instructores y escuelas de formación, sin saber muy bien si este auge se debe a vocación, al interés por aprovechar una oportunidad de negocio, o a ambas cosas. Junto a este fenómeno surgen lo que se podrían llamar escuelas tácticas, que en algunos casos comparten una serie de características. Incluso en ocasiones se puede hablar de vendehúmos tácticos.

Una escuela táctica es un grupo de personas que comparten una metodología táctica, como puede ser «rociar y rezar», y tienen afinidades en común, que les diferencian de otras escuelas tácticasAlgunas escuelas tácticas surgen como un  grupo minoritario que se escinde de otro más grande o que sigue una metodología táctica diferente a la de la mayoría. Hay escuela tácticas que representan agrupaciones cerradas, que no permiten que el resto conozca sus prácticas en detalle.

Sigue leyendo

Cronómetros de tiro y Entrenamiento para Defensa Personal con una pistola: ¿cuánta velocidad necesitas? Por Tamara Keel.

Cada vez que en el campo de tiro o en Internet surge una conversación en la que se trate de cualquier forma el tema cronómetros de tiro y ejercicios de tiro cronometrados, casi seguro que aparece algún metomentodo que se inmiscuye en la conversación para decir «¡ah!, ¿sí? ¡bueno, en un enfrentamiento armado no hay cronómetro de tiro!» (ante lo que mi respuesta favorita es «no, pero hay alguien que intenta matarte y posiblemente tenga prisa»).

Sigue leyendo

John Boyd pasa lista: ¿quieres ser alguien en la vida o prefieres hacer algo en tu vida? Por Brett y Kate McKay, del blog The Art of Manliness.

Si hace unos días hablábamos sobre cómo matan los militares la meritocracia, hoy no podemos poner un mejor ejemplo de ello que el famoso Coronel del Ejército del Aire estadounidense John Boyd (23 de enero de 1927-9 de marzo de 1997), que a pesar de su brillantez no llegó a General sencillamente por su sinceridad, nula condescendencia, sumisión cero, con sus superiores. A la hora de expresar las cosas no tenía pelos en la lengua fueran quienes fueran los otros interlocutores.

Sigue leyendo

Cómo matan los militares la meritocracia. Por Matt L. Cavanaugh. Modern War Institute. 19 de julio de 2019.

Igual que para llegar a ser competente, primero hay que reconocerse incompetente, para llegar a solucionar un problema, primero hay que reconocer el problema. ¿Pero cómo se reconoce un problema cuando la sinceridad está mal vista y puede traer consecuencias? Se trata de algo que podemos ver todos los días. Creo que a casi nadie le gusta que le digan lo mal que lo hace. Estamos mejor programados para recibir alagos. Pues bien, me ha parecido interesante traducir al español este artículo porque expone de una forma brillante lo que parece ser ─según su autor─ un gravísimo problema en las Fuerzas Armadas estadounidenses. Cabe preguntarse si se trata de un problema exclusivamente estadounidense, o se puede extrapolar a otras Fuerzas Armadas o instituciones ─y no me refiero ni por asomo a las nuestras─. Léelo y deja tu opinión al respecto más abajo en los comentarios ─si tienes el mismo atrevimiento que el «Coronel Ned Stark»─.

Sigue leyendo

Se requiere trabajo duro, dedicación y estudio.

Hacerse con una pistola no es lo mismo que sacar la espada proverbial de su lecho; no invoca nada más que lo que es: un dispositivo de diferente calidad y facilidad de uso que utiliza un mecanismo para iniciar una reacción química que impulsa un proyectil. El control de ese proyectil y cualquier otro que pueda ir a continuación no se hereda, no se aprende por ósmosis, ni se lo puedes pedir prestado a otro. Ese control, que se suele llamar habilidad, se tiene y se mantiene de forma personal e intransferible [AVISO: quedan excluidos de la necesidad de tal habilidad aquellos que confían en el método rociar y rezar].

Sigue leyendo

Antes odiaba las armas. Ralph Mroz.

El amigo Ralph Mroz escribió lo siguiente en su libro Tiro Defensivo para Enfrentamientos en la Vida Real [Defensive Shooting for Real-Life Encounters]:

Antes odiaba las armas (no, no estoy de broma). En mi cabeza eso era para paletos vagos y gordos sin la ambición o la autodisciplina para sudar en el tatami. Entonces un día, después de unos 10 años en el mundo de las artes marciales, tuve una sincera conversación conmigo mismo:

Sigue leyendo

¿Por qué 7 yardas (6,4 metros)? Por Tom Givens.

A lo largo de los años, no ha dejado de repetirse esta pregunta: «muchísimos ejercicios de tiro y casi todas las galerías o campos de tiro policiales tienen marcada una línea de tiro a 7 yardas (6,4 metros) de los blancos. ¿Cómo llegó a convertirse en lo normal una distancia tan rara?». ¡Buena pregunta!

