¿Cómo se manifiestan los sesgos cognitivos al hablar de combate con armas de fuego?(7 minutos de lectura)

¡Escúchalo en lugar de leerlo!
Subscribe
Voiced by Amazon Polly


Homer Simpson

Me he puesto a pensar ─algo que no hago ni mucho ni bien─ en el artículo del otro día sobre 12 sesgos o prejuicios cognitivos que te impiden ser racional. Tratándose de sesgos propios del ser humano supongo que se pueden extrapolar a cualquier ámbito. Me parece interesante pensar cómo se manifiestan ─si es que lo hacen─ estos sesgos cognitivos al hablar de combate con armas de fuego. Aquí tienes mis comentarios ─posiblemente necios─, pero lo realmente interesante es conocer los tuyos, que puedes dejar en el foro correspondiente. Seguro que entre todos llegamos a un desacuerdo o acuerdo.

(La explicación de cada sesgo la tienes en el artículo original)

Sesgo de Confirmación

Cuando se debate sobre la validez de alguna TTP enseguida acudimos a Google y a YouTube para encontrar referencias a favor, sin importar de dónde vengan. Lo importante es encontrar artículos o vídeos que confirmen esa TTP. ¿Te suena? Pero rara vez nos cuestionamos si esa TTP desde el punto de vista contrario, sencillamente porque solo nos interesa confirmar que estamos en lo cierto y no lo contrario. Para no caer en eso, lo ideal es buscar precisamente lo contrario y valorar si tiene sentido. Yo soy más de leer los comentarios negativos en Amazon que no los positivos que solo van a ratificar lo bueno que es el producto.

Sesgo o Favoritismo Endogrupal

Ya habrá tiempo para otro artículo sobre «gurús, sectas y palmeros tácticos», que creo que gran parte de su origen reside en este sesgo. La pertenencia a la secta táctica implica darle palmas a su gurú, independientemente de lo que diga. Esto implica , por ejemplo, compartir y darle a Me gusta a todo lo que el gurú cuelga en las redes sociales, normalmente sin leerlo siquiera. Hay veces se puede detectar fácilmente, por ejemplo, cuando se trata de un artículo que resulta imposible que alguien haya logrado leer hasta el final por lo soporífero del relato. Pero como el autor es el gurú de la secta no queda otra más que darle palmas y nos ahorramos la sinceridad, vaya a ser que seamos los raros de la secta.

Falacia del Jugador o de Montecarlo

Alguno habrá que se crea que a base de fallar le acabará dando al blanco. Te crees que por insistir vas a darle al blanco, pero el problema es que cometes siempre el mismo error y por eso no le das. Creo que nos ha pasado a todos. Disparas una vez, otra vez, otra vez, …, creyendo que le acabarás dando. Vamos, que buscas la suerte cuando el fallo reside en el error. Para darle hay que corregir el error y entrenar adecuadamente.

Racionalización Post-Compra

Habrá que ver cuántas veces te compras un accesorio que no sirve para nada, pero lejos de reconocerlo lo justificas incluso ante tí mismo. Anda que no nos dejamos llevar a la hora de comprar equipo o cachibaches para las armas, como un cargador de 30 disparos para pistola, por ejemplo, o un portaplacas sin placas.

Negación de la Probabilidad

Aquí entran en juego las estadísticas, que a veces se convierten en probabilidades cuando no lo son. Por ejemplo, el hecho de que alguien cercano a ti haya tenido un accidente de tráfico no quiere decir que tú tengas ahora más probabilidades de sufrir un accidente de tráfico, ¿no? La cercanía de la persona que tiene un accidente de tráfico no es un factor tan determinante como para que tú tengas un accidente de tráfico. Tienen que ver muchos otros factores, como la prudencia en la conducción, el estado de la carretera, la climatología, la densidad del tráfico.

