FirstSpear™, sus tecnologías Tubes™ y 6/12™ y su amplio abanico de productos: calidad, diseño e innovación.

Subscribe
-

¡Suscríbete! ─gratis durante un año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

En el mes de agosto de 2012, en los Juegos Olímpicos de Londres, la leyenda viva del atletismo Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo, se volvió a colgar una medalla de oro en los 100 metros lisos con una marca de 9’63 segundos. El mérito es todo suyo, ya que es el corredor el que hace todo el esfuerzo y no sus zapatillas, pero creo que no cabe la menor duda que sus zapatillas no son normales. Hay muchas zapatillas en el mercado, de todos los sabores, de todos los colores, de todos los precios y de todas las calidades, pero apuesto que las zapatillas que calza habitualmente Usain no son precisamente del montón, sino las mejores que haya podido encontrar, porque cuando se trata de competir para ganar se busca el mejor equipo posible.

Lo mismo sucede en el caso del equipo individual de un combatiente con armas de fuego. El que se juega la vida en un enfrentamiento es el propio combatiente y no su equipo individual, pero indiscutiblemente será siempre un valor en alza el disponer del mejor equipo individual posible, aquel con un diseño y calidad que se demuestren eficaces para favorecer el trabajo del combatiente y concederle ─si cabe─ cierta ventaja respecto a su adversario, al que el hecho de no disponer ─quizás─ de un buen equipo individual puede suponerle perder la partida.

Actualmente existen muchas marcas dedicadas al diseño y fabricación de todo tipo de accesorios del equipo individual del combatiente, pero no todas ofrecen productos que merezcan la pena, bien por su escasa calidad o bien por la ineficacia de su diseño (de la poca honorabilidad y fiabilidad de las copias baratas no hablamos). Por ejemplo, la fabricación de un chaleco portaplacas no consiste simplemente en coser de cualquier forma unos pedazos de tela de dudosa procedencia, sino que exige disponer de materiales de calidad que siguiendo perfectamente el patrón marcado por un buen diseño son cosidos convenientemente por personal especializado.

FirstSpear™.Tan sólo un par de años después de su creación esta marca logró situarse en la cumbre en lo que a fabricantes de equipo individual se refiere. Sería osado afirmar que se trata de la mejor marca y no estaría haciendo honor a la verdad, pero lo que sí es cierto es que se encuentra entre las mejores del sector. Estoy hablando de FirstSpear™, una marca ─creo que─ poco conocida en España.

FirstSpear™ fue fundada en 2010 por un equipo de experimentados profesionales de la industria textil y antiguos miembros de las FAS estadounidenses, con el objetivo de proporcionar verdaderas soluciones en cuanto a equipo de protección personal y equipo individual para los usuarios profesionales estadounidenses y aliados. Desde entonces, a base de ingenio, esfuerzo e innovación, ha logrado sacar adelante toda una línea de excelentes productos que abordan de una forma realmente acertada el eterno problema que plantea llegar a disponer de equipo individual lo más ligero, cómodo y eficaz posible. Desde entonces no ha dejado de incorporar nuevos productos y vesiones a su catálogo.

Sin lugar a dudas los productos de FirstSpear™ hacen gala de su alta calidad por partida triple: calidad en sus diseños, calidad en sus materiales y calidad en sus procesos de manufacturación. Además puede presumir de fijar unos precios justos, muy competitivos, sin sacrificar un ápice la calidad. Quizás sus precios no puedan calificarse como baratos pero, en mi opinión, tampoco merecen la consideración de caros. Permíteme que afirme sin reparos que sus precios se ajustan a la realidad ─a la par que los de otras marcas de calidad─ y están al alcance de cualquiera que considere su vida una buena inversión.

En sus comienzos FirstSpear™ lanzó toda una línea de equipamiento individual que utiliza sus dos exclusivas tecnologías Tubes™ y 6/12™, fruto de su trabajo por encontrar las soluciones que demandan los profesionales. No se trataba simplemente de una novedad más, sino de una verdadera evolución que ha aportado mucho respecto a lo anteriormente conocido.

La tecnología Tubes™ de FirstSpear™ destaca por mejorar ostensiblemente lo que hasta ahora venía siendo habitual en la mayoría de los sistemas de cierre para chalecos blindados o portaplacas. Con el tiempo otras marcas han ido ─literalmente─ copiando la idea.

