Combate con armas de fuego [gunfighting]. Clasificación del tiro con armas de fuego: tiro táctico y tiro deportivo.(10 minutos de lectura)

¡Escúchalo en lugar de leerlo!
Subscribe
Voiced by Amazon Polly

(Este artículo fue publicado en el número de Abril 2011 de la revista Tactical Online)

Tiro policial, tiro reactivo, tiro defensivo, tiro de combate, tiro deportivo, tiro de instrucción, tiro táctico, etc…., ¿realmente existen tantas clases de tiro con armas de fuego?

En mi opinión, ni existen tantas clases de tiro, ni se puede establecer una clasificación atendiendo a condiciones o cualidades del tiro que no permiten diferenciar claramente más de una clase de tiro, ni resulta práctico establecer clasificaciones que en lugar de aportar algún beneficio sólo distorsionan y confunden.

Por ejemplo, si se establece una clasificación del tiro con armas de fuego atendiendo al ámbito profesional de empleo de las armas, una de las clases de tiro sería el tiro policial, del que tanto se habla habitualmente, pero también habría que distinguir tantas otras clases de tiro como ámbitos profesionales: tiro militar, tiro de escolta, tiro de vigilante de seguridad, tiro de personal civil, tiro deportivo, tiro de delincuente, etc… De lo contrario, si no se establecieran otras clases de tiro además del tiro policial, carecería de sentido tal clasificación. Más aún, toda clasificación exige que exista una diferencia entre una y otra clase. Por lo tanto, en este caso el tiro policial ha de ser diferente del tiro militar, lo cual es razonable siendo el criterio de clasificación el ámbito profesional de empleo de las armas, es decir, el tiro policial sería el empleo de las armas realizado por un policía y el tiro militar el realizado por un militar. Ahora bien, ¿qué utilidad puede tener tal clasificación?

En realidad, parece que al hablar de tiro policial se pretende establecer una clase genérica de tiro propia del ámbito policial y caracterizada por disponer de tácticas, técnicas y procedimientos (TTPs) específicos. Del mismo modo, para que exista tal clasificación, habría que distinguir otras clases de tiro propias de otros ámbitos, cada una de las cuales también dispondría de TTPs específicos. Entonces, tal clasificación sólo existiría si todas esas TTPs específicos propios de cada clase de tiro fueran diferentes entre sí. Sin embargo, la realidad es bien distinta y prácticamente en todos los ámbitos se emplean las mismas TTPs de tiro.

Las técnicas, es decir, las herramientas (empuñe del arma, posiciones/posturas de tiro, fuego en movimiento, presión sobre el disparador, puntería, etc…), son las mismas para todos, ¿o acaso un policía, un militar o un escolta empuñan su arma de forma diferente?

En cuanto a las tácticas, es decir, las diferentes formas de combinar las técnicas para lograr un objetivo, éstas no dependen del ámbito profesional sino de la situación táctica a la que se enfrente el individuo, ¿o acaso un policía, un militar o un escolta no pueden utilizar la misma táctica para abordar una situación en la que han de batir dos amenazas que se les aproximan con la clara intención de apuñalarles?

Por otra parte, los procedimientos, es decir, los diferentes pasos a seguir para hacer algo, tampoco dependen del ámbito profesional sino de aquello que se vaya a realizar, ¿o acaso un policía, un militar o un escolta no pueden seguir el mismo procedimiento para comprobar la recámara de su arma?

Por todo lo anteriormente expuesto, no parece lógico hablar de tiro policial ni tienen mucho sentido clases de tiro tales como tiro militar, tiro de escolta, etc… Parece más correcto establecer una clasificación del tiro con armas de fuego atendiendo a la finalidad de las TTPs empleados. De esta forma, considero que una clasificación clara y sencilla consiste en establecer únicamente dos clases de tiro: el tiro táctico y el tiro deportivo.

