El adiestramiento en seco en el tiro táctico: eficaz y eficiente, aunque habitualmente olvidado.

Cartuchos inertes, ideales para ejercicios de adiestramiento en seco.Quizás sea ésta la metodología para el adiestramiento en el tiro táctico (también válida en el tiro deportivo) más asequible, y no por ello resulta menos eficaz, sino todo lo contrario, aunque indudablemente es la más aburrida y creo que por ese motivo habitualmente cae en el olvido.

Si estoy en lo cierto, en el ámbito de la alta competición del tiro deportivo, en cualquiera de sus modalidades, los tiradores suelen adiestrarse en seco con relativa frecuencia y esta metodología recibe la importancia que merece por los buenos resultados que ofrece a bajo coste económico. Es más, creo que la aplicación de esta metodología en el tiro táctico tiene aquí su origen, precisamente en el tiro deportivo.

Hoy día cualquier maestro que se precie recomienda a sus alumnos hacer un uso extensivo del adiestramiento en seco, por diferentes motivos, entre los que destaca, además de alcanzar una competencia inconsciente en el manejo y uso de las armas de fuego, la permanente disponibilidad de esta metodología, que puede practicarse casi en cualquier parte y en cualquier momento sin tener que gastarse un sólo euro.

Cañón de entrenamiento de la marca BladeTech que permite realizar ejercicios de adiestramiento en seco sin pelibro de realizar un disparo negligente/accidental.En mi opinión el adiestramiento en seco es habitualmente olvidado en favor de otras prácticas más emocionantes y divertidas, como puede ser realizar continuamente recorridos de tiro con mucho movimiento, muchos blancos y muchos disparos. De esta forma se pierde de vista la necesaria progresión en el adiestramiento (andar, gatear y correr) y la atención se centra en correr, lo que no siempre es posible realizar con la frecuencia adecuada para garantizar que se mantiene cierto grado de competencia al respecto, porque lo que no es reciente se olvida y la falta de práctica reciente supone una merma en el rendimiento.

Pero ¿en qué consiste exactamente el adiestramiento en seco en el tiro táctico y cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Este tipo de adiestramiento consiste básicamente en practicar las Tácticas, Técnicas y Procedimientos (TTPs) propias del tiro táctico, junto con el equipo de servicio o de dotación (el que se utiliza realmente en la calle o en el campo), en un entorno perfectamente controlado, en ausencia total de munición real, de forma que no exista peligro alguno para nadie, ni tiradores ni terceros, respetando y extremando siempre las debidas precauciones de seguridad.

En esta metodología se suprime el ¡BANG! inherente a cualquier disparo con munición real, así como todos sus efectos (impacto de un proyectil sobre un blanco, retroceso y reelevación del arma, ciclo de disparo, …), lo que por una parte supone una gran desventaja, ya que no se reproducen con exactitud las verdaderas consecuencias y efectos de cada disparo. Sin embargo, las ventajas de esta metodología la convierten no sólo en útil sino en necesaria por la eficacia y eficiencia para el aprendizaje y la práctica de las TTPE (Tácticas, Técnicas, Procedimientos y Equipo).

-

-

El adiestramiento en seco resulta tremendamente eficaz para asimilar todas esas TTPs, que en esencia no requieren que se produzca realmente un disparo para poder practicarse. Mediante la reiterada repetición de movimientos, ejecutados de la forma más correcta posible, pausadamente y sin prisas de ningún tipo, se pueden asimilar fácilmente determinadas TTPs del tiro táctico, especialmente aquellas que se refieren a los principios básicos del tiro (posición/postura del tirador, empuñe del arma, puntería, control del disparador) y a, uno de los pilares fundamentales del combate con armas de fuego, las manipulaciones del arma (recarga táctica y recarga de emergencia, acción inmediata y acción correctiva para la resolución de interrupciones, …). El objetivo es lograr que todas esas TTPs se alojen en el subconsciente y que el tirador adquiera una auténtica competencia inconsciente, es decir, que sin perder ni una sola milésima de segundo pensando conscientemente en lo que va a hacer, el tirador sea capaz de ejecutar esas TTPs con total y absoluta competencia pero sin darse siquiera cuenta de ello, es decir, de forma inconsciente.

Alcanzar ese grado de competencia inconsciente no es tan sencillo, pero un buen y continuado adiestramiento en seco contribuirá a ello considerablemente. La importancia de esa competencia insconsciente radica en poder ejecutar cualquier TTP a pesar de la tensión o estrés de la situación, que influirá negativamente en la capacidad cognitiva y la capacidad para tomar decisiones del tirador, que tampoco dispone de tiempo para pensar en tal situación.

