Offtopic: ¿Quién dijo estrés? ¡Se llama combate!(4 minutos de lectura)

En algunas ocasiones me pregunto qué hay de cierto en esos típicos enunciados, que además suelen proceder de falsos profetas/doctores liendres*, que afirman que en situaciones de estrés SIEMPRE se pierden las habilidades motoras finas y complejas. ¿No será que en ocasiones confiamos en que vamos a descubrir la pólvora en el siglo XXI?

* Para evitar malentendidos quisiera aclarar que la referencia falsos profetas/doctores liendres no va dirigida a nadie en particular y allá cuidados quién se sienta identificado. Como se suele decir “el que se tenga que dar por aludido que se dé por aludido, ¡él sabrá los motivos que tiene para ello!”. Únicamente me refiero a cualquiera que pueda considerarse un experto en la materia simplemente por haber leído un par de libros.

No tengo ni la más remota idea sobre este asunto, ni lo pretendo, pero me surgen dudas al respecto cada vez que compruebo que ya existen muchos estudios científicos y prácticos en casi cualquier ámbito sobre la influencia del estrés en la actuación de un individuo que no dan por hecho que siempre se produzca tal pérdida de habilidades motoras.

Como es lógico, cualquiera que pueda estar sometido a situaciones de estrés por razón de su profesión (militares, policías, bomberos, personal de emergencias, pilotos de combate, …)  estará muy interesado en conocer y tratar de contrarrestar los efectos que el estrés pueda tener sobre su actuación ante determinadas situaciones, por lo que es de suponer que esto del estrés no es nada nuevo y hay mucha información disponible.

Creo que tanto en el pasado como actualmente, y así se hará también en el futuro, parecen dedicarse muchos esfuerzos al estudio de la influencia del estrés sobre un individuo de forma que se pueda orientar su instrucción y/o adiestramiento en provecho de una mejor actuación a pesar del estrés.

Un buen ejemplo creo que podría ser un piloto de combate que a pesar del gran estrés al que se puede ver sometido durante un combate aéreo o una emergencia en vuelo, tiene que seguir toda una serie de procedimientos con precisión milimétrica que implican accionar diferentes palancas y pulsadores diminutos así como prestar especial atención a toda la información que recibe, es decir, necesita conservar su habilidad motora fina y compleja a pesar del estrés.

Me da la impresión que un individuo, especialmente si dispone de una adecuada instrucción y/o adiestramiento, sí podría llegar a mantener cierta habilidad motora fina y compleja aún en situaciones de estrés, como por ejemplo la necesaria y suficiente para manejar una videocámara.

En la siguiente grabación de vídeo se puede observar cómo una base estadounidense/macedonia recibe un ataque talibán por fuego de morteros. Los talibanes están corrigiendo su fuego de mortero aplicando el método de la horquilla. El primer impacto cae largo, el segundo corto y el tercero impacta dentro de las instalaciones.

Como es de suponer cualquiera en tal situación sabe que desde que recibe el primer disparo su atacante corregirá el fuego hasta lograr alcanzar su blanco. Por tanto, la persona que está grabando debería ser consciente que en cualquier momento el impacto podría incidir sobre su propia posición o muy cerca, es decir, motivos tiene para encontrarse bajo los efectos del estrés que supone saber que puedes morir. Yo al menos creo que ya olería a mierda y habría manchado los gallumbos, o no, tampoco lo sé. Pues a pesar de todo este individuo parece no haber perdido su capacidad para realizar movimientos tan finos y complejos como para poder manejar su videocámara, hacer zoom, dirigir el objetivo a uno u otro lado. En realidad no parece ni siquiera demasiado alterado.

En fin, no dispongo de los más mínimos conocimientos sobre los efectos del estrés, pero me cuestiono muchos enunciados recurrentes cada vez que llega a mis ojos alguna grabación de una auténtica situación de estrés en la que el personal que interviene parece ser capaz de responder tal y como se le ha enseñado, diría yo.