El tiro táctico comprendería aquellas TTPs enfocados a su uso en situaciones tácticas, es decir, en combate al fin y al cabo, por lo que también podríamos denominarlo tiro de combate, aunque esta denominación puede considerarse tabú en la sociedad actual por las connotaciones belicosas que entraña el término combate. Por tanto, en esta clase de tiro no existen unas reglas determinadas y lo aleatorio está muy presente, tal y como así sucede en la vida real, y todas las TTPs se desarrollan ajustándose a la realidad de un enfrentamiento, de un combate, o de una situación táctica. Asimismo, el tiro táctico es independiente del ámbito profesional, es decir, es válido para el policía, el militar, el escolta, el vigilante de seguridad, el civil, etc…

En contraposición, el tiro deportivo comprendería aquellas TTPs enfocados a su uso en competiciones deportivas, donde prácticamente todo responde a unas reglas y no existen situaciones tácticas, combates o enfrentamientos sino ejercicios, que aún tratando de emular la realidad siempre están condicionados por unas normas y supervisados por alguien que vela por el cumplimiento de las normas de la competición y las precauciones de seguridad oportunas. El tiro deportivo también es independiente del ámbito profesional del que lo practica.

No obstante, en alguna ocasión el tiro táctico se servirá del tiro deportivo y adoptará ciertas TTPs del mismo que serán adaptadas según sea preciso para su empleo en una situación táctica.

Por ejemplo, en el caso de posiciones/posturas de tiro, en tiro deportivo la posición de tendido exige no apoyar el cargador en el suelo, sin embargo, en tiro táctico resulta recomendable hacerlo así si ello supone un beneficio para el tirador, ya que al enfrentarse a una situación táctica no habrá un árbitro que supervise tal cosa.

Otras clases de tiro de las que se escucha hablar con cierta frecuencia son el tiro reactivo y el tiro defensivo (o de defensa), cada uno de los cuales constituye la única opción de sendas clasificaciones diferentes del tiro con armas de fuego que atienden al carácter o finalidad de las TTPs empleados. Por un lado, el tiro reactivo se refiere exclusivamente a TTPs fruto de la reacción del individuo ante una amenaza y, por otro lado, el tiro defensivo abarca aquellas TTPs cuya finalidad es la defensa del individuo ante una amenaza.

Es evidente que toda clasificación tiene utilidad cuando de la misma se derivan varias clases diferentes, siendo absurdo y nada práctico que el resultado sea una única clase. En el caso de la clasificación por la que se define el tiro reactivo, es lógico suponer que además existiría el tiro activo, el tiro proactivo o el tiro pasivo, así como en el caso de la clasificación que define el tiro defensivo también existiría el tiro ofensivo o el tiro neutral. Sin embargo, éste no es el caso porque en realidad no se trata de clases sino más bien de cualidades de algunas de las TTPs empleados en el tiro táctico. Efectivamente existen ciertas TTPs de carácter reactivo o defensivo pero ello no justifica hablar de tiro reactivo o tiro defensivo, sino que se trataría del mismo tiro táctico del que se ha hablado anteriormente, en el cual podemos encontrarnos con TTPs de carácter reactivo, activo, proactivo, ofensivo, defensivo, etc…, es decir, la situación táctica determinará el carácter de las TTPs a utilizar. Además, reactivo y defensivo guardan una relación entre sí tan estrecha que prácticamente podrían considerarse sinónimos.

También podemos encontrarnos otra posible clasificación que atiende al nivel o grado de eficacia o rendimiento del tirador en la ejecución de las TTPs empleados. No obstante, esta clasificación se aplica normalmente al tiro táctico y pretende establecer una progresión en el adiestramiento en virtud de la dificultad y la dependencia entre sí de las TTPs a ejecutar. Por ejemplo, no se puede ejecutar una TTP con munición real si previamente no se han aprendido las TTPs relativos a la manipulación del arma y a la seguridad con las armas.

Es importante destacar que jamás se ha de utilizar una clasificación para limitar el nivel de ejecución a alcanzar por el tirador, sino que éste ha de ser siempre el máximo posible sólo condicionado por las circunstancias (disponibilidad de medios, capacidad del tirador, etc…). Resulta imperdonable establecer una norma por la que se restrinja el nivel de adiestramiento a alcanzar por un individuo en virtud de los cometidos que éste desempeñe habitualmente, ya que todo el personal tiene el mismo derecho a recibir un adiestramiento en calidad y cantidad suficiente. Por ejemplo, que una persona ocupe habitualmente un puesto de oficina no implica que ésta haya de recibir adiestramiento sólo hasta el nivel en el que el tirador bate un único blanco desde una posición estática, sino que ha de continuar progresando por cada nivel hasta “conocer” prácticamente todas las TTPs (recarga táctica, resolución de interrupciones, blancos múltiples, fuego en movimiento, empleo de una cubierta o parapeto, …). Conocer unas TTPs no supone dominarlas, sino que el dominio vendrá condicionado por la práctica habitual y ésta a su vez dependerá de las circunstancias, ya que no todo el personal dispondrá de las mismas oportunidades para adiestrarse. Aquí juega un papel importante el puesto o los cometidos específicos de una persona, de modo que las oportunidades para adiestrarse serán mayores en el caso de un puesto en un equipo operativo que en el caso de un puesto en una oficina.