El sistema hasta ahora más utilizado consistía en cerrar el chaleco por delante uniendo ambos lados de la faja al Velcro® interior que se encuentra bajo la solapa frontal del chaleco. Este sistema ha demostrado tener ciertos inconvenientes que precisamente logra subsanar la tecnología Tubes™. El Velcro® añade volumen y peso al equipo, es bastante ruidoso, se desgasta rápidamente y acumula con facilidad agua, barro, arena y nieve. Además, estos sistemas de cierre con Velcro® resultan un poco engorrosos y no se puede decir que la acción de quitarse y ponerse el chaleco resulte tarea fácil.

Por otra parte, el mecanismo de suelta rápida más habitual en los chalecos de este tipo, consiste en un cable que discurre por un laberinto de agujeros a lo largo de todo el chaleco. Este mecanismo resulta un tanto aparatoso y una vez utilizado cuesta bastante devolverlo a su situación original, lo que es imprescindible para poder volver a utilizar el chaleco. Aunque en caso de necesitar zafarse del chaleco rápidamente, quizás volver a utilizar el chaleco sea lo de menos.

Estas cuestiones quedan resueltas eficazmente con la tecnología Tubes™. Esta tecnología utiliza una pieza de plástico como nexo de unión entre diferentes partes del chaleco. Pero no se trata de plástico ordinario, sino de un ligero polímero de gran resistencia que nada tiene que envidiar a otros materiales metálicos aparentemente más resistentes.

Esta pieza de plástico se divide en dos partes, cada una de las cuales va unida al extremo de lo que se pretende unir, de forma que una pieza engarza (macho) con la otra (hembra) y se desliza por su interior hasta quedar retenida por una lengüeta. Dicha lengüeta dispone de un trozo de cuerda unida a la misma de la que tirar para liberar la retención que ejerce sobre la pieza interior (macho) y que esta pueda deslizarse otra vez hasta soltarse. Resulta más difícil explicarlo de lo que es en realidad. Se trata de un sistema de cierre tan sencillo que abrirlo o cerrarlo es cuestión de segundos y no es necesario realizar maniobras complicadas para ello.

Por otra parte, la tecnología 6/12™ de FirstSpear™ consiste básicamente en un innovador a la par que eficaz sistema de unión de bolsillos que aún siendo compatible con el estándar MOLLE/PALS se aleja del mismo para ganar ventaja. La principal ventaja radica en la considerable reducción de peso (hasta un 50%) que proporciona la tecnología 6/12™ frente a otros sistemas, además de minimizar el volumen, lo que significa que el equipo abulte menos.

Tecnología FirstSpear 6/12. Los bolsillos llevan unas lengüetas que se introducen por los ojales de la plataforma y quedan sujetos en el interior por la acción de una especie de Velcro®.

Toda esta tecnología gira en torno a simplificar la construcción, tanto de los bolsillos como de la plataforma a la que se sujetan, para lo que se han reducido las piezas de tejido necesarias, suprimiendo las cintas de Cordura® que conformaban el entramado MOLLE/PALS al que se unían los bolsillos. Dicho entramado, que anteriormente era cosido sobre la plataforma, ahora viene integrado directamente sobre el tejido con el que se fabrica la plataforma.

Bolsillo portacargador con el sistema MOLLE/PALS. En la imagen se pueden apreciar las cintas que se utilizan para unir el bolsillo a la plataforma.

Gracias a la eliminación de todas esas cintas y costuras que formaban el anterior entramado, este tejido resulta más flexible y ligero y, por tanto, más cómodo. La solución por la que se ha optado consiste en cortar con gran precisión el tejido mediante un láser, dejando múltiples orificios a modo de ojales planos horizontales, uniformemente repartidos por toda la superficie del tejido exterior de la plataforma a la que se unirán los bolsillos.

Chaleco BAE RBAV-AF con el sistema MOLLE/PALS.

