Mucho cuidado ahí fuera con los instructores de Combate Cercano (CQB). SoldierSystems. 8 de noviembre de 2012.

-

¡Suscríbete! ─por solo 15€ al año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

Estaba pendiente continuar con el tema de este otro artículo y es mejor no retrasarlo para no perder el hilo. Así que hoy te traemos la traducción de un artículo y algunos comentarios que se vertieron en la web SoldierSystems a raíz del accidente del que te hablamos anteriormente. Te refresco la memoria: un tipo llamado Sonny Puzikas le dispara tres veces accidental ─y muy negligentemente─ a uno de sus ayudantes durante un curso. De ahí surge el debate: ¿de qué instructores fiarse?


La formación en Combate Cercano (en inglés Close Quarters Battle o CQB) se ha convertido en la última moda del «nuevo golf». Si bien hay quien puede cuestionar que esta habilidad tenga justificación para civiles, creo que es una valiosa habilidad teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros tenemos armas para defender nuestros hogares. Usar un arma de fuego en tan «cercano» entorno requiere un nuevo conjunto de habilidades que rara vez se aprenden en el campo de tiro liso y llano. Para quienes no son militares o policías, este tipo de formación se suele conocer con otro nombre, como registro de la casa o defensa del hogar. Sin importar el nombre, los principios siguen siendo los mismos.

En este momento (8 de noviembre de 2012) muchos de vosotros ya sabéis que se produjo un disparo accidental sin muertos [pero sí un herido grave] el pasado fin de semana (3 y 4 de noviembre de 2012) durante un curso estilo combate cercano (CQB) en Texas. Empezaron a salir a la luz los detalles y el instructor dio un paso al frente y asumió su responsabilidad. No es la primera vez que pasa algo así y, desafortunadamente, no será la última. Así que me pareció una buena ocasión para señalar algunas de las cuestiones habituales con las que se encuentran los futuros alumnos de este tipo de cursos.

La principal cuestión relacionada con este tipo de formación avanzada es la necesidad de buscar formación de alguien que sepa lo que hace. A medida que la formación estilo combate cercano (CQB) va adquiriendo popularidad, se van sumando más instructores que la ofertan en su catálogo de cursos. Algunos son muy buenos y otros no tienen nada que hacer en este asunto. Una cosa que hay que preguntarle a un posible instructor es sobre su acreditación en la materia. Hay un conocido instructor por ahí que hace poco empezó a ofertar este tipo de formación después de asistir a un curso de otro instructor.

Por otra parte, no mientas sobre tu experiencia. Si no lo has hecho antes, admítelo. Una vez encuentres el instructor adecuado, escucha. Haz preguntas. Participa en las prácticas en seco. Puedes aprender mucho sobre el movimiento y los procedimientos durante las prácticas en seco. Por último, practica, practica, practica.

No importa con quién decidas formarte, presta toda la atención en todo momento y recuerda que la seguridad es responsabilidad de todos. Escucha y cumple todas las instrucciones del campo o galería. Las cuatro reglas de seguridad con las armas de fuego del Coronel Cooper son tan importantes en esto como en cualquier otra cosa. De hecho, posiblemente aquí sean aún más importantes si cabe debido a la inclusión de la «niebla de la guerra», en medio de la que el tirador tiene que enfrentarse a lo desconocido.

    1. Todas las armas están siempre cargadas.
    2. Nunca permitas que la boca de fuego cubra nada que no estés dispuesto a destruir.
    3. Mantén el dedo fuera del disparador hasta que tus elementos de puntería estén sobre el blanco.
    4. Asegúrate de tu blanco y de lo que está más allá.

Ya sea en un entorno familiar o en un edificio extraño, recuerda, lo más probable es que haya civiles. Identificar los blancos y lo que está más allá es crucial para su seguridad. Recuerda que tus disparos pueden atravesar paredes. Ten esto en cuenta tanto en el entrenamiento como en el mundo real. De acuerdo con eso, entrena en instalaciones construidas de la forma adecuada.

Si vas a recibir formación estilo Combate Cercano (CQB), busca personas que sepan lo que hacen, recuerda los principios básicos, atiende todas las instrucciones del campo o galería y no permitas que la presión suponga un peligro para ti u otros. Recuerda, «lo lento es fluido, lo fluido es rápido» [esa es la traducción más o menos literal de «slow is smooth, smooth is fast», que vendría a decir algo así como «vísteme despacio que tengo prisa»].