Tomemos como ejemplo el adiestramiento de un piloto de aeronaves. Para recibir la habilitación como piloto de una determinada aeronave es necesario realizar un adiestramiento que implica tanto horas teóricas como horas de simulador y de vuelo en las que el piloto aprende múltiples TTPs. Tanto un piloto privado como uno comercial o uno de transporte de pasajeros aprenderán TTPs tales como despegue, aterrizaje, aproximación, procedimientos de emergencia en vuelo, etc… La diferencia radica en que a un piloto de transporte de pasajeros se le exigen muchas más horas de simulador y de vuelo que a un piloto privado, pero ambos conocen los procedimientos de seguridad en vuelo. No por ser piloto privado va a dejar de conocer uno un procedimiento de seguridad en vuelo en el caso de un fallo en el motor, aunque posiblemente no lo practique con tanta frecuencia como un piloto de transporte de pasajeros.

No quisiera terminar sin antes hacer referencia a la lengua anglosajona, especialmente a la terminología empleada en los Estados Unidos. Considero que una buena forma de valorar la corrección de determinados términos profesionales consiste en estudiar sus homólogos estadounidenses, por disponer este país de la mayor comunidad profesional del mundo. De esta forma, podemos observar que términos como police shooting, defensive shooting o reactive shooting (homólogos de tiro policial, tiro defensivo y tiro reactivo), aunque existen, no son utilizados con demasiada frecuencia entre los profesionales. Es más, los maestros que se dedican a la enseñanza del tiro táctico suelen hablar más de tiro táctico o tiro “a secas” seguido del arma de fuego utilizada (fusil, pistola, escopeta) y en un mismo curso se dan cita tanto civiles (de cualquier profesión) como policías, militares, escoltas, contratistas, vigilantes, etc…, todos salvo delincuentes.

En resumen, en mi humilde opinión la clases de tiro con armas de fuego se limitan fundamentalmente al tiro táctico (con fusil, con pistola, con escopeta) y al tiro deportivo (con fusil, con pistola, con escopeta, etc…; IPSC, IDPA, duelo, precisión, etc…).

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarme a un café pulsando aquí. Gracias.

Si te ha gustado el artículo puedes invitarme a un café. Gracias

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Conceptos y definiciones. Guarda el enlace permanente.

Inicio Foros Combate con armas de fuego [gunfighting]. Clasificación del tiro con armas de fuego: tiro táctico y tiro deportivo.

Este debate contiene 30 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Antonio M. de Soto hace 1 semana.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 30)
  • Autor
    Publicaciones
  • #16139

    Antonio M. de Soto

    No tengo palabras para definir la calidad de este magnífico documento, está todo dicho de manera sencilla y fluida, solo puede ser fruto de un gran profesional y comunicador. Recomiendo la lectura 100%

    #16140

    Nasmnm

    Ok. muy buen artículo, congenio completamente con lo expresado. Estoy cansado de que nos vendan la moto dando calificativos al tiro táctico según a que colectivo se dirijan, con el fin de vender unas TTP’s o un curso. Un saludo

    #16141

    Jorge Tierno Rey

    Te agradezco sinceramente tus amables palabras y espero que este documento sirva para abrir un debate al respecto en el que sólo tengan cabida los buenos argumentos y no las meras preferencias personales de cada uno. No pretendo sentar cátedra en modo alguno pero creo que hay argumentos suficientes como para que “tiro táctico” sea el término conceptual de referencia al hablar del empleo de las armas de fuego para hacer frente a una determinada situación táctica. A falta de argumentos convincentes en contra me quedo con tiro táctico, o tiro “a secas”, y no voy a dejarme convencer por nadie que no pueda enunciar una justificación suficiente para continuar hablando de tiro policial, tiro de escolta, etc… Cada uno que saque sus propias conclusiones y evite asumir “palabra de X EMINENCIA, te alabamos Señor”. Por muy eminencia que sea una persona nada ha de convencernos más que sus argumentos, sin ellos sus palabras carecen de valor didáctico.
    En fin, no sé si los argumentos expuestos en este artículo convencen a todo el mundo pero sí espero que les animen a cuestionarse y debatir este tema buscando argumentos convincentes para sostener una u otra postura y que compartan esa información con los lectores de este Blog.