El tejido utilizado en la superficie de la plataforma tiene un cara interna rugosa que sin ser exactamente Velcro® se asemeja bastante, pero no llega a ser tan rugoso. Enfrentada a esta cara interna del tejido exterior se encuentra un forro interior cuya superficie de contacto con esa cara interna constituye la otra parte del sistema de fijación, como sucede con el Velcro®, de forma que cara interna del tejido exterior y cara externa del forro interior quedan unidos por esta especie de Velcro® que cubre toda su superficie [en el momento de escribir este artículo, en el año 2012, este tipo de Velcro no era todavía popular].

Los bolsillos (portacargadores, bolsillos multipropósito) que utilizan la tecnología 6/12™ disponen de unas pequeñas lengüetas y no las largas cintas que caracterizan el estándar MOLLE/PALS. Estas lengüetas se introducen por los ojales que se pueden encontrar en la superficie de la plataforma y quedan sujetos en el interior por la acción de esa especie de Velcro®. La instalación de los bolsillos sobre la plataforma resulta muy sencilla y robusta, creo que mucho más que en el caso del sistema MOLLE/PALS, que en algunas ocasiones resulta un tanto complicado de instalar y no ofrece una sujeción tan robusta, llegando incluso en algunas ocasiones a quedar los bolsillos ligeramente separados de la plataforma que los sostiene.

Tales son las virtudes de las tecnología Tubes™ y 6/12™ de FirstSpear™, que la Infantería de Marina estadounidense incorporó ambas tecnologías a la 3ª generación de su sistema de chaleco blindado.

Dos productos de FirstSpear™ que constituyen dos claros exponentes de la tecnología 6/12™ son el chaleco portaplacas Strandhögg, que además incluye la tecnología Tubes™, y su atalaje de pecho o chest rig modular. Ambos productos constituyen todo un paso al frente en lo que a diseño se refiere y logran sacar ventaja de los recursos actualmente disponibles [recuerda que este artículo data de 2012 y en los últimos años han surgido nuevos productos de otras marcas].

El chaleco portaplacas FirstSpear Strandhögg está especialmente diseñado para aceptar placas SAPI/ESAPI/SPEAR en cualquiera de sus tallas, desde la S hasta la XL, lo cual es muy de agradecer, porque no siempre se puede encontrar la talla que mejor se adapta al usuario. Ni qué decir tiene que la talla del chaleco vendrá determinada por la talla de las placas, que a su vez dependerá exclusivamente del usuario final. Esto implica que no puede adquirirse una determinada cantidad de chalecos para una unidad sin haber comprobado primero individualmente la talla de cada uno de los usuarios.

Este chaleco además puede utilizarse tanto con como sin paneles de blindaje flexible [soft armor] bajo las placas, lo que dependerá del tipo de placas utilizado y de la amenaza a la que enfrentarse. Esta característica le concede cierta polivalencia al chaleco, lo que no siempre sucede con otros chalecos, ya que en ocasiones el ajuste de las placas en su alojamiento interior es tan ceñido que no permite nada más. Los bolsillos interiores para las placas incluyen un acolchado a base de espuma de alta densidad que proporciona cierta comodidad al usuario en el caso de utilizar placas sin nada más. Este acolchado puede retirarse fácilmente y ser sustituido por paneles de blindaje flexible [soft armor].

La combinación de las tecnologías 6/12™ y Tubes™ en el chaleco portaplacas Strandhögg, lo convierten en una plataforma ligera muy fácil de poner y quitar, pudiendo el usuario elegir por dónde abrir el chaleco. Se puede separar tanto en el hombro derecho como en el izquierdo y tanto en el costado derecho como en el izquierdo, o todos a la vez, quedando el chaleco separado en dos partes.

En realidad, el chaleco se divide en tres partes diferenciadas: faja, frontal y trasera. La parte frontal dispone de las hebillas macho del sistema de cierre Tubes™. La parte trasera queda unida a las hombreras, en las que se encuentran las hebillas hembra del sistema de cierre Tubes™, y por el interior de la misma se desliza la faja, que se puede separar simplemente tirando de un lado o de otro hasta que abandone completamente su alojamiento. En los extremos de la faja se encuentran las hebillas hembra del sistema Tubes™. Hay que destacar el generoso acolchado del que disponen las hombreras, lo que ayudará a amortiguar el peso que descansa sobre los hombros con el equipo completo.

