Tiro con pistola a 100 y 200 m, ¿es posible?

Impactos y blancos de tiro¡No salgo de mi asombro! A pesar de mi manifiesta inutilidad permanente para el tiro, parece que no es tan difícil darle a un blanco, bien grande, a 100 y 200 metros de distancia, con pistola. La idea de intentarlo en alguna ocasión me venía rondando la cabeza desde hace años, pero nunca me había aventurado más allá de la línea de 50 metros por pura incompetencia. Así que, cuando los astros se alinearon durante la mañana un 10 de marzo de 2015, martes, aproveché la oportunidad de una visita al campo de tiro de 200 metros para intentarlo.

He de reconocer que algo, o más bien mucho, que ver ha tenido John «Shrek» McPhee, que solo unos días antes (2 de marzo) había colgado en su perfil de facebook Sheriff of Baghdad el vídeo siguiente, en el que, aunque no se vé el blanco, no me cabe la menor duda que es cierto que a 100 yardas (91 metros) impacta a la primera disparando su pistola G17.

Después de ver ese vídeo, un compañero de la GC (un figura en eso del tiro) se lanzó a probar suerte y no contento con comentarme que lo había conseguido me envió un vídeo que así lo acreditaba. Así que tenía que probar yo también. Me picaba la curiosidad por saber si sería capaz de darle a un blanco a 100 y 200 metros con mi G17 Gen4 con cañón IGB y elementos de puntería TruGlo TFO (algún día conseguiré apretar el punto de mira y que deje de bailar).

El caso es que ya en su momento Kyle Defoor nos demostró la importancia y sencillez del tiro a distancia con pistola y Pat Rogers nos explicó aquello del del mito de la distancia media de enfrentamiento. Tenía que probar hasta dónde era capaz de llegar, aunque solo fuera por hacer la gracia. Además, teniendo en cuenta que disparar a distancia puede resultar imprescindible, porque la amenaza puede surgir a tanta distancia como le plazca, no resulta tan descabellado apartarse de la clásica distancia de «no me separo más de 5 metros del blanco que no le doy», y es que «a 5 metros del blanco todos somos snipers». No obstante, no niego que irse a 100 o 200 metros es un tanto exagerado y bien vale con entrenar hasta los 50 metros.

Realmente lo que permiten las distancias tan largas como 100 o 200 metros es apreciar errores muy fácilmente, por pequeños que sean, porque cualquier ligera desviación angular en la boca de fuego supone unos cuantos centímetros de desvío sobre el blanco. De este modo, un error angular de tan solo 6 centésimas de grado supone un desvío sobre el blanco de 0,5 cm. a 5 m, 1 cm a 10 m, 2,5 cm a 25 m, 5 cm a 50 m, 10 cm a 100 m y 20 cm a 200 m, lo que viene siendo una relación directamente proporcional entre desvío y distancia.

En mi caso, los resultados no fueron demasiado buenos, ya que muchos disparos acabaron no ya fuera del blanco (60x42cm), sino fuera del soporte (120x60cm). Aún así, puedo decir que algún que otro impacto entró en el blanco. A 200 m se me hacía difícil apuntar bien porque el punto de mira ya cubría todo el blanco y su soporte.

Realmente hacer impactos a cualquier distancia no tiene mucha ciencia ni resulta nada avanzado. Se trata sencillamente de aplicar, de forma cuanto más exquisita mejor, los principios básicos del tiro (posición/postura, empuñe, puntería, control del disparador), muy especialmente el control del disparador y la puntería.

Por mi parte, esta fue la primera vez en mi vida que probaba a 100 y 200 m con pistola. Todo fue sin calentamiento previo, es decir, en esa visita al campo de tiro solo disparé una secuencia de 25 disparos en total a 200 m (195 m para ser más exactos) y 22 disparos en total a 100 m (95 m para ser más exactos), todos seguidos para cada distancia, cambiando de cargador cada 5 disparos. Además, las últimas dos sesiones de entrenamiento previas habían sido una el 8 de febrero y otra el 5 de marzo de 2015. Lo que sí llevaba acumulados eran 701 minutos de tiro en seco como parte de mi desafío para 2015, que finalmente no conseguí.

Los disparos fueron realizados todos de pie, con casco blindado tipo ACH, protección auditiva y ocular ─obviamente─, portaplacas STT (modelo fabricado por FirstSpear en exclusiva para SKD Tactical) con unas placas que suman unos 9 kg de peso, cinturón VTAC Brokos con portacargadores y funda pistolera Safariland 6304, pero esta vez sin guantes. La idea era disparar en cierto modo con la incomodidad del equipo típico.

Y aquí están los resultados (pincha sobre cada foto para ampliar), que demuestran que un zoquete le puede dar a un blanco a 100 y a 200 metros.

25 disparos a 195 m.

9 impactos en el soporte de 120x60cm.

6 impactos en el papel de 60x42cm.

Tiro a 195 m. 101054A MAR15

22 disparos a 95 m.

18 impactos en el soporte de 120x60cm.

14 impactos en el papel de 60x42cm.

Tiro a 95 m. 101230A MAR15

.