    #16142

    Jorge Tierno Rey

    Gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado el artículo. Desgraciadamente tienes razón, habitualmente “se venden muchas motos” sin argumentos válidos. Espero que este Blog sirva para cambiar las tornas y que afloren argumentos debidamente justificados para defender una u otra postura.

    #16143

    Tiger McKee

    I do not speak Spanish, and have read a translation of Jorge Tierno Rey’s article, and had these thoughts.

    When it comes to firearms there are three types of applications: for hunting food, for use in shooting sports, and fighting against a threat. In his article, “Classification of firearms shooting: tactical shooting and sport shooting,” Jorge Tierno Rey points out that the techniques for fighting with a firearm are the same regardless of who you are. I also agree that it is a mistake to create a multitude of categories according to who is shooting the firearm. The techniques for shooting accurately, manipulating the weapon to reload or clear malfunctions, and properly use cover, all while moving and possibly facing multiple threats in a low-light environment are the same for everyone. We teach home-owners who have weapons for self defense, law enforcement officers, military and armed professionals all the same techniques, which are the fundamental skills required to fight with the weapon. No matter who you are, when in a fight working to defeat your threat the fundamentals being applied all the same.
    The difference is in the tactics required, or what order the fundamentals are applied. A home-owner is best to avoid and retreat from potential trouble. The armed professional may be required to address, advance and defeat the threat. But the skills are the same. We shouldn’t define shooting skills based who is using the weapon, but instead focus on the tactics as dictated by who we are and the intended use of the firearm.

    Tiger McKee
    Shootrite Firearms Academy
    http://www.shootrite.org

    #16144

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Tiger, thank you so much for your comment.
    It seem it was classified automatically as spam till I realize about it.

    #16145

    Armando

    Esta vendida de moto quien se la traga.

    #16146

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Tiger McKee es el director de la escuela de tiro con armas de fuego “Shootrite Firearms Academy” (www.shootrite.org), situada al norte del estado de Alabama, en EE.UU. Además es el autor del libro “The Book of Two Guns”, que dispone de una edición electrónica en español con el título “El Libro de Dos Armas”, y forma parte del equipo de autores en varias publicaciones tácticas y sobre armas de fuego. Asimismo es instructor adjunto para el FBI y el diseñador del fusil de asalto “Katana”, fabricado por Red Jacket Firearms.

    Tras la publicación del artículo “Clasificación del tiro con armas de fuego: tiro táctico y tiro deportivo” yo mismo le envié al Sr. McKee un email con la traducción al inglés de la parte del artículo comprendida entre los párrafos siguientes, de forma que este prestigioso maestro pudiera manifestar su opinión al respecto:
    

    “Tiro policial, tiro reactivo, tiro defensivo, tiro de combate, tiro deportivo, tiro de instrucción, tiro táctico, etc…., ¿realmente existen tantas clases de tiro con armas de
    fuego? En mi opinión, ni existen tantas clases de tiro, ni se puede establecer una clasificación atendiendo a condiciones o cualidades del tiro que no permiten diferenciar
    claramente más de una clase de tiro, ni resulta práctico establecer clasificaciones que en lugar de aportar algún beneficio sólo distorsionan y confunden.

    […]

    Por ejemplo, en el caso de posiciones/posturas de tiro, en tiro deportivo la posición de tendido exige no apoyar el cargador en el suelo, sin embargo, en tiro táctico resulta recomendable hacerlo así si ello supone un beneficio para el tirador, ya que al enfrentarse a una situación táctica no habrá un árbitro que supervise tal cosa.”

    A continuación reproduzco la traducción del comentario que Tiger ha introducido aquí.
    
    “No hablo español y he leído una traducción del artículo de Jorge Tierno Rey y tuve estos pensamientos.
    