El hecho por el que la faja pueda desprenderse totalmente del resto del chaleco permite que ésta pueda sustituirse por otra más adecuada según la situación táctica, como puede ser el caso, por ejemplo, de una unidad que opere en un entorno marítimo (Infantería de Marina), en cuyo caso podría utilizar la faja del chaleco portaplacas marítimo que dispone de un dispositivo personal de flotación inflable integrado en la propia faja.

Como curiosidad, decir que este chaleco recibe su nombre de un antiguo término vikingo-escandinavo para un ataque relámpagoStrandhögg fue una de las primeras tácticas de combate que utilizaba personal infiltrado tras las líneas enemigas previamente a una operación ofensiva, lo que supuso todo un avance para su época, al igual que el chaleco del mismo nombre de FirstSpear™, que vino a revolucionar el panorama con su diseño exclusivo.

Sería poco objetivo y toda una osadía por mi parte alabar las bonanzas del chaleco portaplacas FirstSpear Strandhögg sin haberlo probado y evaluado realmente y sin contar en mi haber con referencia alguna en cuanto al uso de este tipo de equipo. Pero lo que sí puedo es afirmar que las críticas por parte de aquellos que sí cuentan con amplia experiencia en este sentido son tremendamente halagüeñas. Asimismo, aunque no haya podido probarlo y evaluarlo extensivamente, sí que he tenido la ocasión de tenerlo en mis manos y trastear con él, gracias a Andreu Soler i Associats, que trajo algunos ejemplares de muestra a España allá por 2012.

Mis impresiones, que no son más que eso, fueron muy buenas y definitivamente este es uno de esos productos que figuran en mi «lista de la compra». Continúa en mi lista, aunque ya desde mediados de 2014 llevo utilizando ─para entrenar en el campo de tiro y en casa─ las tecnologías Tubes y 6/12, cuando me hice con un portaplacas STT de SKD Tactical fabricado por First Spear.

Salta a la vista la impresionante calidad del producto en todos sus sentidos así como su cuidado y eficaz diseño. Gracias a la variedad de tallas disponibles (de la S a la XL), así como al grado de ajuste que permite el Strandhögg, este se puede adaptar perfectamente a cualquier persona. La sencillez es una de sus cartas de presentación y tanto el ajuste de la faja como el de las hombreras es cuestión de segundos, lo que siempre es de agradecer. Indudablemente la combinación de las tecnologías 6/12™ y Tubes™ en este chaleco lo convierten en algo único digno de la atención de todo aquel que esté buscando lo mejor en chalecos de este tipo. ¡A mi me ha cautivado!

Sin embargo, quizás una de las características más esperadas y deseadas del Strandhögg no sólo sea su calidad y eficacia sino su precio, que lejos de ser caro o barato, se mantiene ajustado a una cantidad que permite que esté al alcance de casi cualquiera. Hay otros productos más baratos y otros más caros. En este caso, yo calificaría el precio como ajustado con precisión a lo que obtienes por cada euro invertido. Al valorar el precio de cualquier producto se me vienen a la mente frases del tipo: nadie da duros a tres pesetas, compra barato = compra dos veces, somos lo que compramos. No soy yo de los que espera encontrar un BMW, un Mercedes o un Audi al precio de un SEAT, un Renault o un Dacia Logan, ni un producto para la vida real al precio de un producto para la vida del Airsoft ¿Pero de cuánto estamos hablando en el caso del Stranghögg? Pues en la web oficial figura a un precio de $486.93, ni más ni menos. Por poner algunos ejemplos, el portaplacas con suelta rápida Sentinel Releasable Plate Carrier (6094A) de London Bridge tiene un precio de $731.96, el TTRAC de Tactical Tailor está en $379.23 y el SCARAB™ LT de Velocity Systems ronda los $329.00. 

Otro de los productos curiosos de FirstSpear es su atalaje de pecho o chest rig modularque utilizando la tecnología 6/12™ constituye una auténtica muestra de minimalismo en estado puro. Tanto el peso como el volumen quedan reducidos a la mínima expresión, sin limitar la funcionalidad, diseño, eficacia o calidad del producto.

En tan sólo 250 gramos de peso se incluye una excelente plataforma modular sobre la que montar cualquier tipo de bolsillo, tanto aquellos bolsillos del estándar MOLLE como los que utilizan la tecnología 6/12™, siendo estos últimos los que permitirán reducir al máximo el peso y volumen del conjunto completo.