A lo mejor, en lugar de preocuparnos tanto por el estrés y sus efectos deberíamos preocuparnos más de nuestra instrucción y/o adiestramiento y no tratar de reinventar la rueda sino fiarnos de aquellos que profesionalmente se dedican a preparar a otros para enfrentarse precisamente a situaciones de puro estrés como es el combate.

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarme a un café pulsando aquí. Gracias.

Si te ha gustado el artículo puedes invitarme a un café. Gracias

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Conceptos y definiciones. Guarda el enlace permanente.

Inicio Foros Offtopic: ¿Quién dijo estrés? ¡Se llama combate!

Este debate contiene 20 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Cecilio Andrade hace 3 meses.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 21)
  • Autor
    Publicaciones
  • #14687

    Cecilio Andrade

    “… en lugar de preocuparnos tanto por el estrés y sus efectos deberíamos preocuparnos más de nuestra instrucción y/o adiestramiento y no tratar de reinventar la rueda sino fiarnos de aquellos que profesionalmente se dedican a preparar a otros para enfrentarse precisamente a situaciones de puro estrés como es el combate”

    Esa es la madre del cordero, como se dice en castizo puro y duro, aunque matizando, hay que saber “como” y “para que” adiestrar, por lo que es importante saber el “que” ocurre para poder adiestrar y entrenar para evitar ese “que”.

    #14688

    Julian

    Creo que la clave está en el último párrafo de Cecilio. Lo importante es saber el “como” y el “para qué” adiestrar, y eso es lo que hoy en día no se encuentra tan fácil.
    Desde mi humilde opinión es muy importante saber el “que” pasa para poder evitarlo. Entrenar para que “como me va a suceder” “como me voy a bloquear” entreno desde el bloqueo. Es un punto de partida erróneo. Entrenas para no bloquearte, al igual que los pilotos de caza, o los pilotos de formula 1.
    No veo a los SEAL quedándose bloqueados cuando entran a la vivienda de Bin Laden por que les disparan. Hay tres claves para el éxito: Entrenar, entrenar y entrenar.
    Sigo sin escuchar a los grandes formadores internacionales hablar del estrés. Sinceramente creo que es más sencillo de lo que parece. Manteniendo un entrenamiento global (que englobe la precisión, la destreza en el manejo, el realismo) podremos afrontar mejor las amenazas que previamente habremos recreado parecidas en simulador o escenario de entrenamiento.

    Es curioso como la sociedad se mueve por tendencias, la moda, la comida, el entrenamiento físico y el entrenamiento táctico. Ahora “toca” el estrés (en España, ya que en ninguna publicación internacional “seria” se habla de esto, más allá de algún artículo muy de vez en cuando). Y dentro de esta “moda” pues cada uno lo hace lo mejor que sabe o puede. Todos se mueven o por experiencias personales, o por algún libro leído (si tiene mucha palabreja compleja mejor, así aunque no la entendamos la podremos repetir impresionando a nuestra audiencia), o por pseudo experimentos con compañeros que no cumplen ningún parametro para considerarlos medianamente serios, incluso, en el peor de los casos, por interés económico puro y duro. Es curioso escuchar verdaderas disposiciones sobre el estrés a compañeros que no tienen ningún estudio sobre el asunto, que no saben realmente lo que están diciendo, pero que siguen el “mantra” aprendido. Si lo pensais tendría una vis cómica si no fuera por que se dan cursos basándose en premisas totalmente erróneas y se enseña a la gente a fallar (no un fallo mecánico como puede ser una interrupción, o mano herida, si no un fallo personal, un fallo que no es más que un fallo en el entrenamiento) para solucionar desde el fallo, manda cojones!

    Analogía con otras profesiones:
    Entrenamos al piloto de Rally a conducir una vez que se ha salido de pista a ver como esquiva arboles y no vuelca.
    El piloto de caza a que cuando le viene un misil, se bloquea, por ejemplo cierra los ojos y no mueve la palanca de mando de la aeronave, y cinco segundos antes del impacto abre los ojos y reacciona (como debería haberlo hecho desde que detecta la amenaza en el radar).
    Al médico de urgencias, con un paciente a vida o muerte a dejarse instrumental bloqueando el flujo sanguíneo para que, a los pocos segundos de la exanguinación se de cuenta y reaccione.

