Réplicas de armas de fuego de «airsoft»: ideales para empezar, entrenar y practicar.

Subscribe
-

¡Suscríbete! ─por solo 15€ al año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

No es la primera vez que hablamos de las virtudes de las réplicas de armas de fuego de «airsoft». El hecho de utilizar réplicas de airsoft, en lugar de armas de fuego reales, no solo «NO es de frikis», sino que se trata de una muy buena opción para introducirse en el mundo de las armas de fuego con mayor seguridad, al mismo tiempo que permite entrenar y practicar de una forma asequible, sin demasiados trámites administrativos (no hay que sacarse la licencia de armas), y en casi cualquier parte. Pero no solo para introducirse, sino que también se trata de un medio muy válido y totalmente recomendable para entrenar y practicar el uso y manejo de un arma de fuego, incluida la parte «táctica», es decir, el combate con armas de fuego [gunfighting]. Así que ante las típicas ─y recurrentes─ preguntas ¿cómo empiezo?, ¿por dónde empiezo?, ¿puedo entrenar con una réplica de airsoft?, ¿merece la pena tener una réplica de airsoft para practicar?, etc., la respuesta creo que es evidente: ¡cómprate una réplica de airsoft!

Como decía, una de las ventajas de manejar y utilizar réplicas de airsoft es su mayor seguridad respecto a sus homólogas de fuego. Esta ventaja viene dada por el hecho de lanzar bolitas de plástico o biodegradables de 0,2 o 0,3 gramos a unas velocidades en boca de «airsoft» ─y no «de fuego»─ entre 60 m/s (200 fps) y 110 m/s (350 fps). Vamos, que son proyectiles endebles y faltos de energía como para llegar a plantear un serio peligro. Prácticamente el único peligro que plantean las réplicas de airsoft es la posibilidad de que una bolita impacte en un ojo ─propio o ajeno─, lo que puede derivar en lesiones oculares graves o incluso la pérdida de la visión y/o el ojo. Por ello, es imprescindible e ineludible el uso de gafas de protección ocular por cualquier persona dentro del alcance de alguna de estas bolitas. Por lo demás, los impactos «pican», pero no penetran en la carne «ni en la pared».

Precisamente ahí, en que no penetran en la pared, radica otra de las ventajas de las réplicas de airsoft respecto a las réplicas de balines o plomillos, que sí penetran en la pared ─y no me preguntes cómo lo sé─. De esta forma, a la hora de buscar un soporte para blancos de papel que recojan las bolitas, basta con una caja de cartón y una tela detrás que amortigüe el impacto. La bolita atraviesa el papel y el cartón, entra en la caja y al impactar en la tela se frena totalmente y cae, sin llegar a rebotar fuera.

Esto te permite fabricar tus propios soportes, pegarle los blancos de papel que te apetezca y distribuirlos a tu antojo. Si tienes algo de maña te puedes hacer incluso blancos móviles. Aquí el límite lo pone tu habilidad con las manualidades y tu creatividad. Si las bolitas no son un problema y te puedes permitir que queden desperdigadas por el suelo, puedes optar simplemente por papel y cartón que atraviese la bolita, e incluso crear tus propios blancos homólogos de los metálicos para armas de fuego, tanto fijos como abatibles, con cualquier material lo suficientemente duro y ligero como para que no lo atraviese la bolita pero se note el impacto. Por supuesto, tienes multitud de opciones comerciales que te ahorran el trabajo y te pueden aportar algo más de diversión.

La gracia de las réplicas de airsoft a la hora de empezar, practicar y entrenar en lo que se refiere al manejo y uso de un arma de fuego, radica concretamente en el hecho de tratarse de una réplica lo más fidedigna posible del arma real. Las dimensiones de la réplica de airsoft y el arma de fuego que pretende replicar son tan exactas que normalmente no se perciben diferencias externas. Además, se pueden y deben de utilizar los mismos accesorios con la réplica de airsoft que con el arma real, que es de lo que se trata a fin de cuentas. Digamos que una réplica de airsoft viene siendo como el simulador de vuelvo de un piloto, salvando las distancias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quizás la diferencia más notoria entre una réplica de airsoft y el arma real sea el peso, algo más difícil de replicar, aunque hay réplicas que lo consiguen o se aproximan bastante. Por ejemplo, la réplica de airsoft de una pistola Glock G19 que tengo, marca KJW (Kuan Ju Works), pesa sin cargador 427 gramos y con cargador 684 gramos (el cargador pesa 257 gramos). Una Glock G19 real pesa sin cargador 600 gramos y con cargador lleno 855 gramos. No obstante, este modelo no es el más fidedigno y se pueden encontrar réplicas como esta que llegan a los 800 gramos.

De todas formas, la diferencia de peso no te va a limitar a la hora de sacarle provecho a una réplica de airsoft. Los principios básicos del tiro continúan siendo los mismos con la réplica de airsoft que con el arma real. Las normas de seguridad con las armas de fuego que has de practicar y aplicar siempre tanto con la réplica de airsoft como con el arma real también son las mismas. Las manipulaciones del arma suelen ser también las mismas con la réplica de airsoft que con el arma real, aunque va a depender del modelo de réplica de airsoft. Por supuesto, con las réplicas de airsoft que funcionan con gas, vas a tener incluso algo de retroceso y movimiento de la corredera o el cierre, aunque ni mucho menos sea como con el arma real. Tampoco el recorrido, tensión y tacto del disparador serán los mismos que con el arma real. Eso no te va a impedir practicar para conseguir la automaticidad en el desenfunde, por ejemplo.