Pues lo mismo sucede, por ejemplo, si se produce un ataque terrorista en alguna parte, más lejos o más cerca. La cercanía o lejanía en sí misma no implica una mayor o menor probabilidad de sufrir un ataque terrorista. Lo mismo se puede decir de que alguien sufra una agresión y entonces ahora tú tengas más probabilidades de sufrirla porque es amigo tuyo.

Sesgo de Observación Selectiva

Esto pasa con los temas de moda, que de repente se ven por todas partes. Basta que veas a alguien hacer algo para que veas a todo el mundo hacer lo mismo. Basta que te fijes en algo, que te lo compres o que hables de ello para que lo veas o lo escuches por todas partes. El problema es distinguir si se trata de algo real o es solo este sesgo. Aquí si que vienen bien los números.

Sesgo de Status Quo

Pues será esto lo que frena la evolución y muchas veces nos fuerza a involucionar. Te enseñan unas determinadas TTPs hace 20 años y pretendes que sigan siendo las mismas 20 años después. ¡Anda que no cuesta aceptar que estamos equivocados o que hay algo mejor! ─te lo digo por experiencia propia─. Si se aparta de aquello a lo que estamos acostumbrados sencillamente lo negamos. Y no sé si esto enlaza con algunos de los sesgos anteriores, como el de confirmación o el endogrupal.

Sesgo de Negatividad

No sé si será esto pero hay gente para la que está todo mal ─menos ellos mismos─. No sé cuántas veces habrás escuchado que la formación es muy mala, que los instructores de la organización, institución o cuerpo son muy malos, que los jefes no quieren saber nada, etc. Eso desprecia el hecho de que no se sabe todo lo que hay y niega la posibilidad de que pueda haber algo bueno entre todo lo malo que uno vé o cree ver. Súmale a eso que el problema son los demás y no yo, que no he hecho ni hago nada por cambiar lo que está mal. La negatividad se cura con positividad.

Subirse al Carro, Efecto de Arrastre o Efecto Bandwagon

Súmale a esto lo del endogrupo. Como palmeros de la secta tenemos que seguir y estar de acuerdo en lo que diga el gurú. A saber cuántas TTPs, válidas o no, han sido adoptadas solo por efecto de este sesgo de subirse al carro. Si son válidas aun vale, pero cuando se trata de teatro de campo de tiro, ya tienes a imitadores defendiendo algo que nunca llegaron a entender pero se vieron obligados a practicar «por mero sesgo».

Sesgo de Proyección

A mi esto me suena a persona narcisista y egocéntrica. Supongo que esto lleva a uno a pensar que siempre tiene razón o que todos están de acuerdo con él ─si no es que están equivocados─. Hay quien cree firmemente que o estás con él o estás contra él. Y volvemos a hablar de «sectas, gurús y palmeros tácticos».

Sesgo del Presente

Y digo yo, ¿esto no será pereza más que un sesgo? Entrenar me da pereza hoy, así que ya lo haré mañana, es decir, nunca. Entrenar cansa, así que mejor lo dejo para mañana y hoy me tomo unas cañas. Si es que hacer deporte está sobrevalorado, que se suda y se cansa uno.

Efecto Anclaje

No sé yo si eso de comparar y contrastar solo un conjunto limitado de elementos puede trasladarse a cuando uno se compara con el grupo de colegas para proclamarse como buen tirador, cuando en realidad hay que compararse con el mundo. Si siempre entreno con el mismo grupo, puedo tener la falsa creencia de considerarme más bueno de lo que soy por el mero hecho de ser bueno entre los del grupo.

Esos son mis comentarios, pero lo suyo es conocer los tuyos, que algo seguro que se te ocurre. Como decía el artículo original, «aunque tendamos a cometer tales errores de juicio, al menos podemos tenerlos presentes». Puedes dejar tus comentarios en el foro correspondiente (← ese es el enlace).