Por su reducido volumen, aún con bolsillos, se convierte en una plataforma ideal para llevar encima de un chaleco portaplacas o un chaleco blindado, lo que nos permitiría disponer de diferentes configuraciones que se adapten a cada misión. Asimismo, esta plataforma permanece bastante ajustada al cuerpo sin abultar demasiado, por lo que también podría utilizarse por debajo de alguna prenda holgada si se pretende mantener un perfil algo más bajo.

Este atalaje de pecho es de talla única, como es habitual, lo que no impide que pueda ajustarse a cualquier persona fácilmente. Las correas tienen juego suficiente como para que aquellos de más grandes dimensiones tengan cabida dentro del atalaje de pecho. Ha habido ocasiones en las que personalmente he tenido algunos problemas para ajustar correctamente parte del equipo por no estar bien diseñado para ajustarse a mis dimensiones, pero con este atalaje de FirstSpear™ me ha resultado tremendamente sencillo. En comparación con otros atalajes de pecho que he podido utilizar este demuestra ser de los mejores, muy superior a otros en calidad y diseño.

Especialmente útil y eficaz resulta el sistema de cierre que utiliza la cinta que cruza la espalda por la cintura. Este sistema consiste en una pieza metálica con una especie de gancho que únicamente es necesario engarzar en el agujero que forma la correa en el otro extremo del atalaje. Resulta más difícil explicarlo que verlo.

Por otra parte, un detalle que a priori podría considerarse una desventaja, en realidad redunda en comodidad y se convierte en una ventaja. Este detalle no es otro más que el hecho por el que las cintas de los hombros van cosidas directamente al propio atalaje en su frontal en lugar de disponer de sendas hebillas de suelta rápida. Donde sí se dispone de hebillas de suelta rápida es en el otro extremo de estas cintas, que una vez el atalaje en uso quedarán aproximadamente bajo los sobacos, accesibles con ambas manos sin demasiadas dificultades. El haber eliminado las hebillas del frontal evita que éstas puedan incomodar al usuario al hacer presión sobre el mismo, por ejemplo, cuando el fusil quede apoyado en el pecho.

En este caso el precio es muy asequible, $91.31, aunque eso no incluye absolutamente nada más que el atalaje de pecho, lo que implica desembolsar bastante más que el propio atalaje en bolsillos.

Como complemento para todas las plataformas que utilizan la tecnología 6/12™FirstSpear™ dispone de toda una línea de bolsillos que aprovechando esta misma tecnología reducen considerablemente el peso y volumen y permiten una modularidad total y absoluta en la disposición del equipo, sin olvidar lo sencillo que resulta instalar el bolsillo donde cada uno prefiera y lo robusto del anclaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El FirstSpear Admin Pocket 6/12™ constituye un buen ejemplo de bolsillo administrativo. Dispone de Velcro® tanto en el exterior de la solapa de cierre como en el propio frontal del bolsillo, donde se puede colocar cualquier parche. En su interior existen dos compartimentos separados para tarjetas, fichas, o lo que sea. El bolsillo que se encuentra totalmente a la derecha puede alojar una linterna de mano, un cargador de pistola, un alicates multiusos o una navaja.

Entre el amplio abanico de complementos con tecnología 6/12™, resultan muy útiles y polivalentes algunos bolsillos como el de propósito general grande (General Purpose Pocket Large) y el de propósito general pequeño (General Purpose Pocket Small).

El bolsillo grande tiene unas dimensiones de 18 cm. x 18 cm. x 5 cm. En su interior dispone de un compartimento de rejilla con cremallera de cierre. El bolsillo se cierra tanto con cremallera como con una cinta con un gancho en forma de G. Está especialmente diseñado para guardar sistemas de visión nocturna de dos tubos con montura para casco, cámaras de vídeo o artículos semejantes en dimensiones.

El bolsillo pequeño tiene unas dimensiones de 14 cm. x 5 cm. x 5 cm., lo que le permite alojar artículos tales como un GPS, un teléfono móvil o una linterna de mano.