    #14689

    antoniomdesoto

    Est artículo define de manera precisa mi opinión sobre el tema, no hay necesidad de darle más “vueltas” a este tema, la clave es entrenar.
    Un abrazo Cap.

    #14690

    Fer

    Estoy de acuerdo en casi todo, pero si considero interesante que mucha gente de la que instruimos y cree que con un ligero entrenamiento y sin estrés va a poder actuar como en una situación relajada sepa que sí no entrena, entrena y vuelve a entrenar(como los peces en el río que dice el villancico) eso que le sale tan bonito y tan bien se le puede ir al carajo.
    Fer.

    #14691

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Se puede decir más alto pero no más claro.

    #14692

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Tienes toda la razón. Resulta demasiado inocente creer que en la vida real los blancos son estáticos, de papel y no reaccionan.

    Creo que cualquiera sabe que la clave para mejorar consiste en repetir. Si queremos hacer una buena paella para unos amigos, lo mejor será practicar primero en casa pero en condiciones similares a cómo vayamos a realizarla para nuestros amigos, es decir, con el mismo fuego y paellera (que conste que no soy buen cocinero y no hago paellas). Pero lo que no necesitamos saber para hacer una buena paella son los entresijos internos del fogón utilizado ni el proceso químico que sufre el grano de arroz, tan sólo nos interesa saber cómo se hace y practicar mucho.

    Quizás la forma más sencilla de introducir algo similar al estrés de una situación real en uno de nuestros ejercicios de tiro consista en utilizar un cronómetro de tiro. El mero hecho de competir contra el tiempo, como en la vida misma, ya condiciona nuestros resultados.

    Por otra parte, aunque no lo parezca, un simple videojuego también ayuda a prepararse para una situación real, al fin y al cabo si reproduce fielmente determinados estímulos visuales y auditivos de una situación real algo de realismo supone.

    #14693

    jose angel

    Saludos cordiales. Me ha llamado mucho la atención esta entrada. Al principio me ha “rascado” un poco la aseveración sobre la realidad o no del estrés. Es un hecho, existe. No sólo en instancias militares o policiales, sino en el día a día, cuando nos vemos sometidos a circunstancias muy cotidianas, que por una cosa u otra, hacen que nuestro organismo padezca cambios. Creo que sería muy aventurado el negar ciertos aspectos fisiológicos. Hasta aquí sería la defensa del abogado del diablo. Posterior a este punto, creo que está todo dicho, si un combatiente, o policía o panadero…, está instruido adecuadamente, ha trabajado las TTP,s que definen su entorno de forma continuada, hasta alcanzar ese grado que le permite entender que en el caso de un combatiente, unos tiros o explosiones, son cosas propias de las vicisitudes de su trabajo. Creo como ustedes, que el estrés de forma genérica, tal y como lo pintan, es cosa de otros.

    Ahora bien, es innegable que el más aguerrido y preparado de los combatientes, no estará exento de esos cambios fisiológicos que tanto redundan y suenan. Obviamente, no será lo mismo un soldado apenas instruido, que un soldado que ha sido instruido y adiestrado adecuadamente. Y el soldado mal preparado, será presa no sólo de los efectos en el plano físico o en el plano psicológico son descritos como parte de ese estrés de combate, sino que seguramente, lleguen a otros planos que ningún estudio de campo fisiológico pueda describir. Y como bien dice, el soldado adiestrado, informado y bien trabajado, lo asumirá de otra forma, y podrá sentir miedo, pero obviamente controlará sus impulsos y sensaciones.

