El que no acredite un mínimo de competencia no podrá llevar pistola, igual que no podrá conducir si no tiene el carné, y por ello verá reducidas sus retribuciones.

  Hace unas semanas volvimos a lanzar una encuesta respecto a la pregunta ¿debería exigirse la superación de una prueba de nivel periódica a todo profesional que porte un arma de fuego? Los resultados de la nueva encuesta no son significativos (solo 17 respuestas), por lo que nos basaremos en los de la anterior edición de 2019, que demuestran que estamos de acuerdo en que sí, con un 96% (149 de un total de 155) de los votos en ese sentido. Sorprendente y anecdóticamente, la opción contraria –el no–, también ha estado presente, con un 4% (6) de los votos. En cuanto al sí, existían tres opciones, según el matiz, como ahora veremos. Esto no hace más que plantear otra cuestión fundamental: ¿por qué no se traslada a la práctica y cómo podría hacerse?. Respecto a los resultados de la encuesta, nos llama ligeramente la atención que haya un 1% (2) de votos en la opción «Si, pero de un nivel muy bajo para favorecer su superación», algo que consideramos ridículo. Si tan bajo es el nivel que lo supera todo el mundo, es como si no existiera nivel, y no es ese el objetivo, sino acreditar un mínimo de competencia que favorezca la seguridad. Pero el meollo de la cuestión está en las otras dos opciones respecto al si. Por un lado, el 57% (88) de los votos son para la opción «Si, de un nivel suficiente para acreditar su competencia», mientras que el 38% (59) son para la opción «Si, y además de un nivel alto por lo que ello supone, de form
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.