En esta forma avanzada de usar un arma de fuego intervienen innumerables factores. Cíñete a instructores profesionales y competentes y aprende a hacerlo bien. La formación es fundamental para el éxito, pero mucho cuidado ahí fuera [con los vendehúmos].

 

Larry Vickers comenta el 8 de noviembre de 2012 a las 20:41:

Todos los años doy cursos de defensa del hogar y registro de habitaciones para militares y policías y te puedo decir de primera mano que tienes que estar al 100% como instructor para sacar adelante sin percances un curso de este tipo.

Muchas personas que lo hacen bien en el campo de tiro liso y llano, se saturan en un escenario de registro de una casa y en cualquier momento pueden hacer cosas peligrosas.

De todos los cursos abiertos a civiles que se imparten este es el de mayor riesgo, como me ha enseñado la experiencia. Hay una razón por la que solo unas cuantas unidades selectas de las Fuerzas Armadas estadounidenses realizan operaciones de Combate Cercano (CQB) al más alto nivel, y por la que la unidad de élite del Ejército de Tierra estadounidense (Delta Force) con este cometido asignado es mundialmente conocida por un conjunto de habilidades en Combate Cercano (CQB) que no tiene parangón con ninguna otra unidad de operaciones especiales, pasada o presente.

Analiza muy cuidadosamente a cualquier instructor que enseñe esta materia en un formato de inscripción abierta a cualquiera. En resumidas cuentas, si el instructor no tiene una amplia experiencia en alguna unidad de operaciones especiales estadounidense yo no asistiría a uno de sus cursos.

La verdad es que algunas unidades aliadas de operaciones especiales podrían cumplir los requisitos en cuanto a instructores válidos, pero es muy difícil comprobar adecuadamente el perfil de un instructor extranjero, por lo que mi instinto me dice que pase de un curso impartido por un instructor extranjero.

En lo que respecta a instructores cuya acreditación es ajena a unidades de operaciones especiales estadounidenses o de la OTAN ─tales como de países del Pacto de Varsovia─, yo evitaría a esos instructores a toda costa, ya que, según mi propia experiencia, a pesar del bombo y platillo que pueda rodear a dicho instructor, sus acciones y técnicas de manejo del arma lo dicen todo sobre su auténtico grado de competencia. En otras palabras, mantente alejado pase lo que pase.

 

Mike comenta el 13 de noviembre de 2012 a las 04:07:

¡Vaya sarta de mentiras! No es más que puro proteccionismo.

*AVANCE INFORMATIVO* ¡Instructores antiguos miembros de unidades de operaciones especiales estadounidenses dicen que solo les sueltes tu dinero a instructores antiguos miembros de unidades de operaciones especiales estadounidenses!

Película a las 11.

El combate cercano (CQB) de las unidades de operaciones especiales estadounidenses no es ni mejor ni peor que el de otras muchas unidades de operaciones especiales internacionales.

Británicos, alemanes, canadienses, kiwis (neozelandeses), australianos, incluso los gabachos… todos ellos rinden igual de bien, si no mejor, que sus homólogos estadounidenses.

 

Larry Vickers comenta el 14 de noviembre de 2012 a las 04:40:

Mike, para aclararlo, por favor, haznos saber en qué te basas para afirmar que el personal de unidades de operaciones especiales aliadas rinde igual de bien o mejor como instructor que el de unidades de operaciones especiales estadounidenses. No me pongas de ejemplo a Jason Falla porque trabajó durante muchos años en Estados Unidos como instructor en Blackwater. Obviamente se trata de una excepción a la regla.

Teniendo en cuenta que el número de casas de tiro [shoot house] con fuego real que hay en Europa se puede contar con los dedos de las manos, y te sobran dedos, personalmente me encantaría acceder a tus conocimientos y experiencia sobre este tema.

Por otro lado, tanto yo como otros instructores mencionados en este hilo, estuvimos destinados en Fort Bragg*, donde en menos de 10 km a la redonda teníamos casi una docena de tales instalaciones para fuego real en las que nosotros y nuestros compañeros entrenábamos continuamente.

Me atrevería a decir que todas las unidades aliadas de operaciones especiales en Europa en conjunto no se acercan siquiera al número de casas de tiro con fuego real que hay solo en Fort Bragg. Así que si tienes más experiencia que yo en este tema, soy todo oídos.

Quedo a la espera.

*Fort Bragg es una gran base militar estadounidense en Carolina del Norte, en la que se alojan múltiples unidades entre las que se encuentra la Fuerza Delta (1st Special Forces Operational Detachment-Delta), así como el propio Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra estadounidense.