    Creo que esto no es un asunto dogmático, sino como bien apunta, es algo pragmático, más de hacer que de creer. Y aquí es donde todos aquellos que tenemos o podemos tener responsabilidad a la hora de la instrucción y adiestramiento de profesionales en determinados campos, debemos procurar romper la línea y acercarnos a mostrar una realidad que se ha de estudiar y conocer, para evitar sorpresas en un futuro o instante inesperado. Aunque ello suponga ir contracorriente, o que nos pueda caer la espada de la “verdad” sobre nuestros cuellos. Yo al menos, prefiero que mi gente trabaje y entrene escuchándome cargado de items a contracorriente, que seguir unas TTP,s hechas y dibujadas desde un despacho de escaladores de escalafón.

    Un saludo y a seguir con el mismo ímpetu mi Capitán.

    #14694

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    No sólo existe el estrés sino que ha existido siempre y con los mismos efectos.

    Supongo que cualquiera de esos 300 espartanos que hicieron historia eran humanos y se vieron sometidos a los efectos del estrés de esa situación de combate a la que se enfrentaban. Seguramente se adiestraban para prevalecer por encima de esos efectos del estrés porque conocían la realidad del combate. Lo que si me atrevería a decir es que ninguno de ellos conocía la amigdala, ni los aspectos científicos fisiológicos ni psicológicos del estrés, …, sencillamente porque su labor era combatir y para ello se adiestraban con el mayor realismo posible, siendo conscientes, eso sí, de los efectos prácticos que el estrés podría tener sobre ellos.

    Parece que desde la antigüedad ha quedado muy claro que en lugar de preocuparse tanto por el estrés hay que preocuparse más de la instrucción y/o adiestramiento.

    ¿Alguien se imagina que a los espartanos se les diera una clase teórica con una presentación en PowerPoint sobre el estrés? Pues podría ser que les hablaran de ello pero dudo que perdieran demasiado tiempo en comprender el funcionamiento de la amigdala, esa es tarea para otros. Ellos estaban para combatir y se preparaban duramente y a conciencia para ello, de forma que ante cualquier situación, por estresante que pudiera ser, fueran capaces de manejar sus armas con una soltura asombrosa, tanto si implicaba su habilidad motora gruesa como la fina o compleja.

    Además, seguro que las TTPs de combate que utilizaban estaban más que probadas en combate y emanaban de los que más sabían del tema, del tema del combate, no de los que más sabían de ciencias ni neurociencias. Digo yo que Leónidas sabía más de combatir que de neurociencia y no parece que se le diera mal eso de pelear, aunque seguro que el estrés para él no era muy conocido de forma científica.

    #14695

    Jesús*

    Posiblemente esté muy equivocado, pero con el tema del estrés, distrés, etc, etc, finalmente lo que se está logrando es GANAR DINERO, via cursos y conferencias, en vez de proporcionar ideas, objetivos y entrenamiento para saber cómo combatir, cómo responder, cómo actuar y todo ello bajo un mismo patron de enseñanza.

    Creo que es el tema se asemeja al de añadir adjetivos a determinadas técnicas. Cuantos más adjetivos lo pongamos, más dinero ganamos.

    UN SALUDO

    #14696

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Mucho me temo que tengo la impresión que el ego y el afán de protagonismo suele ser mayor que la solidaridad e interés en la formación de otros compañeros.

    #14697

    KilerMT

    El estres es una escusa…. instruccion, entrenamiento, instruccion, entrenamiento…. y asi hasta el momento de la realidad…. decir estres es la forma de no quedar mal para no decir, estaba cagado de miedo y no sabia que hacer…. puedes estar cagado de miedo o no, pero si sabes que hacer, es por que estas preparado y te has trabajado tu instruccion y el estres lo tendras despues cuando la adrenalina empiece a bajar y tu raciocinio empiece a volverse loco pensando si lo podias haber hecho mejor o no.

    #14698

    sacros

    Enhorabuena. Llevo tiempo leyendo el blog y me parece muy bueno.

    Según esta entrada se está de acuerdo en que se tenga en cuenta el estrés de combate, pero en su justa medida.

    Y estoy de acuerdo pero matizando que el estrés que nos puede paralizar o reducir mucho nuestras habilidades no se produce solamente por estar en un entorno en que mi vida corra peligro (en cuyo caso se debe tener en cuenta pero no influye totalmente en mis habilidades), sino que esto se debe dar de manera sorpresiva. Si yo ya estoy mentalizado de lo que puedo hacer y de mi entorno mi estrés se reducirá muchísimo respecto a una situación inesperada.

