«¿Un fusil que está colimado para un tirador está colimado también para otro tirador?». Pat McNamara. 29 de diciembre de 2012.

«Esta es una cuestión candente que suele invitar al debate. Yo ya he estado implicado en este debate en varias ocasiones como seguro que lo habrás estado tú también. Me gusta desmontar mitos e investigar trucos. A la vez que se descubre el conocimiento se puede aprender mucho. Una pregunta que formulo en casi cada curso que dirijo es si un fusil colimado equivale a un fusil colimado. "¿Un fusil que está colimado para un tirador está colimado también para otro tirador?" Puede que tengas una opinión muy asentada al respecto. Yo también. Mi opinión está respaldada por datos empíricos. He investigado esta cuestión haciendo que en cada uno de mis cursos  algunos tiradores comprobaran sus resultados tras disparar con el fusil de otro tirador que aquel habría colimado previamente. Los resultados son los mismos en el 100 % de los casos. El problema, y el motivo de discordia, consiste en comprender cuándo un fusil está colimado. Yo diría que un fusil está colimado cuando el tirador logra realizar agrupaciones consistentes, menos de dos minutos de ángulo ─MOA─ (o incluso tres minutos de ángulo), de 10 disparos sobre el centro de masas de un blanco SR-1 a 100 metros. ¿De acuerdo? Si el tirador es consistente, digamos que logra una puntuación por encima de los 90 puntos con cada agrupación, no se trata de algo accidental. ¿Vale? El tirador  está aplicando consistentemente los principios básicos del tiro. El apoyo de la mejilla del tirador sobre
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.