Sigue leyendo

El que no acredite un mínimo de competencia no podrá llevar pistola, igual que no podrá conducir si no tiene el carné, y por ello verá reducidas sus retribuciones.

 

Hace unas semanas lanzamos una encuesta respecto a la pregunta ¿debería exigirse la superación de una prueba de nivel periódica a todo profesional que porte un arma de fuego? Los resultados ─a fecha 6 de junio de 2019─ demuestran que estamos de acuerdo en que sí, con un 96,4% (134 de un total de 139) de los votos en ese sentido. Sorprendente y anecdóticamente la opción contraria, el no, también ha estado presente, con un 3,6% (5) de los votos. En cuanto al sí existían tres opciones, según el matiz, como ahora veremos. Esto no hace más que plantear otra cuestión fundamental: ¿por qué no se traslada a la práctica y cómo podría hacerse?.

Sigue leyendo

La Real Academia Española (RAE) introduce el término «deficiente táctico» en el diccionario a propuesta del blog.

Pues va a ser que no, el término «deficiente táctico» como tal no se encuentra incluido en el diccionario, aunque sí los términos «deficiente» y «táctico». Igual podíamos proponérselo a la Real Academia Española desde el blog. Y en lugar de incluir una definición podrían aportarse fotos y vídeos de algunos ejemplos, que los hay. No es un término muy habitual, de hecho no sé si alguien más lo utiliza o ha utilizado, además de nosotros (gracias por la invención del término, Óscar y/o Manu), pero da para hacer camisetas de esas que gustan tanto con rótulo en la espalda. Yo me pido una, que bien me la he ganado y me siento identificado. ¿Se te ocurre algún otro «deficiente táctico»?

¿Seguro que el examen era difícil o es que no habías estudiado lo suficiente? ¿Seguro que ha sido el estrés y no ha sido tu incompetencia?

No sé si el examen es difícil o es que no he estudiado lo suficiente

Dicen que una buena forma de explicar las cosas son las analogías, así que antes de hacer amigos entre los que se puedan dar por aludidos, veamos si consigo explicarme medianamente bien.

Imagina que te juegas el puesto de trabajo de tu vida, haciendo algo que te apasiona y con un muy buen sueldo vitalicio con el que poder vivir más que holgadamente, tanto tú como tu familia ─mujer y cuatro hijos─. La asignación del puesto depende de un examen que solo tienes que aprobar con un 5 y eres el único candidato que se presenta al puesto. No solo tienes el puesto de trabajo de tu vida al alcance de la mano, sino que dependes íntegramente de ello para poder salir adelante, porque de lo contrario tú y tu familia os quedaréis en la calle, sin nada ni nadie a quien acudir, sin futuro ─digamos que se trata de un examen a vida o muerte─. Vamos, que tienes encima una gran presión ─llámalo estrés si quieres─ a la hora de realizar el examen. Tienes 100 días para preparar el examen.

Sigue leyendo

¿Es el ritmo cardíaco un indicador del rendimiento de un policía durante un incidente?

El otro día lanzamos la pregunta ¿existe una relación directamente proporcional entre estrés, ritmo cardiaco, habilidades motoras y rendimiento? Hoy te traemos otra pregunta relacionada «directamente»: ¿es el ritmo cardíaco un indicador del rendimiento de un policía durante un incidente? Pero esta vez incluimos la respuesta que nos ofrece Chris Butler.

Sigue leyendo

Miedo: debilidad, cobardía, regalo.

Imagen: Miedo

Miedo. Unos lo llaman debilidad. Otros lo llaman cobardía. Algunos lo ven como el hombre del saco que va a acabar con ellos. Incluso hay un buen libro sobre el miedo en el trabajo policial bajo el desafortunado título El Miedo: Mata [Fear: It Kills]. Pero en realidad el miedo es un regalo de la Madre Naturaleza, un regalo que te mantendrá con vida. Así como la pistola, el miedo es una poderosa herramienta de supervivencia, pero solo si la conoces y sabes utilizarla.

Sigue leyendo

Mitos y leyendas: estrés, ritmo cardiaco, habilidades motoras y rendimiento, ¿existe una relación directamente proporcional entre estos factores?

GIF Animado: Gráfica del ritmo cardiaco

«En una situación de estrés, tal como un enfrentamiento armado, te suben las pulsaciones y ello implica una pérdida de habilidades motoras a la par que una disminución del rendimiento».

Creo que casi todos estaremos de acuerdo en ello y lo habremos escuchado y/o dicho en múltiples ocasiones. Por eso mismo no es raro utilizar el ejercicio físico para subir las pulsaciones y así simular una situación de estrés antes de realizar un ejercicio de tiro, por ejemplo. Pero, ¿existe realmente una relación directamente proporcional entre estrés, ritmo cardiaco, habilidades motoras y rendimiento? ¿tiene sentido subir las pulsaciones mediante el ejercicio físico para simular el estrés?

