Prueba NO superada: ¡volveré a intentarlo este año! El desafío para el 2015 se ha quedado en 2366 y no llega a los 3650 minutos de tiro en seco.

SIRT Training Pistol para la práctica del tiro en seco«El tiro en seco es lo que muchos recomiendan pero pocos practican«. En el entrenamiento para el tiro deportivo o para el combate con armas de fuego pocas cosas son tan ciertas como eso.

A principios de 2015, año ya pasado, me proponía (y te proponía) un sencillo reto: 3650 minutos de tiro en seco, repartidos a lo largo de todo el año. Yo al menos no he superado el reto, pero este año 2016 me lo he vuelvo a plantear y ya he empezado.

Secuencia de extracción, posición/postura y empuñe del arma. Obsérvese el detalle de que el dedo sólo va al disparador una vez los elementos de puntería están a la altura de los ojosFinalmente el año pasado me quedé en 2366 minutos a lo largo de 105 sesiones de entrenamiento para llegar a un total de más de 10.500 repeticiones, con una media de 22 minutos por sesión y un total de más de 100 repeticiones por sesión. La sesión media de tiro en seco incluía más de 30 repeticiones (3.150 al año) de extracción de la funda, disparo y reseteo del disparador, 18 repeticiones (1.890 al año) de extracción de la funda y tiro con mano fuerte, otras 3 (315 al año) de extracción de la funda con mano menos fuerte y 18 (1.850 al año) de tiro con mano menos fuerte, 10 (1.050 al año) de recarga rápida y 10 (1.050 al año) de resolución de interrupciones de tipo I y II, todo ello con pistola. Además con fusil cada sesión incluía 10 repeticiones (1.050 al año) de apuntar, disparo y reseteo del disparador, 10 (1.050 al año) de recarga rápida, 10 (1.050 al año) de resolución de interrupciones de tipo I y II y 10 (1.050 al año) de transición de fusil a pistola.

Secuencia de empuñe a dos manos con “pulgares paralelos”Lo que he aprendido con todo esto ha sido que resulta imprescindible dedicarle tiempo al tiro en seco y ser consistente en las sesiones de entrenamiento. No he dejado de ser un tirador mediocre pero peor habría sido si no le hubiera dedicado algo de tiempo a todo esto. Al menos así también evito caer en la máxima con la que empezaba este artículo: «El tiro en seco es lo que muchos recomiendan pero pocos practican«. Ahora puedo recomendar el tiro en seco con conocimiento de causa y siendo de los que lo practican. ¿Y tú?

¿Entonces qué? ¿aceptas el desafío? ¿vas a intentarlo?