    #14699

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te guste el Blog y espero que te resulte de utilidad incluso.

    #14700

    Carlos

    Respecto de las habilidades motoras finas, entre un piloto de caza (un super-clase-excepcional dados los excepcionales requisitos para serlo y los pocos que lo consiguen, tal vez 100?) y la gran “masa” de policías y militares 225.000? (también con su imprescindible formación y capacidad de combate) advierto diferencias en el tipo de “stress”.
    Me explico, mientras el primero no se mueve de su asiento y no para de mover botones y palancas de modo preciso (como un piloto de F1), el segundo corre, salta y lucha con brazos y piernas. Desde mi desconocimiento, mi intuición me dice que no es lo mismo, que no es el mismo tipo de combate, si es que hay varios tipos que me da la sensación que debe haberlos. Otro aspecto es la cantidad de recursos que se invierten en formar a unos y a otros, que obviamente condicionan los resultados.
    Respecto de la paella, que yo tampoco tengo idea de cocinarla, los estudios científicos ayudan a mejorar los resultados. Por ejemplo, si uno no sabe ni hacer una tortilla de bien poco le servirá conocer la temperatura de cocción del huevo. Ahora bien, a Ferrán Adrià esos conocimientos científicos le han ayudado a ser el mejor del mundo durante varios años.
    Con todo ello, lo que vengo a decir, es que absolutamente SI nos sirven los conocimientos científicos, pero sólo si van acompañados de una buena y adecuada formación (en temario, temporización, realismo, etc y recursos -humanos, instalaciones, etc-), y que si a entrenar, entrenar y entrenar, le añadimos los conocimientos científicos bien encauzados conseguiremos pasar de un buen cocinero a un aspirante a Juan Mari Arzak.
    (Aprovecho para darle las gracias por este excelente blog)

    #14701

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Carlos, no tengo ni la más remota idea sobre si existen diferentes tipos de estrés en función de la actividad profesional o el ámbito profesional del individuo, pero en cualquier caso entiendo que en esencia la influencia del estrés sobre un individuo no depende de su actividad profesional o su ámbito profesional. Desde mi ignorancia, creo que sí habrá determinados matices en función de la actividad profesional o su ámbito profesional, pero dichos matices no creo que varíen la influencia del estrés sobre la persona. Quiero decir que si el estrés, por ejemplo, dificulta la toma de decisiones, así será independientemente del ámbito o actividad profesional, aunque estas decisiones no serán las mismas según dicho ámbito o actividad. No sé si me explico, creo que me estoy liando.

    En cuanto al ejemplo de los cocineros, no dudo que tengas razón y los conocimientos científicos de Ferrán Adriá le hayan llevado a la cúspide de la cocina, simplemente no lo sé. Pero entiendo que para ser un gran cocinero no es necesario disponer de esos conocimientos científicos sino de una gran habilidad en la cocina. Una persona que cocine unas paellas increíbles, a la altura de las que pueda hacer Ferrán Adriá, quizás no necesite conocer los entresijos científicos que se esconden tras esa grandiosa paella sino el procedimiento de elaboración de la misma así como una habilidad/destreza/maestría en la cocina.

    En mi opinión, para ser un buen piloto no es necesario ser ingeniero aeronáutico ni para ser un combatiente con armas de fuego es necesario ser un científico de la neurociencia, ni para ser un buen cocinero hace falta ser físico nuclear. Eso sí, el saber no ocupa lugar y todo conocimiento siempre resulta positivo, aunque hay que ser consciente que “el que mucho abarca poco aprieta” y quizás sea más conveniente aprovechar tiempo y recursos en el combate con armas de fuego que no en la neurociencia, que para eso ya están los expertos que dedican a ello el 100% de su tiempo y recursos.

    Muchas gracias por tus comentarios, Carlos.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 21)

Debes estar registrado para responder a este debate.