Acerca de Jorge Tierno Rey

Infante de Marina desde 1999, Capitán desde 2007. Experto en nada. Siempre aprendiendo. Me encanta aprender. Sin experiencia real en combate. Traduzco decentemente textos del inglés al español. Fundé y escribo en El Blog de Tiro Táctico (tirotactico.net). Soy un profesor mediocre. Más de 2.500 horas de clase, más de 60 cursos, más de 1.200 alumnos me han sufrido.
Esta entrada fue publicada en Conceptos y definiciones. Guarda el enlace permanente.

Inicio Foros Los 12 sesgos o prejuicios cognitivos que te impiden ser racional. Por George Dvorsky. 09ENE13.

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Jorge Tierno Rey hace 6 meses, 2 semanas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #14534

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Me he puesto a pensar ─algo que no hago ni mucho ni bien─ en el artículo del otro día sobre 12 sesgos o prejuicios cognitivos que te impiden ser racional. Tratándose de sesgos propios del ser humano supongo que se pueden extrapolar a cualquier ámbito. Me parece interesante pensar cómo se manifiestan ─si es que lo hacen─ estos sesgos cognitivos al hablar de combate con armas de fuego. Aquí tienes mis comentarios ─posiblemente necios─, pero lo realmente interesante es conocer los tuyos. Seguro que entre todos llegamos a un desacuerdo o acuerdo.

    (La explicación de cada sesgo la tienes en el artículo original)

    Sesgo de Confirmación
    Cuando se debate sobre la validez de alguna TTP enseguida acudimos a Google y a YouTube para encontrar referencias a favor, sin importar de dónde vengan. Lo importante es encontrar artículos o vídeos que confirmen esa TTP. ¿Te suena? Pero rara vez nos cuestionamos si esa TTP desde el punto de vista contrario, sencillamente porque solo nos interesa confirmar que estamos en lo cierto y no lo contrario. Para no caer en eso, lo ideal es buscar precisamente lo contrario y valorar si tiene sentido. Yo soy más de leer los comentarios negativos en Amazon que no los positivos que solo van a ratificar lo bueno que es el producto.

    Sesgo o Favoritismo Endogrupal
    Ya habrá tiempo para otro artículo sobre «gurús, sectas y palmeros tácticos», que creo que gran parte de su origen reside en este sesgo. La pertenencia a la secta táctica implica darle palmas a su gurú, independientemente de lo que diga. Esto implica , por ejemplo, compartir y darle a Me gusta a todo lo que el gurú cuelga en las redes sociales, normalmente sin leerlo siquiera. Hay veces se puede detectar fácilmente, por ejemplo, cuando se trata de un artículo que resulta imposible que alguien haya logrado leer hasta el final por lo soporífero del relato. Pero como el autor es el gurú de la secta no queda otra más que darle palmas y nos ahorramos la sinceridad, vaya a ser que seamos los raros de la secta.

    Falacia del Jugador o de Montecarlo
    Alguno habrá que se crea que a base de fallar le acabará dando al blanco. Te crees que por insistir vas a darle al blanco, pero el problema es que cometes siempre el mismo error y por eso no le das. Creo que nos ha pasado a todos. Disparas una vez, otra vez, otra vez, …, creyendo que le acabarás dando. Vamos, que buscas la suerte cuando el fallo reside en el error. Para darle hay que corregir el error y entrenar adecuadamente.

    Racionalización Post-Compra
    Habrá que ver cuántas veces te compras un accesorio que no sirve para nada, pero lejos de reconocerlo lo justificas incluso ante tí mismo. Anda que no nos dejamos llevar a la hora de comprar equipo o cachibaches para las armas, como un cargador de 30 disparos para pistola, por ejemplo, o un portaplacas sin placas.

