Que alguien te hable de tiro dirigido [point shooting] o tiro instintivo es una buena forma de saber si un instructor está lleno de mierda y no tiene experiencia o nunca tuvo que realizar disparos de verdad de los que cuentan en una situación de la vida real. Por Robert Keller.

Entre tanto instructor autoproclamado, no creas que resulta tan difícil saber cuáles son meros vendehúmos. Siempre se pueden encontrar algunas pistas, como la ausencia o escasa formación, entrenamiento y/o experiencia. A la lista de pistas, Bob Keller añade otra bastante sencilla de identificar, que dice, en otras palabras no tan literales, si un presunto instructor te habla de no utilizar los elementos de puntería en un combate con armas de fuego, cambia de instructor. ¡Fácil! Aunque Bob es más claro todavía, como puedes comprobar a continuación.

Se puede decir más alto, pero no más claro. Bob Keller se caracteriza por haberse afeitado los pelos de la lengua, así que no tiene ningún reparo en decir las cosas claras, aún sabiendo que alguno sin duda se dará por aludido ─o incluso ofendido─. No es que eso importe a la hora de contar las cosas como son. Curiosamente, de esto mismo hablamos con Juan I. Carrión, tanto en el episodio 14, como en el episodio 18 del podcast de EBdT2, al dedicarle tiempo a los dichosos mitos y leyendas del combate con armas de fuego.

A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Se trata del dichoso tema recurrente sobre si se puede apuntar en un combate con armas de fuego, o más bien si se debe y/o tiene que apuntar, es decir, utilizar los elementos de puntería. No hacerlo se llama tiro dirigido [point shooting] o tiro instintivo. A mi me aburre someramente discutir sobre ello, porque no lleva a ninguna parte, pero no perdemos nada por reiterarnos en ello e intentarlo una vez más por el bien de todos. Así que, a continuación, reproducimos en español lo que colgó Bob Keller al respecto en Instagram. Aquí lo tienes en un español decente:

Tiro dirigido o tiro instintivo, una buena forma de saber si un instructor está lleno de mierda y no tiene experiencia o nunca tuvo que realizar disparos de verdad de los que cuentan en una situación de la vida real.

Si enseñas eso, tienen que despedirte.

Si entrenas eso, para.

Hazte la siguiente pregunta a ti mismo: si pusieras a tus hijos justo al lado del blanco, te alejaras 10 metros y tuvieras que realizar 10 disparos rápidos, ¿harías tiro dirigido?

Si tu respuesta es sí, es que eres un puto idiota.

Yo no lo haría y te aseguro que tengo más experiencia que la mayoría, especialmente que los instructores que hay por ahí que han aprendido a base de leer libros y ver vídeos.

No permitas que te atrapen las malas enseñanzas. La mayoría de lo que hay por ahí se basa en teoría y nada de experiencia.

ROBERT KELLER, Gamut Resolutions.

¿Qué te parece? Alguno habrá que se dé por aludido ─u ofendido─. Que conste que las palabras no son nuestras, por lo que declinamos toda responsabilidad. Por supuesto, estamos de acuerdo con el contenido, porque lo hemos «aprendido a base de leer libros y ver vídeos» (yo, por lo menos), pero de boca de los que se supone que saben, que además coinciden en la gran mayoría de los casos.

¡Piensa en ello! ¡no te dejes atrapar por ninguna secta táctica!

Si lo prefieres, utiliza una analogía ¿táctica? para elegir bien a quién le prestas atención. Si quieres aprender a conducir para hacer frente a todo tipo de situaciones, ¿a quién elegirías? ¿a quien lleva conduciendo coches desde hace 20, 30 o 40 años? ¿a quien una vez tuvo un accidente de tráfico, tanto si fue en condiciones normales como si fue durante una persecución policial? ¿o elegirías a alguien que no solo sepa conducir bien en condiciones normales, sino también en todo de situaciones, que lo haya demostrado incluso, aunque sea en competición como piloto de rally de éxito? Pues lo mismo te digo respecto al combate con armas de fuego. Busca a los que sean buenos de verdad, y no a los que se limiten a presumir de ello sin demostrar nada, especialmente se dan el persil de mitómano.

Y recuerda que puedes dejar tus comentarios más abajo, sean del tipo que sean ─dentro de un orden y concierto─, que no somos ni de censura ni de moderación.

¡Eso de «rociar y rezar» es de traca!

.