Hablemos con propiedad: pistolas Glock, ni doble acción ni condición dos, sino “safe action” y condición uno.

La Safe Action de las pistolas GlockEl hecho de hablar con propiedad, y al hacerlo utilizar los términos más correctos y profesionales, no consiste en una estúpida manía, sino que tiene tanta relevancia como que a una persona la llamen por el nombre con el que la bautizaron sus padres (Semántica lingüística y el lenguaje de un profesional). Pues bien, no es extraño que al referirse a las pistolas Glock, con su característico mecanismo de disparo, se hable erróneamente de doble acción y de condición dos, cuando en realidad se trata de “safe action” y condición uno.

Lo que lleva a algunos a creer erróneamente que las pistolas Glock son de doble acción radica exclusivamente en el funcionamiento interno de su mecanismo de disparo, algo que resulta inapreciable externamente y que pasa desapercibido para cualquier tirador. Se da la circunstancia de que el mecanismo de disparo de las pistolas Glock consiste en una aguja lanzada [striker fired] que se pretensa al montar el arma tirando de la corredera hacia atrás e introducir un cartucho recámara (o no introducirlo, si se realiza una práctica en seco o si la corredera no llega a retroceder completamente). Pero al montar el arma la aguja no queda totalmente pretensada para poder realizar el disparo, sino que es al presionar el disparador cuando termina de tensarse la aguja. Ese matiz inapreciable si se desconoce el funcionamiento interno del arma es lo que lleva a algunos a pensar que las pistolas Glock son de doble acción.

Esa peculiaridad del mecanismo de disparo de las pistolas Glock ha venido a llamarse “seguro de caída” [drop safety] por el fabricante, el cual se desactiva en tercer lugar al presionar el disparador en el momento del disparo, tras desactivarse primero el “seguro de disparador” [trigger safety] y después el “seguro de percutor” [firing pin safety]. Estos tres seguros constituyen lo que el fabricante ha venido a llamar “safe action” [mecanismo de disparo seguro], cuyo funcionamiento se puede ver en estos dos vídeos:

Atendiendo a la definición de lo que es doble acción y lo que es simple acción se podría decir que el mecanismo de disparo de las pistolas Glock es de simple acción inicialmente y de doble acción posteriormente, es decir, ni es de simple acción ni es de doble acción puramente dichos.

En una pistola con mecanismo de disparo de simple acción al presionar el disparador la única o simple acción que se realiza es liberar el fiador del diente que retiene el martillo atrás o la aguja percutora tensa, por lo que martillo o aguja percutora habrán de haber sido montados previamente accionando para ello la corredera. De esta forma, la mera presión sobre el disparador no permite disparar el arma salvo que se haya montado previamente, por lo que en el caso de disparar en seco o en vacío no se va a poder volver a disparar hasta que se monte el arma. Esto es lo que sucede con pistolas tales como la clásica 1911 o los típicos revólver de las películas del Oeste con los que tenía que amartillarse el arma tras cada disparo (luego llegó la doble acción en el revólver para evitar tener que amartillar tras cada disparo).

Sin embargo, en una pistola con mecanismo de disparo de doble acción al presionar el disparador se realiza la doble acción de amartillar el arma o tensar la aguja percutora primero y entonces liberar el martillo o la aguja percutora. De esta forma, la mera presión sobre el disparador permite disparar el arma aunque NO se haya montado previamente para amartillar o tensar la aguja, por lo que se puede disparar una y otra vez en seco o en vacío sin tener que montar el arma manualmente cada vez. Esto es lo sucede con pistolas como la Beretta 92, la LLAMA M-82, la STAR 30M, la HK USP, la FN FNP-9, con martillo exterior a la vista, o como la Walther P99, de aguja lanzada, sin martillo exterior a la vista.

Las pistolas Glock no se pueden disparar en vacío una y otra vez, precisamente porque NO son de doble acción, así que no se puede tensar la aguja percutora por el mero hecho de presionar el disparador, salvo que previamente se haya montado el arma al tirar de la corredera, como sucede en el caso de la simple acción, que es lo que se pensaría si se desconoce el funcionamiento interno del seguro de caída de la “safe action“.

Por lo tanto, sin lugar a dudas, las pistolas Glock NO son de doble acción, sino que son de “safe action“, y se podrían entender como de simple acción por su funcionamiento que no permite disparar en vacío, como otras pistolas de simple acción.

En cuanto a las condiciones de porte que permiten las pistolas Glock la condición dos NO se encuentra en el catálogo, ya que tal condición implica cartucho en recámara y arma desamartillada o aguja no pretensada, algo imposible con una pistola Glock ya que eso supondría disparar al no existir una palanca o un botón para destensar la aguja percutora, como sucede por ejemplo en el caso de la Walther P99. Así que las pistolas Glock se portan habitualmente en condición uno, es decir, cartucho en recámara y aguja pretensada (aunque no totalmente como ya se ha explicado). Pero estas cosas es mejor que las expliquen los que conocen de primera mano el origen de las cuatro condiciones de porte de un arma de fuego: Condiciones de porte [Conditions of Carry] (o estados de alistamiento) de una pistola. Clint Smith. GUNS Magazine Agosto 2000.

En resumen, las pistolas Glock NO son de doble acción NI se portan en condición dos, sino que son de “safe action” y se portan en condición uno.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Conceptos y definiciones. Guarda el enlace permanente.

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.