    Negación de la Probabilidad
    Aquí entran en juego las estadísticas, que a veces se convierten en probabilidades cuando no lo son. Por ejemplo, el hecho de que alguien cercano a ti haya tenido un accidente de tráfico no quiere decir que tú tengas ahora más probabilidades de sufrir un accidente de tráfico, ¿no? La cercanía de la persona que tiene un accidente de tráfico no es un factor tan determinante como para que tú tengas un accidente de tráfico. Tienen que ver muchos otros factores, como la prudencia en la conducción, el estado de la carretera, la climatología, la densidad del tráfico.
    Pues lo mismo sucede, por ejemplo, si se produce un ataque terrorista en alguna parte, más lejos o más cerca. La cercanía o lejanía en sí misma no implica una mayor o menor probabilidad de sufrir un ataque terrorista. Lo mismo se puede decir de que alguien sufra una agresión y entonces ahora tú tengas más probabilidades de sufrirla porque es amigo tuyo.

    Sesgo de Observación Selectiva
    Esto pasa con los temas de moda, que de repente se ven por todas partes. Basta que veas a alguien hacer algo para que veas a todo el mundo hacer lo mismo. Basta que te fijes en algo, que te lo compres o que hables de ello para que lo veas o lo escuches por todas partes. El problema es distinguir si se trata de algo real o es solo este sesgo. Aquí si que vienen bien los números.

    Sesgo de Status Quo
    Pues será esto lo que frena la evolución y muchas veces nos fuerza a involucionar. Te enseñan unas determinadas TTPs hace 20 años y pretendes que sigan siendo las mismas 20 años después. ¡Anda que no cuesta aceptar que estamos equivocados o que hay algo mejor! ─te lo digo por experiencia propia─. Si se aparta de aquello a lo que estamos acostumbrados sencillamente lo negamos. Y no sé si esto enlaza con algunos de los sesgos anteriores, como el de confirmación o el endogrupal.

    Sesgo de Negatividad
    No sé si será esto pero hay gente para la que está todo mal ─menos ellos mismos─. No sé cuántas veces habrás escuchado que la formación es muy mala, que los instructores de la organización, institución o cuerpo son muy malos, que los jefes no quieren saber nada, etc. Eso desprecia el hecho de que no se sabe todo lo que hay y niega la posibilidad de que pueda haber algo bueno entre todo lo malo que uno vé o cree ver. Súmale a eso que el problema son los demás y no yo, que no he hecho ni hago nada por cambiar lo que está mal. La negatividad se cura con positividad.

    Subirse al Carro, Efecto de Arrastre o Efecto Bandwagon
    Súmale a esto lo del endogrupo. Como palmeros de la secta tenemos que seguir y estar de acuerdo en lo que diga el gurú. A saber cuántas TTPs, válidas o no, han sido adoptadas solo por efecto de este sesgo de subirse al carro. Si son válidas aun vale, pero cuando se trata de teatro de campo de tiro, ya tienes a imitadores defendiendo algo que nunca llegaron a entender pero se vieron obligados a practicar «por mero sesgo».

    Sesgo de Proyección
    A mi esto me suena a persona narcisista y egocéntrica. Supongo que esto lleva a uno a pensar que siempre tiene razón o que todos están de acuerdo con él ─si no es que están equivocados─. Hay quien cree firmemente que o estás con él o estás contra él. Y volvemos a hablar de «sectas, gurús y palmeros tácticos».

    Sesgo del Presente
    Y digo yo, ¿esto no será pereza más que un sesgo? Entrenar me da pereza hoy, así que ya lo haré mañana, es decir, nunca. Entrenar cansa, así que mejor lo dejo para mañana y hoy me tomo unas cañas. Si es que hacer deporte está sobrevalorado, que se suda y se cansa uno.

    Efecto Anclaje
    No sé yo si eso de comparar y contrastar solo un conjunto limitado de elementos puede trasladarse a cuando uno se compara con el grupo de colegas para proclamarse como buen tirador, cuando en realidad hay que compararse con el mundo. Si siempre entreno con el mismo grupo, puedo tener la falsa creencia de considerarme más bueno de lo que soy por el mero hecho de ser bueno entre los del grupo.

    Esos son mis comentarios, pero lo suyo es conocer los tuyos, que algo seguro que se te ocurre. Como decía el artículo original, «aunque tendamos a cometer tales errores de juicio, al menos podemos tenerlos presentes».

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.