 

Jason Falla comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 15:56:

A la luz de este artículo, creo que me toca informar y garantizar lo siguiente a nuestros actuales y futuros alumnos:

Todos los instructores de Redback One cuentan con la formación oficial como instructores militares en el ámbito de las Fuerzas Armadas. Nuestros instructores acumulan más de 16 semanas de formación para instructores y desempeñaron sus cometidos como instructores en múltiples cursos en unidades de operaciones especiales. Mantenemos un alto nivel de seguridad y nos aseguramos de que nuestros cursos de formación tienen una naturaleza progresiva y que nuestros alumnos asimilan la instrucción impartida mediante la comprobación de objetivos.

Ofrecemos varios cursos al año que incluyen actividades relacionadas con Combate Cercano (CQB). Nuestro cuadro de instructores está formado por antiguos miembros de la Unidad Nacional Antiterrorista [National Counter Terrorism Unit] y fueron formados oficialmente en todos los aspectos del Combate Cercano (CQB). Nuestros instructores desplegaron en operaciones y realizaron múltiples misiones que implicaban llevar a cabo Combate Cercano (CQB).

Hemos desarrollado nuestro propio método patentado de Combate Cercano (CQB), conocido como Offensive Stronghold Clearance (OSC) [algo así como «limpieza ofensiva de una fortaleza»], que enseñamos exclusivamente a unidades militares y policiales. También hemos desarrollado nuestro propio método patentado de tácticas para Defensa del Hogar, conocido como Individual Defensive Movements Techniques (IDMT) [algo así como «técnicas de movimientos defensivos individuales»], que enseñamos a ciudadanos armados responsables en nuestros cursos de Defensa del Hogar.

El cuadro de instructores de RedBack One ha formado a miembros de las siguientes fuerzas y cuerpos de seguridad y fuerzas armadas estadounidenses, en tácticas, técnicas y procedimientos (TTPs) de Combate Cercano (CQB): Mando de Operaciones Especiales, Ejército de Tierra, Armada estadounidense, Guardia Costera, Agencias gubernamentales, Cuerpos Nacionales de Policía, Departamento de Seguridad Nacional, y muchos equipos SWAT de Policías Locales.

Si alguien tiene alguna pregunta sobre los instructores de RedBack One y su preparación, que no dude en ponerse en contacto conmigo directamente.

Jason Falla, Director de Formación, REDBACK ONE

 

Jon OPTactical comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 06:25:

En cuanto a formación en CQB: busca a alguien que no solo lo haya hecho, sino que lo haya vivido, como miembro del equipo. No es una mera mentalidad, es un dichoso estilo de vida, una forma de vida, una forma completamente diferente de mirar el mundo y saber que es la forma de ataque llevada a cabo por militares que más bajas genera. Si no lo temes a un cierto nivel no entenderás su poder. No pretendo parecer un enterado, pero uno no se levanta y simplemente decide hacer esto si no cuenta con una determinación hasta el nivel de aceptar la muerte próxima.

 

JB Gleason comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 14:45:

Hay personas distinguidas en este hilo y dudo si meterme, pero, por una vez, tengo lo que creo que es un punto de vista legítimo al respecto.

      1. Estoy totalmente de acuerdo en que esta formación es peligrosa por naturaleza y, en su momento, me alejé de esos cursos en los que tipos que no pintan nada en este entierro ponen alumnos a recorrer casas de tiro con fuego real. A lo largo de los años he tenido la mala suerte de estar presente (no implicado) en tres disparos accidentales relacionados con la formación, incluido un muerto. Esta materia no es «el nuevo golf» y alumnos e instructores tienen que tomárselo muy en serio. Si, como he leído en Internet, en este caso fue el Instructor Principal quien disparó a un Instructor Adjunto, eso me perturba aún más la mente.
      1. Dicho esto, voy a discrepar (con el debido respeto) con Larry Vickers únicamente respecto a que aquellos con experiencia en unidades de operaciones especiales sean las únicas personas cualificadas para enseñar este conjunto de habilidades. LEER EL RESTO ANTES DE ENTRAR AL TRAPO, CHICOS. En ningún momento digo que cualquier miembro a tiempo parcial de un equipo SWAT de una Policía Local esté cualificado. No lo está. PERO claro que hay unidades lo suficientemente activas y lo suficientemente capacitadas para saber lo que hacen. Hay una razón por la que los chavales de Fort Bragg (Delta) solían intercambiar impresiones con el SWAT de la Polícia de Los Angeles (LAPD) y otras unidades selectas de Policías Locales. Antes de meternos en una guerra para muchos años, esos eran los tipos que hacían entradas reales día tras día. Al principio como policía recibí formación de unidades militares de operaciones especiales y sus métodos eran problemáticos en un entorno policial. El antiguo método de entrar a saco y ocupar cada habitación no siempre era la mejor técnica en nuestras operaciones. De ninguna manera pretendo iniciar aquí una discusión de teclado, pero quería señalar que los requisitos de las unidades de operaciones especiales militares y policiales suelen diferir y tienes que tener en cuenta tu misión antes de elegir un curso. A diferencia de las unidades de operaciones especiales que trabajan en un entorno no permisivo, las operaciones policiales suelen contar con la ventaja de poder controlar el perímetro y moverse de forma mucho más conservadora. Penetración limitada, rodear y megafonía son técnicas policiales que no tienen una aplicación real en un entorno de combate. A pesar de lo divertido de entrenar como ellos, las unidades policiales tienen que darse cuenta de que no son Delta ni SEAL.