-

-

Por otra parte, el adiestramiento en seco destaca considerablemente por su eficiencia. Se trata de una metodología que siempre está disponible, en todo tiempo y lugar. Para realizar el adiestramiento en seco no es necesario disponer de un campo o galería de tiro en un momento previamente acordado, lo que constituiría un gran inconveniente, ya que la disponibilidad de tales instalaciones está sujeta a sus diferentes usuarios, entre los que se distribuye el uso de dichas instalaciones. Una persona normal no tiene la posibilidad de acudir al campo o galería de tiro con demasiada frecuencia, no sólo porque el uso compartido de las instalaciones implique que no siempre estén disponibles para ella, sino porque también implica desplazarse hasta allí, lo que exige tiempo, además del tiempo necesario para la sesión de adiestramiento. El tiempo suele ser un bien escaso y la necesaria conciliación de la vida personal, familiar y laboral no siempre permitirá disponer de un intervalo de tiempo lo suficientemente amplio como para desplazarse hasta una galería o campo de tiro en los que realizar una sesión de adiestramiento de una o dos horas.

Asimismo, se puede decir que el adiestramiento en seco es gratis y sólo requiere de buena voluntad para llevarlo a cabo, por lo que se puede realizar con tanta frecuencia como uno quiera. Esto mismo no ocurre con las sesiones de tiro con munición real, que pueden resultar realmente costosas, no sólo por el elevado precio de la munición sino también por los gastos de desplazamiento y materiales utilizados.

En virtud de lo anteriormente expuesto el adiestramiento en seco es considerado una metodología a todas luces necesaria para el tiro táctico, no de forma exclusiva sino como complemento fundamental de la práctica con munición real y de otras posibilidades como la práctica con Airsoft o Simunition. Incluso se podría establecer una recomendación, a título orientativo, por la que hayan de realizarse un mínimo de x sesiones de adiestramiento en seco con anterioridad a cada sesión de adiestramiento con munición real en el campo o galería de tiro. ¿Qué sentido tiene pretender aprender una determinada TTP en el campo o galería de tiro cuando podría haberla aprendido previamente durante mi adiestramiento en seco? En realidad el adiestramiento con munición real ha de suponer la puesta en práctica de lo ya aprendido durante el adiestramiento en seco. Por ejemplo, para aprender a realizar una recarga de emergencia y llegar a realizarla con relativa soltura lo único que necesito es practicarla en seco frecuentemente (a lo mejor con practicar 15 minutos 2 o 3 veces por semana es suficiente y en sólo un mes mi subconsciente ya aloja esa TTP). De este modo, sin haber realizado un sólo disparo, puedo llegar a adquirir una TTP que podré poner en práctica por primera vez con munición real en mi próxima sesión en la galería o campo de tiro para verificar que todo va bien.

-

-

La verdadera utilidad del adiestramiento en seco radica en la posibilidad de realizarlo frecuentemente. Al no estar sujeto a la disponibilidad de un campo o galería de tiro ni suponer un excesivo consumo de tiempo, cualquiera puede tomarse 15 o 20 minutos un par de veces a la semana para practicar en seco con su arma de fuego en su propia casa. Con esta sencilla rutina a lo largo de todo un año se acumularían un total de entre  26 y 35 horas de adiestramiento en seco en las que se habrían realizado múltiples repeticiones de diferentes TTPs. Eso sumado a las correspondientes sesiones de adiestramiento con munición real en el campo o galería de tiro constituye un adiestramiento mucho más completo que limitarse al adiestramiento esporádico con munición real. Más vale el adiestramiento en seco frecuente y continuado en el tiempo, repartido en sesiones cortas, que no únicamente el adiestramiento prolongado ocasional con munición real, el cual de ningún modo quedaría sustituido por el mero adiestramiento en seco, sino complementado.

En mi humilde opinión, el adiestramiento en tiro táctico no puede limitarse a realizar un curso formativo intensivo con muchos disparos sin volver a dedicar más tiempo a este menester a lo largo del año. Dudo que en sólo unos días puedan asimilarse correctamente multitud de TTPs. y no creo que la realización de un curso sea el momento para adquirir la destreza y soltura necesarias para la ejecución eficaz de diferentes TTPs., sino más bien el momento de aprender el cómo, cuándo y por qué de la mano de un buen profesor suficientemente hábil para explicar, corregir y supervisar al alumno, de modo que posteriormente el alumno pueda seguir practicando libremente a lo largo de todo el año y alcanzar entonces la destreza y soltura necesarias. Y ese practicar libremente a lo largo de todo el año será principalmente adiestramiento en seco, que es lo que siempre está disponible y no supone un elevado coste que no todos pueden permitirse.