    Cuando se habla de armas de fuego existen tres tipos de aplicaciones: caza, tiro deportivo y combate contra una amenaza. En su artículo “Clasificación del tiro con armas de fuego: tiro táctico y tiro deportivo” Jorge Tierno Rey señala que las técnicas para combatir con un arma de fuego son las mismas independientemente de quién seas. Yo también estoy de acuerdo en que es un error crear una multitud de categorías en función de quién dispare el arma. Las técnicas para disparar con precisión, manipular el arma durante las recargas y la resolución de interrupciones y el empleo correcto de una cubierta/parapeto, todo ello mientras nos movemos y posiblemente nos enfrentamos a múltiples amenazas en un entorno de poca luz, son las mismas para todos. Nosotros enseñamos tanto a ciudadanos que tienen armas para defenderse como a policías, militares y otros profesionales armados las mismas técnicas, las cuales constituyen las técnicas básicas necesarias para combatir con un arma.
    Cuando te encuentres en un combate luchando para vencer a tu amenaza no importa quién seas, los principios básicos a aplicar son los mismos. La diferencia radica en la táctica necesaria o en el orden de aplicación de los principios básicos. En el caso de un ciudadano es preferible que evite y retroceda frente a un problema potencial. Sin embargo, el profesional armado puede que sea requerido para abordar, avanzar y derrotar la amenaza. Pero las técnicas son las mismas. No deberíamos definir técnicas de tiro basándonos en quién usa el arma, sino centrarnos en la táctica a emplear según quién seamos y el uso que pretendamos darle al arma de fuego.

    Tiger McKee, Shootrite Firearms Academy, www.shootrite.org”
    
    #16147

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Si alguien quiere averiguar algo más acerca de Tiger McKee sólo tiene que utilizar la función de búsqueda que proporciona Google.

    #16148

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    No se trata de vender una moto. Se trata de una exposición de algunos argumentos particulares, compartidos por algunos y no compartidos por otros, sobre este asunto. Sería muy interesante y de agradecer que comentaras tu punto de vista. Seguramente tengas argumentos fundados con los que podrás convencerme.

    No obstante, estimado Armando, en respuesta a lo que parece una pregunta sobre quién avala el punto de vista descrito en este artículo, son varias las personas que han manifestado estar de acuerdo. Entre esas personas se encuentran incluso dos grandes maestros cuya dedicación exclusiva es formar en el combate con armas de fuego tanto a policías como militares como ciudadanos estándar de cualquier profesión.
    Ello no implica que entonces estos conceptos se conviertan en dogma de fe, simplemente están de acuerdo, como se puede estar en desacuerdo. Aunque el prestigio, la reputación y la maestría de estas dos personas en concreto convierte sus opiniones en un referente a tener en cuenta.
    Sinceramente, me encantaría escuchar tus argumentos.

    #16149

    antoniomdesoto

    Perdón, no entiendo el comentario de Armando.
    Gracias.

    #16150

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Lo mismo que le envié a Tiger McKee por email se lo envié a Pat Rogers y me ha autorizado a citar sus siguientes palabras aquí.

    “Brother!
    That is an excellent article.
    Your translation looks GTG [Good To Go], and I agree with your concepts.
    
    [...]
    
    Thank you so much for sending this!
    
    S/F
    
    Pat sends”
    
    “¡Hermano!
    Es un artículo excelente.
    Tu traducción parece buena y estoy de acuerdo con tus conceptos.
    
    [...]
    
    ¡Muchísimas gracias por enviármelo!
    
    S/F [Semper Fidelis]
    
    Pat lo envia”
    
    Pat Rogers es Oficial Warrant en Jefe [Chief Warrant Officer] Retirado del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE.UU. y Sargento Retirado del Departamento de Policía de Nueva York. Pat es el propietario de “E.A.G. Tactical Inc.” (www.eagtactical.com), entidad que proporciona servicios de formación en combate con armas de fuego tanto a organismos gubernamentales como a ciudadanos privados.
    
