Cómo entrenar el tiro en seco: en busca de una rutina o escapando de una rutina.

Subscribe

No voy a insistir en lo mismo, porque ya hemos hablado en otras ocasiones del «tiro en seco» y explicado su importancia. Simplemente, si hay algo en lo que estamos todos de acuerdo, junto con los que saben verdaderamente de esto, es que el tiro en seco es fundamental para aprender y mejorar TTPs. ¿Pero cómo se hace? ¿tengo que seguir una rutina o precisamente escapar de la rutina?

Por supuesto, lo primero que has de saber cuando pretendas realizar tiro en seco es que las normas de seguridad son las mismas que si fueras a realizar fuego real. ¡No hay excusas! Prepárate a conciencia, elige bien el lugar donde vayas a practicar y compruébalo todo setenta veces siete para garantizar al 99% que todo irá bien y «en seco». Recuerda todo lo relativo  a normas de seguridad en el tiro en seco.

Cualquiera te puede hablar de las ventajas del tiro en seco y las múltiples formas de practicarlo. Puedes encontrar de todo, tanto textos como vídeos sobre ello. Por ejemplo, un libro dedicado completamente a ello es The Dry Fire Primer, de Annette Evans. Creo que es único en su especie y se pueden sacar muchas ideas prácticas que trasladar al entrenamiento de cada uno. Otro profesional que habla largo y tendido sobre el tiro en seco es el «gran» Dave Harrington, en Make Ready with Dave Harrington: Dynamic Dry Fire Training, de Panteao Productions. Pero estos son solo algunos ejemplos.

La idea que se esconde tras el tiro en seco no es otra que la «mielinización» ─o la mal llamada «memoria muscular»─. No me hagas mucho caso en cuanto a terminología, pero eso de la mielinización viene a ser algo así como generar una serie de patrones neuronales y fortalecer las conexiones nerviosas con los músculos que estos implican, para que los movimientos salgan más fluidos y rápidos. A base de buenas repeticiones, más que solo muchas repeticiones (calidad más que cantidad), se generan esos patrones neuronales y se fortalecen las conexiones nerviosas. Ello también contribuye a lograr la deseada «automaticidad», de forma que los movimientos que comprende una técnica puedan realizarse sin intervención consciente, de una forma subconsciente, o inconsciente (no sé si esa sería la palabra correcta; me refiero a hacerlo sin pensar, de forma automática). Vamos, que el tiro en seco viene muy bien y por eso lo practican y recomiendan los que saben del tema.

Dicho esto, la cuestión es cómo cómo entrenar el tiro en seco. Hay muchas fórmulas, ninguna mágica, e incluso herramientas que permiten sacarle aún más provecho ─como el sensor MantisX─. La clave radica en practicar asiduamente, más que en seguir una ─o ninguna─ rutina. Por mi parte, he de confesar que últimamente el tiro en seco lo tengo en dique seco, valga la redundancia, aunque hubo una época en la que le presté más atención (pero fracasé y tengo pendiente volver a intentarlo). Eso no quiere decir que lo tenga olvidado, sino que está latente a la espera de retomarlo.

En 2015 dediqué 39 horas y 26 minutos al tiro en seco, a lo largo de 105 sesiones de entrenamiento, con un total de más de 10.500 repeticiones, una media de 22 minutos por sesión y más de 100 repeticiones por sesión. La sesión media de tiro en seco incluía más de 30 repeticiones (3.150 al año) de extracción de la funda, disparo y reseteo del disparador, 18 repeticiones (1.890 al año) de extracción de la funda y tiro con mano fuerte, otras 3 (315 al año) de extracción de la funda con mano menos fuerte y 18 (1.850 al año) de tiro con mano menos fuerte, 10 (1.050 al año) de recarga rápida y 10 (1.050 al año) de resolución de interrupciones de tipo I y II, todo ello con pistola. Además con fusil cada sesión incluía 10 repeticiones (1.050 al año) de apuntar, disparo y reseteo del disparador, 10 (1.050 al año) de recarga rápida, 10 (1.050 al año) de resolución de interrupciones de tipo I y II y 10 (1.050 al año) de transición de fusil a pistola. adf

Alguien me preguntó por la rutina de entrenamiento en seco que seguía. La verdad es que no tiene ninguna Ciencia. Cualquiera puede elaborar su propia rutina o sencillamente no seguir rutina alguna. Yo no tengo ningún objetivo y no me preparo para ninguna compatición en concreto, así que me conformo con intentar mejorar en conjunto.

Si vas a empezar, tienes que hacerlo pasito a pasito para no saturarte. Plantéate sesiones cortas asiduamente, digamos día sí, día no. En cada sesión incluye pocos movimientos, por ejemplo: día 1, posición/postura; día 2, descanso; día 3, posición/postura, empuñe; día 4, descanso; día 5, posición/postura, empuñe, puntería (busca alguna referencia que puedas utilizar); día 6, descanso; día 7, posición/postura, empuñe, puntería, control del disparador; etc. Empieza con una sola cosa y vete añadiendo cosas poco a poco. Una vez lo tengas pillado, ya puedes añadir el desenfunde. Y a partir de ahí vas añadiendo.

Luego vendrá, igual que con el entrenamiento físico, el dividir tu entrenamiento de tiro en seco según objetivos. Puedes dedicar una sesión periódicamente al fuego en movimiento, por ejemplo, o al trabajo con linterna. Últimamente en la rutina que llevaba empezaba cada vez mirando hacia otra parte: hacia delante, hacia la derecha, hacia la izquierda, hacia atrás (con media vuelta por la derecha y después con media vuelta por la izquierda) y vuelta a empezar, así también se practican los cambios de dirección y no está siempre el blanco delante.

Si algún día se alinean los astros me grabo en vídeo y lo cuelgo por si a alguien le sirve de algo o le da alguna idea. Mientras tanto échale un ojo a CoolFire Trainer, un accesorio que espero tener más pronto que tarde para darle más realismo al tiro en seco y que sea semiseco. Aquí tienes un vídeo en el que Eric Fuson explica uno de sus entrenamientos con este artilugio, que no hace otras cosa que darle retroceso al arma y que sea semiautomática en seco, nada más y nada menos.

Luego vendría la opción de añadirle un láser, mejor no visible IR. Después añadir una cámara conectada a un ordenador con su programa correspondiente (iDryfire o Laser Ammo), y ya tenemos un simulador en casa sin gastarnos demasiado dinero. Seguirá siendo tiro en seco, pero con cierto aliciente.

Si quieres apoyar la existencia de este blog, puedes donar uno o varios euros. ¡Gracias!


Si compras algo podríamos recibir una comisión por estos anuncios. A ti no te cuesta nada.


.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del blog. Regalahúmos. Experto en nada. Ninja del teclado. Sin experiencia real en combate. Autodidacta. Sin formación. Sin preparación. Siempre aprendiendo. Me encanta aprender.
Esta entrada fue publicada en Material didáctico. Guarda el enlace permanente.

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.