Llegado el momento de realizar una sesión de adiestramiento en seco habrá que tener siempre presentes las ineludibles precauciones de seguridad (las 4 reglas de Jeff Cooper). Aunque inicialmente se puede practicar en cualquier parte quizás sea mejor buscar un lugar en el que poder estar tranquilos sin la presencia de otras personas. Además, aún tratándose de adiestramiento en seco, un arma de fuego será siempre considerada como si estuviera cargada, por lo que ésta no será dirigida en ningún momento hacia nadie y habrá que cerciorarse que la pared o dirección hacia la que se dirige el arma es segura, es decir, que en el hipotético caso de producirse un disparo el proyectil no podría ocasionar más que daños materiales. Por tanto, no sirve una pared tras la que puedan encontrarse personas y lo más recomendable es utilizar la pared de un sótano tras la que sólo exista tierra. Por supuesto, antes de iniciar una sesión de adiestramiento en seco habrá que retirar del alcance de la mano toda munición real, guardándola incluso bajo llave(en un cajón o en una caja fuerte) y lo suficientemente alejada (en otra habitación), y comprobando, no una ni dos sino n veces, que todas las armas de fuego y sus cargadores están completamente vacíos.  Asimismo se verificará que los cartuchos inertes que vayan a utilizarse son realmente inertes y no se han confundido con munición real; para evitar problemas utilizar sólo cartuchos inertes claramente diferenciados de la munición real por su característico color amarillo o naranja fosforito, y no cartuchos de munición real inutilizados que podrían confundirse fácilmente con los auténticos cartuchos de munición real.

Tanto si el adiestramiento en seco se realiza sólo como acompañado resulta muy útil e interesante grabarse en vídeo de forma que sea uno mismo el que analice posteriormente las imágenes para evaluar la propia ejecución de las diferentes TTPs practicados.

¡Ale! ¡a practicar en seco!

-

Puedes descargar este documento en formato PDF AQUÍ.

-

(Bajo este párrafo existe un pequeño apartado donde puedes calificar este artículo. ¡Por favor, tómate un minuto y valóralo con sinceridad! Sólo tienes que seleccionar el número de estrellas que consideres oportuno.
Asimismo, te agradeceríamos que utilices el recuadro siguiente para dejar cualquier comentario, crítica u opinión sobre este artículo que consideres oportuno.)

También puedes dejar tus comentarios o Me gusta en Facebook.

-

Pulsa aquí para hacer un DONATIVO. Con tu donativo contribuirás al mantenimiento y evolución de este proyecto.

-

Acerca de Jorge Tierno Rey

Un Infante de Marina
Esta entrada fue publicada en Conceptos y definiciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a El adiestramiento en seco en el tiro táctico: eficaz y eficiente, aunque habitualmente olvidado.

  1. Pingback: “Práctica de tiro en seco”. Pat McNamara. 07SEP13. Patrocinado por Alias Training & Security Services. | El Blog de Tiro Táctico (EBdT2)

  2. Pingback: Adiéstrate como si fuera 2013. Medidas de Ahorro. Por Pat Rogers. | El Blog de Tiro Táctico (EBdT2)

  3. Pingback: El Momento del Combatiente con Armas de Fuego. Pat McNamara. 15JUN13. | El Blog de Tiro Táctico (EBdT2)

  4. Pingback: The Tactical Wire. Skill Set: Los Secretos del Combate. Tiger McKee. 24ENE13. | El Blog de Tiro Táctico (EBdT2)

  5. Pingback: ITW FastMag™ Pistol, un bolsillo portacargador de pistola polivalente y eficaz. | El Blog de Tiro Táctico (EBdT2)

  6. ¡Qué gran tipo Mike Pannone! Éste no da puntada sin hilo.

    Que conste que yo soy el primero que me he dedicado más a quemar munición que no a practicar ni a aprender. Ahora, siguiendo consejos como los que da Mike Pannone, procuro plantearme antes qué voy a hacer y tomo nota, luego anoto lo que hago y compruebo los resultados. Además, aunque utilizo seis cargadores de pistola sólo introduzco entre 1 y 5 disparos en cada uno, además de algún cartucho inerte. Eso sí, cuando llega el momento de pasar al adiestramiento en seco compruebo una y mil veces que no hay munición por ninguna parte.