 

Larry Vickers comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 16:36:

JB Gleason, hay puntos interesantes a tener en cuenta en tu comentario. Mi experiencia me dice que un buen instructor de CQB puede adaptar los contenidos para satisfacer las necesidades y requisitos de sus alumnos. En los cursos que imparto lo hago así, porque incluso el profesional de una unidad de operaciones especiales tiene que conocer las técnicas individuales de limpieza más lentas que puede necesitar como cualquier persona para responder a un asalto a su casa en mitad de la noche.

El problema que le veo a tu argumento es que según mi experiencia un policía no cuenta con la capacidad para enseñar todos los aspectos del CQB, solo aquellos a los que se expone.

Esa es la diferencia entre entornos permisivos y no permisivos. Un policía trabaja el 99,99% del tiempo en un entorno permisivo, mientras que una unidad militar estadounidense de operaciones especiales (concretamente unidades de élite) trabaja la gran mayoría del tiempo en entornos no permisivos.

La diferencia es como la noche y el día. Es como comparar el fútbol del instituto con la primera división. Es el mismo deporte, pero ahí termina la comparación.

La pregunta es: en igualdad de condiciones para contar con ambos tipos de instructor, ¿optas por aprender de un chaval que era el pichichi de su instituto en su último año o de alguien que a lo largo de los años acumula varios campeonatos de liga en primera división?

Para mi la decisión es sencilla.

 

Jon OPTactical comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 20:46:

JB Gleason, buen comentario y puntos muy válidos. Hay un par de cosas importantes a tener en cuenta. Primero, lo que los policías pusieron sobre la mesa fue la forma de tratar con no amenazas y técnicas de cacheo. Años de experiencia tratando con personas que piensan como delincuentes es algo de lo que carecían los militares. La limpieza de habitaciones es la parte fácil para quienes lo hacen todos los días. Llevar a cabo la explotación de ese objetivo después del asalto, especialmente cuando se busca contrabando oculto, es un arte y un arte en continuo desarrollo por los delincuentes de todo el mundo.

Además, una gran razón para estos intercambios eran los recursos. Para que una unidad pueda ampliar sus horizontes tiene que entrenar en tantos tipos de zonas adversas como sea posible. Las unidades militares de operaciones especiales, al contrario de la creencia popular, no tienen una cuenta bancaria sin fin. Si se pueden llevar 50 hombres a un lugar, practicar las habilidades implicadas en el despliegue y el repliegue (que superan las habilidades necesarias para tirar puertas, créeme) y al mismo tiempo entrenar con otra unidad que tiene un cometido similar, con TTPs aprendidas tras años de experiencia en temas paralelos a los míos, entonces se fomenta un ambiente de aprendizaje muy positivo para ambas unidades participantes en el intercambio. Tener acceso a una instalación que paga otro y que está configurada para tus cometidos es lo que se llama un multiplicador de combate, todo por solo los gastos de alojamiento, manutención y transporte.

Ahora bien, ¿un instructor con años de experiencia en CQB con unidades especiales policiales (SWAT, SRT o como se llame) es válido para todos los aspectos del CQB? Si el instructor tiene experiencia como instructor, experiencia del mundo real, claro que puede enseñar, entrenar y guiar a alguien con una disciplina en armas de fuego o experiencia en tiro posiblemente limitada. Entonces estaría de acuerdo contigo que podría tratarse de la persona adecuada para impartir cursos sobre defensa individual del hogar, concretamente frente a allanamientos, robos, etc., si cuenta con conocimientos y experiencia por haber tratado previamente incidentes e investigaciones de este tipo de delitos. ¿Querría que esa persona me enseñara técnicas de movimiento urbano y CQB en preparación de un próximo despliegue a Afganistán? Pues ya no tanto. Seguro que aprendería cosas, pero el tiempo es nuestro recurso más escaso y las unidades o personas que necesitan esta formación tienen que acudir a quien pueda ofrecerles el máximo provecho.