En lo que respecta al equipo individual, sin lugar a dudas resulta fundamental disponer de un buen bolsillo portacargadores. Existen muchas marcas y modelos, siendo antiguamente la solución más comúnmente utilizada para retener el cargador en el interior del bolsillo la combinación de un cierre a través de una solapa con velcro y un elástico en la boca del bolsillo. Entre la amplia variedad de portacargadores FirstSpear™ que utilizan su tecnologia 6/12™ se encuentran los clásicos de solapa M4 Single.

Estos bolsillos pueden alojar en su interior un único cargador, o dos cargadores uno contra otro, de 30 disparos 5’56×45 NATO para fusiles tipo AR15/M16/M4, lo que deja fuera a los odiosos cargadores originales para fusil HK G36, aunque sí permiten alojar perfectamente un cargador PMAG 30G para HK G36. Se puede utilizar la solapa con Velcro® para cerrar los portacargadores o bien puede meterse por dentro del bolsillo y que se quede por debajo del cargador una vez introducido. En el caso de los cargadores PMAG 30G para HK G36 de este modo la retención es suficiente como para que el cargador no salga despedido fácilmente fuera del portacargador. En el panel frontal del chaleco FirstSpear™ Strandhögg caben perfectamente tres de estos portacargadores, a los que se pueden añadir uno o dos en cada lateral de la faja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de los portacargadores para fusil más novedosos de FirstSpear es el MultiMag Rapid-Adjust™ Pocket, que incorpora el sistema Boa® Fit System, que consiste en una ruleta en la base del portacargadores que aprieta o suelta para adaptarse a diferentes tamaños de cargador. .

FirstSpear también dispone de bolsillos portacargadores de pistola con tecnología 6/12™ para diferentes armas y en configuraciones individuales, dobles y triples. En el caso del portacargador doble Pistol Magazine Pocket Speed Reload Double, el sistema de retención del cargador, además de por la propia presión y fricción que ejerce el bolsillo sobre el cargador, consiste en un trozo de cordón elástico con una lengüeta que se puede desinstalar fácilmente si no se necesita.

Y estos no son más que algunos de los productos de FirstSpear, que en los últimos años no han dejado de crecer hasta abarcar un amplísimo abanico. Ni qué decir tiene que los productos de FirstSpear™ están disponibles tanto en el patrón de camuflaje Multicam como en los colores sólidos negro, verde y arena, que son los más demandados.

En conclusión, FirstSpear™ y sus productos son todo un acierto tanto por su calidad y diseño. La dificultad estriba en conseguirlos.

-

¡Suscríbete! ─gratis durante un año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

.

0 comentarios en “FirstSpear™, sus tecnologías Tubes™ y 6/12™ y su amplio abanico de productos: calidad, diseño e innovación.

  1. Javier VC

    Gracias, le echaré un vistazo a los modelos que me propones.

    Sin duda el tipo de chaleco sería uno que permita el uso combinado de ambos tipos de blindaje, ya que la idea sería usar las placas proporcionadas por la mili (ahora mismo dudo de si éstas van talladas o son éstandar; de ser lo segundo sería un nuevo error…)

    Lo cierto es que el tallaje será lo más complicado, lo sé. Por cierto, gran artículo el de la colocación del blindaje, ya lo tenía muy en cuenta. Me ha servido para comprobar de nuevo que los modelos presentes en el EA no cumplen en absoluto los criterios de colocación. ¡¡Estamos buenos!!

    Un abrazo y gracias.

  2. Jorge Tierno Rey

    Javi, mucho me temo que no soy yo el más indicado para recomendar con conocimiento de causa un determinado chaleco a nadie, aunque sí puedo decir lo que se dice o se comenta de algunas marcas y modelos.

    Lo primero que has de tener en cuenta es si realmente necesitas un chaleco blindado para soft y hard armor o sólo un chaleco portaplacas (hard armor). A día de hoy se puede observar una tendencia hacia chalecos portaplacas, pero si estoy en lo cierto eso es cuando en el entorno no abunda el IED. De lo contrario puede ser más interesante contar con la protección extra que proporciona el soft armor frente a los efectos de un IED.

    Algunos chalecos portaplacas de los que se habla mucho y bien son el Crye Precision Jumpable Plate Carrier (http://www.cryeprecision.com/P-BLC04202LG0/Jumpable-Plate-Carrier%E2%84%A2-(jpc)) o el BFG LMAC Armor Carrier (http://www.blueforcegear.com/lmac-armor-carrier/), además del Strandhögg de FirstSpear.