    • Reseremb dijo:

      Me alegro que te haya parecido interesante.
      Pannoine es uno de los que tengo en la lista de “abrir ojos y orejas, y no perder detalle”. Hay gente que cada día olvida más de lo que yo aprenderé en toda la vida, ¡lástima lo difícil que es asistir a algún curso de gente de esa lista!

      • Reseremb dijo:

        Por cierto, una de las cosas con las que me quedo de Pannone (que no Pannoine, perdón por el “typo” ahí) es lo de parchear… ya sabes que no todos “los que se les supone” se molestan en mirar que tal lo han hecho ;)

        • ¿Parchear? ¿eso qué es? Realmente no es necesario si te centras en incapacitar a todos aquellos que se encuentran en torno al blanco.

          Sí que es cierto que hay veces que se comprueba cómo hay quién no se acerca a la línea de blancos a parchear, es decir, que no comprueban los resultados. Simplemente disparan y ahí termina todo.

          También es curioso encontrarse gente que, por ejemplo, en el caso de la pistola, sólo practica a distancias de 3, 5 o 10 metros.

  7. ramon tobaruela dijo:

    La eterna excusa. . .
    “Como voy a tirar bien, si no pego mas de 20 tiros al año”.
    Pues practicando, no busques excusas y empieza a asumir la responsabilidad que supone el portar armas. tal vez con este entrenamiento no salgas un tirador excelente, pero seguro que si vas a ser un tirador seguro, seguro de tus manipulaciones y consciente de que hace y que no hace tu arma.
    Cuando empezamos con esta actividad en mi unidad en 2010 sonaba a chino. . . “y después que haremos, tiro en mojado” ja ja. . .
    Pues bien a pasado el tiempo y del escepticismo hemos pasado al entusiasmo.
    Ahora mismo estamos refrendando lo entrenado con practicas en la galería de tiro y los resultados son sorprendentes.
    Lo recomiendo con entusiasmo.

    • No te falta razón y me alegro que os esté dando buen resultado. La verdad es que con cierto adiestramiento en seco se puede reducir considerablemente el consumo de munición. Como bien dices, se trata de practicar en seco insistentemente y comprobar en el campo de tiro los resultados. No veas lo que cambia la cosa cuando una caja de munición se alarga durante una sesión de varias horas en el campo de tiro cuando antes era un visto y no visto.

  8. Jesús dijo:

    Se puede decir de otras maneras, pero no tan claro. Un artículo, que cómo bien se dice en el mismo podríamos considerarlo una continuación de otro (andar, gatear y correr). Una fase MUY OLVIDADA en cualquier adiestramiento, pero desgraciadamente el personal no se acaba de concienciar de ello.
    Si además le sumamos que “vende más” un curso de X cientos/miles de disparos que un curso en el que se combine entrenamiento en seco y fuego real podemos considerar que la gente se olvida pronto de “sufrir” en seco (dedos en cambios de cargador, por ejemplo).
    Posiblemente y gracias a la especial situación económica que pasamos se animen las instituciones, organismos y personal a entrenar en seco, aunque sea por la situación impuesta.
    Por mi parte, puedo asegurar que este tipo de entrenamiento es efectivo y tengo la suerte de que profesionales con los que he podido practicar, lo primero que me enseñaron hace años es a entrenar en seco y su necesidad/utilidad.

    Un saludo

    • Como decía Jeff Cooper, “puntería, manipulaciones del arma y mentalidad”, a lo que Pat Rogers añade “tácticas”. Quizás sea la mentalidad lo que difícilmente puede aprenderse o enseñarse, simplemente se dispone o no de dicha mentalidad. Para tomarse en serio el adiestramiento en seco hace falta disponer de mentalidad para ello. No sé si se nace con la mentalidad o si ésta se hace, pero parece imprescindible disponer de ella para esto del combate con armas de fuego.

  9. Arturo M.R., "Nube Negra" dijo:

    Pienso que es un artículo muy bueno, con pensamientos que coinciden plenamente con los míos.

    Precisamente una de las cosas que más trabajé con mi gente (….y menos conmigo…) fue el adiestramiento en seco: cambios de cargador con fusil, con pistola, recargas con escopeta, transiciones de arma primaria secundaria, cambios de cañón en ametralladora, movimientos de avance con armas, etc.

    Emplear munición “dummy”, aliviapercutores, cargadores estropeados, etc. Todo se nota y repercute en el campo de tiro. Practicar antes los ejercicios que se van a realizar en el campo de tiro en vacío conlleva una mayor soltura en los ejercicios a realizar. Yo recomiendo hacer ejercicios en seco.