De momento, deja tus comentarios más abajo. Más adelante buscaremos la información que confirme, desmienta, aclare, explique, …, esta cuestión.

En este otro artículo se responde a la pregunta ¿es el ritmo cardíaco un indicador del rendimiento de un policía durante un incidente?

¿Ciencia ficción o Ciencia real? Marcadores somáticos y predicción de las acciones del enemigo.

Imagen: Predicción de las acciones de una persona mediante marcadores somáticos

«Si no lo veo, no lo creo». Dicho de otro modo, «si solo lo leo, no lo creo», ¿o debería creer en ello? Hay cosas que se salen tanto no solo de lo normal, sino también de lo imaginable, que cuesta creerlas. En estos casos se hacen necesarios ─y es muy sano─ contar con referencias lo más rigurosas posibles. Este tema es uno de esos casos y nos llega de la mano de Marcus Wynne, un hombre polifacético con un interesante historial que comprende una amplia experiencia y formación. Lo que plantea Marcus es algo que lleva enseñando desde hace años. Se trata de predecir las acciones del enemigo antes de que se inicien siquiera a partir de ciertos «marcadores somáticos». A mi no me preguntes, porque al leerlo se me quedó cara de haba, pero Marcus es de fiar, así que confío en la veracidad de lo que dice, que te traduzco a continuación sin adulterar para que lo valores por ti mismo.

Sigue leyendo

Cómo diferenciar a un instructor de un charlatán o mitómano.

 

Mitómano

Hay instructores, que se lo han ganado con su formación y experiencia, y hay quienes se creen instructores, que se han autoproclamado a pesar de su falta de formación y experiencia. Estos segundos, los autoproclamados, no suelen ser más que charlatanes que se creen sus propias mentiras, es decir, mitómanos. No es difícil diferenciarlos, basta con reconocer las mentiras, el problema es que los charlatanes se aprovechan de la ignorancia de los demás para que no lleguen a detectar las mentiras. Puede ayudar conocer los síntomas de la mitomanía:

Sigue leyendo

Lo que la Dra. Alexis Artwohl quiere que sepas sobre «memoria y toma de decisiones bajo estrés».

Dra. Alexis Artwohl

En otro artículo hablamos de un libro imprescindible en la biblioteca de cualquier aficionado o profesional de las armas de fuego ─«Hablan sin rodeos sobre defensa armada: lo que los expertos quieren que sepas», recopilado por Massad Ayoob─. Entre los expertos que escriben un capítulo del libro, cada uno sobre su área de conocimiento relacionada con el combate con armas de fuego, se encuentra la reputada Dra. Alexis Artwohl. La Dra. Artwohl es considerada una autoridad en cuanto a los aspectos fisio-psicológicos de un enfrentamiento violento.

Sigue leyendo

«Para enseñar no hace falta ser bueno», otra excusa de los mediocres.

Enfrentamiento armado de un policía de Pennsylvania

Aun peor que la mediocridad son las excusas para no intentar acabar con ella. Y si hablamos de competencia con armas de fuego, las excusas no justifican el peligro que corren propios y extraños por la incompetencia de uno. Las excusas ─ni estrés, ni fisiología, ni amígdala, etc.─ no eximen de responsabilidad al mediocre o incompetente, aunque él crea que si. El remedio es bien sencillo: un entrenamiento adecuado ─lo cual tiene un precio─. El caso es que parece que hay algunos que pretenden instaurar la mediocridad como excelencia, y al cúmulo de excusas de los mediocres algunos instructores suman la de que «para enseñar no hace falta ser bueno». Por tanto, no solo no disparan bien, sino que ni siquiera disparan ante sus alumnos ─por miedo o vergüenza─ (alguno incluso llega a decir que «en combate no hace falta agrupar»).

Sigue leyendo

¿Qué es combatir con un arma de fuego? Pues no es solo disparar, pero incluye disparar, y por eso se trata de algo que tienes que entrenar y llegar a dominar.

 

Uroki-vyzhivaniya-v-zombi-apokalipsise-ot-veteranov-spetsnaza-Last-Day-Club

Siempre me ha gustado eso de llamarlo «combate con armas de fuego», en lugar de «tiro» con un sin fín de adjetivos de lo más variado ─muchas veces estupideces─: tiro tal, tiro cual, tiro pascual, etc., ¿es absurdo o necesario contar con infinitas denominaciones o tipos de tiro para hablar muchas veces de lo mismo? Lo siento pero prefiero llamarlo simplemente combate con armas de fuego, una denominación que aprendí del difunto Pat Rogers, que lo llamaba «gunfighting» ─en inglés─. Porque combatir con un arma de fuego no consiste simplemente en disparar, aunque implique disparar llegado el caso.

Sigue leyendo