    #16151

    Arturo Mariscal “nube negra”

    Llego a este blog a través de un buen amigo y me agrada bastante ver que en este país también disponemos de buenos profesionales dedicados a mantener actualizados e informados al resto. Mis felicitaciones.
    Tras leer y realizar una serie de anotaciones (como acostumbro cuando voy a opinar) me doy cuenta de que coincidimos en esa clasificación suya: tiro deportivo y táctico, aunque a lo mejor a este último se le podrían dar otros nombres más apropiados.
    Bajo mi punto de vista y humilde opinión, creo acertado establecer esas dos separaciones que contengan modalidades o tipos de tiro relacionados, asociados, asimilados, etc., de acuerdo a características más o menos comunes en ellos. Según esto, en el tiro táctico contemplaremos variantes como el policial, de combate, defensivo, y poco más; en el deportivo agruparía modalidades olimpicas y el de instrucción.
    A mi parecer, entiendo que las diferentes separaciones de las modalidades del tiro táctico se deberían hacer en base al tipo de armas empleadas, las distancias de disparo, las modalidades de disparo, etc. Como muy bien dice, es acertada la nomenclatura USA de referirse al tiro simplemente y ponerle el apellido que corresponda según el arma a emplear. Igualmente, esta separación de modalidades también ocurrirá en el tiro deportivo: olímpico (plato, precisión, avancarga, etc.) o instrucción, ya que la práctica de estos tiros se basa en la realización de ejercicios regulados por unas normas y arbitrados.
    El considerar la posibilidad de clasificar el entorno táctico dependiendo al nivel de adiestramiento del tirador no me gusta por lo mismo que expone usted, ya que se debe busca el máximo rendimiento y adiestramiento del tirador, maximizar la destreza y ser capaz de superar obstáculos sin ayuda.
    Al respecto de esto último entiendo que, efectivamente, se deben considerar esas TTP’s dándoles la importancia adecuada durante el adiestramiento dependiendo del tiro que se esté realizando. Por supuesto, sin olvidar la relación necesaria que debe existir entre ambos tipos de tiro ya que la práctica del tiro táctico se basa muchas veces en la teoría del tiro deportivo: posiciones, consideraciones básicas de seguridad o de manipulación, etc. Recordemos su comentario del apoyo del cargador para resolver una situación táctica de un tiro a larga distancia tendido o de pié, en el cual necesitamos esa estabilidad extra que nos da ese apoyo (estabilidad = precisión).
    A mi parecer, las TÉCNICAS son los modos o las formas (mejor que herramientas, como expone usted): empuñar, tecnicas de tiro, técnicas de puntería, posiciones, etc. Y entiendo que deberían tener más peso en el tiro táctico que en el deportivo.
    Las TÁCTICAS, para mí, obviamente son los métodos a seguir para obtener un objetivo basándome en esas técnicas. Pienso que quizás aquí se debría inclinar ligeramente la balanza a favor de el entorno deportivo, ¿un 60/40 para deportivo/táctico?
    Los PROCEDIMIENTOS los veo como las diferentes acciones a seguir para hacer algo, que debe estar equilibrado en ambos tipos de tiro. Hablo de las manipulaciones básicas del armamento, normas de seguridad, etc.
    Para finalizar, decir que entiendo o afirmo que ambos tipos de tiro están relacionados ya que el uno se apoya en el otro, en sus particularidades y variedades.
    Vigilad y cuidaros donde os halléis. Un saludo.

    #16152

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Arturo, te agradezco sinceramente tus amables palabras y tu comentario y opinión. Espero que realmente este Blog te aporte información útil e interesante, esa es la voluntad y el ánimo, al fin y al cabo.

    #16153

    Arturo Mariscal “Nube Negra”

    Y, después de releer una vez más las opiniones de Tiger McKee tras su consulta, creo que es justo puntualizar dos cosas:

    1º) que personalmente englobaría el tiro de caza dentro del deportivo como una modalidad, aunque puede perfectamente existir de modo independiente debido a sus características de acecho, puntería rápida, etc.

    2º) que al respecto de las opiniones de la aeitp (que también me he leído), en la actualidad el combate militar de verdad, diferente del que se suele practicar en los ejercicios (campo abierto), se realiza casi siempre en entornos urbanos. Me explico. Efectivamente en Afganistán los encuentros son del tipo emboscada (dejando aparte el tema IED’s), con contactos a cierta distancia. Si vemos y analizamos otros conflictos como Irak, Israel, Chechenia, Bosnia, etc., encontramos que las acciones son a muy corta distancia. Hablamos del CQB-CQC. Entonces, ¿no sería justo considerar que el combate moderno se asemeja a las acciones policiales desempeñadas por un GEO o un GC en un edificio, banco, etc? Hablamos de técnicas similares, medios similares, etc., por no decir que son casi los mismos.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 30)

Debes estar registrado para responder a este debate.