    Vigila d y cuidaros donde os halléis. Un saludo.

    • Te agradezco tus palabras, Arturo.

      Supongo que te mirarían con caras raras, ¿eh?

      Uno de los problemas con esto del adiestramiento en seco es que el personal tiene un ansia viva por pegar tiros a diestro y siniestro, así que hay veces que no resulta fácil que lleguen a autoconvencerse de la necesidad del adiestramiento en seco.

      • Arturo M.R., "Nube Negra" dijo:

        Digamos que éramos el grupo de frikis que se equipaba de pies a cabeza para manipular armamento hasta que nos dolían los dedos. Con mantas y cartones para amortiguar la caido de los cargadores contra el suelo de arena de la pista militar. Con armamento de airsoft para entrenar los ejercicios de tiro y llenar la pista de bolitas blancas y amarillas.

        Alguna mirada rara sí que había , sí.

      • Reseremb dijo:

        Curiosamente y respecto al ansia viva, aquí tienes un maestro (Mike Pannone, sobran las introducciones) comentando sobre la inutilidad de pegar muchos tiros frente a la efectividad de tener un plan de formación y emplearlo:

        “I love to shoot and it is a rare day I don’t feel like going to the range so for me the overtraining obsession was a problem. I’ve seen that for years and still do, sometimes by well-known units, departments and civilian trainers and it comes from a lack of understanding of performance management and sports psychology. I over trained on the range in the Corps and the Army at times until I took the time to properly educated myself via inquiry. While in JSOC I was fortunate to train under and shoot with some of the best soldiers I have known and the biggest names in action shooting. When given the opportunity I asked each of them how much do you shoot each session and the two most influential sport shooters on me, Rob Leatham and Mike Voigt, said about the same thing. To paraphrase it was “until my performance peaks.” When I pressed further with an extremely competent unit member who was also a very accomplished IPSC and 3-gunner, he said it was all about setting training objectives prior and then it sunk in. In the military we did that in everything else but shooting at an individual level I didn’t.

        For instance, when I go to the range on a bull’s-eye pistol day I will decide on a course of fire or training regimen, allocate a certain number of rounds and a desired training objective and stick to it. I will record my times and scores most of the time to track performance. If I am shooting the 25 yard B8 target for slow fire score I will allocate 50 rounds to the session. My goal is a perfect score of 100 and if I shoot that in 10 rounds then I clear my gun, bag it and go home. Conversely if I don’t shoot it in all 50 rounds and 5 strings, I again clear it, bag it and go home. I’ve found that my scores have gone up, my ammunition consumption has gone down tremendously, I feel more confident in my on demand skills and I have a lot more time in my day to do other things. If I am doing training on paper, I tape targets religiously which does two things: shows me where my shots went (obvious) and slows down my training pace (more subtle benefit). On days I shoot steel I will only load a certain number of magazines beforehand to keep me from shooting too much too fast and getting sloppy and worst of all reinforcing sloppy. I will also repaint often for the same reasons I tape paper targets.

        Consistently go to the range with a plan, shoot to the training objective or plan and then call it a day. Once you make that a habit you’ll get better and spend less time and money.

        1000 tiros “te enseñan” menos que 300 prácticas en seco (tiro, desenfundar, recargas, manipulaciones básicas…) y 300 tiros siguiendo un programa lógico y efectivo (evaluación en frío, diferentes ejercicios, evaluación final como comprobación y guardar todos los datos).

        Como siempre, un post genial.

  10. Buen articulo amigo, lo que mas me gusta? Que es tuyo….

    Buenos planteamientos y bien presentados, y si me permites decirlo, en mi opinión totalmente correctos.

    Un abrazo.

    • Muchas gracias, Cecilio.

      La verdad es que no se trata de nada nuevo y como se puede ver en los propios vídeos que ilustran el artículo es algo comúnmente utilizado, aunque quizás no tan comúnmente utilizado como debiera. No sé si será por el calor pero últimamente tengo un poco abandonado el adiestramiento en seco. Lo curioso es que ese abandono se nota y me siento muy torpe.

      • Se a lo que te refieres, pero si tu adiestramiento es correcto es como el viejo dicho sobre andar en bicicleta, en cuanto lo reinicies veras como en seguida vuelven los gestos bien aprendidos, pero sobre todo no quieras repetir habilidades y velocidad como si no lo hubieras dejado.

        Cuidate.

Déjanos una Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s