 

John comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 19:54:

Soy civil y no estoy en lo más mínimo familiarizado con el CQB, así que mi pregunta es: ¿qué tengo que buscar en cuanto a instalaciones donde se imparten este tipo de cursos?

Supongo que no todas las casas de tiro son iguales, y aunque un instructor cualificado no metería a sus alumnos en un lugar sin la debida seguridad, ¿qué «banderas rojas» tiene que buscar un civil que le indiquen que ese no es el lugar adecuado?

 

Jon OPTactical comenta el 9 de noviembre de 2012 a las 21:26:

La técnica militar con la que me criaron a la hora de aprender y enseñar CQB implica un montón de requisitos previos, incluso antes de meternos siquiera con un arma inerte y de forma individual sin otros miembros del equipo en una habitación pintada con líneas en el suelo.

Lo primero que tiene que exigirle el instructor a cualquier alumno potencial es haber asistido antes a un curso de tiro de combate. El objetivo final del tiro de combate es la capacidad de disparar, moverse y comunicarse mediante un sistema para reaccionar ante múltiples tipos de escenarios. Lo mínimo que hay que exigir para para poner siquiera un pie dentro de una casa de tiro es demostrar que eres capaz de hacer esto con el arma/s asignada/s. Normalmente la prueba de aptitud para progresar se conoce como prueba de estrés. La no superación de esta prueba implica la necesidad de perfeccionar el tiro de combate o pasar al CQB pero sin munición real.

Tienen que sonar las alarmas si la seguridad no se proclama como algo fundamental, si no se realiza un recorrido detallado en seco de todos los ejercicios de tiro, si no se exige como requisito previo que demuestres que eres capaz de disparar y moverte de forma individual, si los instructores no parecen muy versados o experimentados en la materia, si el instructor se muestra sorprendido por la materia que imparte (por ejemplo, «tenía que haber revisado mejor estas diapositivas», dicho durante el curso), si hay poca disciplina en el campo o galería de tiro, si el instructor no cuenta con una sólida reputación y no se presenta a sí mismo incluyendo su formación y experiencia previa en la materia, y, por supuesto, si tu sentido arácnido se activa. Puede que eso sea todo en lo que tengas fijarte.

Espero que te sirva de ayuda.

 

Larry Vickers comenta el 11 de noviembre de 2012 a las 23:55:

Me ha llegado por un par de fuentes diferentes que mis comentarios anteriores eran un poco confusos, lo que tiene todo el sentido a juzgar por las respuestas. Dicho esto, permitidme que lo aclare con un par de cuestiones:

1) Hay muchas personas que enseñan CQB con éxito a clientes policías y militares. Algunos tienen experiencia previa en unidades militares de operaciones especiales y otros no. En lo que a mí respecta, los comentarios vertidos en este hilo no son de aplicación a ese mercado, dado que el fallo de seguridad que supone el motivo de este hilo se produjo en un curso abierto a cualquiera en el que había civiles.

2) A la hora de buscar un instructor adecuado con el que realizar un curso abierto a cualquiera (lo que significa que habrá alumnos civiles) sobre defensa del hogar o registro de habitaciones, investiga quién es el instructor y cuál es su formación y experiencia. En mi opinión, un criterio muy bueno es si el instructor tiene experiencia previa en CQB en unidades militares estadounidenses de operaciones especiales. Esto no significa necesariamente que sea el instructor adecuado para ti, pero sí es un punto clave que buscar en su currículum. Si es así, sigue con los deberes e investiga si es bueno. Si el instructor no tiene experiencia previa en unidades militares estadounidenses de operaciones especiales, entonces tienes que extremar las precauciones antes de apuntarte en su curso. Viene a ser lo mismo que aprender cualquier otro conjunto de habilidades. Reconforta saber que tu instructor ha rendido al más alto nivel en la materia en cuestión.

Espero que esto se lo aclare todo a cualquiera que hubiera confundido mis palabras.


Puedes dejar tus comentarios, críticas y opiniones más abajo, o crear un hilo de debate en el foro.


-

¡Suscríbete! ─por solo 15€ al año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Tierno Rey.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Servidores tirotactico.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.