¡El subfusil HK MP5 está obsoleto! [FIN DE LA CITA]

05MAY1980. Asalto a la embajada de Irán en Londres por el SAS

5 de mayor de 1980. Asalto a la embajada de Irán en Londres por parte de un equipo táctico del Special Air Service (SAS) durante la operación de rescate de los rehenes allí retenidos por un grupo de 6 hombres armados. (La imagen en color de la derecha no procede del hecho real sino de una reconstrucción de los mismos para un documental a mediados de 1990).

Este es uno de esos debates que nunca pasan de moda. Siempre habrá quienes consideren que a día de hoy un subfusil, y más concretamente el HK MP5, en calibre 9 Luger, continúa vigente. Me cuesta creer, y yo no lo creo, que un arma cuyo diseño data de hace 50 años, como es el caso del subfusil HK MP5, no se ajuste a la perfección a la definición de obsoleto, según el DRAEanticuado o inadecuado a las circunstancias, modas o necesidades actuales, que ha dejado de usarse. En 50 años la ciencia y tecnología de las armas portátiles ha avanzado lo suficiente como para que a día de hoy existan fusiles, en calibre de fusil (en la sección de Balística puedes leer algunos artículos que explican el porqué de un calibre de fusil y no uno de pistola), con unas dimensiones y pesos lo suficientemente reducidos como para que el concepto del subfusil, y especialmente el vetusto HK MP5, puedan considerarse obsoletos. No obstante, se trata de una opinión y siempre habrá quien no esté de acuerdo, ¡faltaría más!

Precisamente este debate me lo he encontrado alguna vez en foros profesionales donde, entre otras personas, opinan profesionales de todo tipo, algunos con amplia experiencia y formación. Por eso me gustan ese tipo de foros, como Lightfighter Tactical Forum, donde, entre otros, solía comentar el difunto Pat Rogers. De uno de los hilos de ese foro extraigo este comentario, con fecha 24 ABR16, escrito presuntamente por un suboficial mayor retirado (1977-2012) de las Fuerzas Especiales del Ejército de Tierra estadounidense, que en su momento me gustó por la validez y sencillez de su argumentación.

La popularidad del subfusil HK MP5 llegó a su punto más álgido después de que todo el mundo viera cómo miembros del 22nd Special Air Service regiment (22 SAS) [unidad de operaciones especiales del Ejército de Tierra británico] tomaban la Embajada de Irán en Londres en 1980, de forma que casi todo el mundo se pensó que el subfusil de HK era “el” arma para CQB.  A lo largo de la década siguiente, más o menos, fue el arma que más se solía ver en manos de los miembros de un equipo táctico tipo SWAT. Y sin duda era el mejor subfusil para tal propósito, con una buena ergonomía y, lo que es más importante, precisión, gracias a unos elementos de puntería decentes, un disparador lo suficientemente bueno y un mecanismo de disparo con recámara cerrada.  Claramente el subfusil reglamentario más preciso que haya disparado nunca.

Se trata de un arma larga con fuego automático en calibre 9 mm. que resulta muy práctica para saltar en paracaídas, para rapelar por una ventana, a la hora de trabajar en vehículos, escaleras y pasillos estrechos, que incluso se puede meter en un maletín o en una bolsa de gimnasio.  Además permite colocar decentemente proyectiles de pistola a una distancia de hasta 150 metros.

En una ocasión “utilicé” uno a plena luz del día en medio de una gran ciudad europea durante un ejercicio de entrenamiento de secuestro. El arma iba oculta dentro de una bolsa de deporte durante las acciones en el objetivo.  Era visible para la víctima y su equipo de protección personal, pero no para los testigos que por allí pasaban. Así que el factor de portabilidad y ocultación era bueno. Pero a día de hoy se puede conseguir lo mismo con cualquier fusil AR de cañón corto.

¿Asi que actualmente qué utilidad puede tener un MP5? Sólo se me ocurre un escenario en el que todavía destaca… fuego silenciado. El modelo MP5SD no deja de ser bueno para realizar disparos precisos y muy silenciosos contra animales, escuchas/observatorios o centinelas, aunque a expensas de una considerable pérdida de rendimiento respecto a armas que disparan munición de fusil.  El mundo ha avanzado.

El HK MP5 continúa siendo un excelente subfusil que dispara munición de pistola… pero esa es además la principal razón para no tenerlo de dotación. Por no hablar de la conocida falta de servicio técnico por parte del fabricante en la actualidad (al no fabricarse se hace muy complicado conseguir repuestos).

Un conocido de la CIA llevaba un subfusil Thompson M1A1 en Afganistán, porque siempre había querido tener uno, y decidió adueñarse y utilizar uno que se encontró intacto en un zulo de armas.   Conocía perfectamente sus limitaciones pero decidió llevarlo de todas formas. Eso no quiere decir que fuera una buena idea, pero le sirvió en este caso particular.

Lo mismo sucede con el ahora venerable HK MP5.  Fue innovador… hace 50 años.

Me encantaría tener uno. Pero hoy día nunca dotaría con HK MP5 a un equipo táctico, salvo que sea un requisito de la misión eliminar silenciosamente escuchas/observadores o animales para que no puedan dar la voz de alarma.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Armas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.