Por otra parte, uno de los inconvenientes de las réplicas de airsoft respecto a las armas reales es su resistencia. Las réplicas de airsoft no son tan robustas como las armas reales, por cuestión de los materiales utilizados y el propio diseño. Ello no quiere decir que no puedan durarte años, pero tendrás que tratarlas con algo de cuidado. Por ejemplo, los cargadores de réplicas de airsoft de gas suelen tener una embocadura de plástico para introducir las bolitas bastante delicada, lo que anula la posibilidad de tirar los cargadores al suelo para practicar recargas de emergencia. Podrás practicarlas, pero sin tirar el cargador al suelo, que no son baratos.

A diferencia de la práctica en seco, las réplicas de airsoft te permiten materializar los impactos y evaluar tus resultados, lo que supone un aliciente y puede hacer más llevadero el entrenamiento. Aunque solo se trata de bolitas de 0,2 o 0,3 g a velocidades normalmente entre 60 y 110 m/s, que no van a ofrecer un alcance con cierta precisión más allá de unos metros, se puede replicar una práctica con fuego real simplemente acortando la distancia al blanco y reduciendo proporcionalmente el tamaño del blanco. De esta forma, puedes practicar con tu réplica de airsoft a 5 metros, que es una distancia fácil de conseguir incluso dentro de casa, y reducir el blanco proporcionalmente multiplicando el tamaño real por 5 y dividiendo por la distancia real. Si lo que quieres es un blanco real de 20 cm a una distancia real de 20 m, viene siendo como un blanco de 5 cm a 5 m.

Por último, si tienes un arma real de servicio o particular y quieres entrenar con una réplica de airsoft, es evidente que lo ideal es que se trate de una réplica de airsoft de tu arma real y no de la que más te gusta. Lo bueno es que no es difícil encontrar réplicas de airsoft de las armas reales más habituales. Hay veces que sorprende que haya réplicas de airsoft de tantas armas reales.

Si estás buscando un arma real, pero no sabes por cuál decidirte, puede ser buena idea comprarte la réplica de airsoft antes, que siempre te gastarás bastante menos, y así puedes comprobar qué tal va en tus manos.

También es mejor que los experimentos los hagas con gaseosa o con réplicas de airsoft. Ya puestos a probar una modificación en un arma, antes de cargarte la de verdad, prueba con la de airsoft. En su día, hace unos años, me dio por probar a hacer una reducción de empuñadura [grip reduction], con la réplica de airsoft de una G19, antes de aventurarme con la G17 de verdad. La reducción de empuñadura consiste en rebajar el talón de la empuñadura para así mejorar el ángulo de empuñe y al agarre. Para poder hacerlo hay que rellenar con epoxi el hueco que llevan las pistolas Glock, para después poder ir rebajando el talón de la empuñadura a gusto del consumidor. En Internet se pueden encontrar tutoriales y en EE.UU. hay auténticos maestros que lo hacen comercialmente. El resultado lo puedes ver en las fotos. También hice algunas pruebas rebajando aquí y allá, así como dándole con el pirograbador para darle una textura más áspera y antideslizante [stippling].

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se me olvidaba otra de las ventajas de las réplicas de airsoft: tener una colección de réplicas de airsoft con todas esas armas que te gusten pero que no puedes tener en su versión real. A fin de cuentas, muchos todavía tenemos alma de niño, y las réplicas de airsoft bien pueden ser nuestros juguetes.

Y termino. Si no sabes dónde comprar tus réplicas de airsoft habla con Airsoftworldgame, una tienda online de airsoft en Sevilla con más de 20 años de historia. Seguro que ellos pueden ayudarte.


Puedes dejar tus comentarios, críticas y opiniones más abajo, o crear un hilo de debate en el foro.


-

¡Suscríbete! ─por solo 15€ al año─ para leer sin límites. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión.

.

4 comentarios en “Réplicas de armas de fuego de «airsoft»: ideales para empezar, entrenar y practicar.

  1. Jorge Tierno Rey Autor

    Hay quien prefiere no desviar la atención de la técnica pura y dura, así que se dedica a practicar estrictamente en seco. Pero también los hay que utilizan complementos como airsoft, láser, u otros sensores, para añadir cierto aliciente a las prácticas. Si se hace bien todo suma.

  2. Miguel

    Como todo tiene sus pros y sus contras pero siempre me ha parecido un buen complemento al tiro en seco y una buena forma de amenizar la práctica.

  3. Jorge Tierno Rey Autor

    El siguiente nivel es un simulador láser. Actualmente hay buenas opciones, aunque hay que invertir algo de dinero. Todo consiste en un emisor láser, que puede incorporar retroceso para el arma, como CoolFireTrainer. A eso se le suma un sensor en forma de cámara IR y un programa, junto con un proyector. Algún día habrá que montarlo en casa.

  4. AlfaRomeo

    Yo empecé combinando una simulación de airsoft y un sensor Mantis X. Con el arma real, una Glock 34, es muy difícil el tiro en seco 😭. Con la simulación de airsoft cicla sola y se puede hacer más llevadero y practicar más de un disparo encarado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Tierno Rey.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Servidores tirotactico.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.