    En el caso de chalecos blindados para soft y hard armor parece que una muy buena opción es el BAE ECLIPSE® RBAV-AF (http://tirotactico.wordpress.com/2011/08/03/chaleco-blindado-con-suelta-rapida-bae-eclipse%C2%AE-rbav-af-por-darrin-talbott/) o el Siege-R de FirstSpear (http://www.first-spear.com/product.php?productid=17619&cat=272&page=1).

    Lo que si resulta especialmente importante es disponer de la talla correcta. Lo primero es determinar la talla del blindaje a utilizar, tanto soft como hard armor, y a continuación averiguar la talla del chaleco correspondiente que se ajuste al tamaño del blindaje. Como referencia, la placa frontal ha de ir desde el borde superior del esternón hasta el ombligo, más o menos (http://tirotactico.wordpress.com/2011/09/12/colocacion-correcta-del-blindaje-personal-proper-wear-of-hard-armor-por-gregory-roberts/)

  3. Javier VC

    Don Jorge, hace tiempo que le doy vueltas a comprar un chaleco propio dado la precariedad de los modelos existentes en las FAS.
    Tuve la ocasion de probar y evaluar dos Modelos de MSA Paraclete, el RAV 007 y el SOPC, y me gustó mucho el sistema de suelta rápida y la calidad de sus acabados.
    He oído hablar mucho del CIRAS e incluso lo he podido ver en algunas Unidades (MOE), y a compañeros que se han rascado el bolsillo (como los compañeros FAC de Infantería de Marina en ZO)
    ¿Cuál me recomiendas?

  4. Jorge Tierno Rey

    Puesto que no tengo la menor experiencia en el uso de este tipo de material, salvo el haber probado este chaleco en concreto en la comodidad de mi hogar, me voy a fiar de aquellos que sí cuentan con experiencia, incluso real en combate, de los que sólo he escuchado alabanzas tanto hacia la tecnología Tubes como hacia la tecnología 6/12.

    Pero no me conformo con una simple opinión cuyo único respaldo sea «yo estuve allí, yo hice esto» sino con aquellas opiniones debidamente fundadas.

    Hasta donde yo sé las tecnologías Tubes y 6/12 no vienen a reinventar la rueda sino a aportar su granito de arena en lo que a evolución del equipo se refiere. Me atrevería a decir que la revolución empezó con el famoso CIRAS y MARCIRAS de Eagle, que no exento de problemas, fue toda una innovación en su momento, aunque a día de hoy se ha quedado obsoleto por haber sido superado el diseño por otros modelos más evolucionados, como viene a ser este caso.

    Aún a pesar de mi limitada experiencia con el chaleco Strandhögg he podido comprobar que ponerse y quitarse el chaleco con la tecnología Tubes es realmente fácil. No obstante, hay que tener en cuenta que los sistemas de «suelta rápida» son precisamente eso, de «suelta» rápida y no de «puesta» rápida. Lo que se suele buscar es que la suelta sea rápida para aquellas situaciones de emergencia en que sea necesario desprenderse rápidamente del chaleco, como por ejemplo si el peso nos está llevando hacia el fondo cuando nos encontramos en entorno marítimo o si resultamos heridos y debemos ser atendidos de nuestras heridas.

    En comparación con otros sistemas creo que la tecnología Tubes resulta más sencilla que el anterior sistema de faja con velcro y solapa frontal, pero sólo es una opinión y tendrán que ser los que dispongan de tal experiencia los que afirmen si es así o no.

  5. KilerMT

    Mi opinion personal:
    Creo que resulta complicado para poner o quitar las cosas o cambiar la configuracion del chaleco. Aun ganandole peso y estetica, pierde practicidad.

    El sistema de suelta la mar da comodo para quitar… pero… y para poner??. Es otro plastico, al final lo que dura siempre es un buen tegido o cuerda… y para enebrar eso si te va ajustado… tela, ni el mismo lo quita del todo en el otro video por este problema.

    No se, una novedad chula a nivel comercial, pero reinventar la rueda, para que?

    Gracias por el articulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Tierno Rey .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Servidores tirotactico.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.