Reflexión: ¿a mayor competencia demostrada, menor negligencia potencial?

Subscribe

¡Qué suerte da entrenar!, dicen algunos. Tanto es así que el entrenamiento bien llevado y realizado permite alcanzar y demostrar una mayor competencia. Sin duda, esa competencia reduce la negligencia potencial a la hora de hacer uso del arma, por ejemplo.

Competencia. Pericia, aptitud o idoneidad para hacer algo o intervenir en un asunto determinado.

Negligencia. Descuido, falta de cuidado. Falta de aplicación.

Dicho en sentido contrario, a menor competencia demostrada, mayor negligencia potencial. Vamos, que cuanto más incompetente, más potencialmente negligente es un profesional. Viene siendo como decir que una persona competente puede cometer errores, porque es humano y la competencia no es infalible, pero en el caso de una persona incompetente puede que se trate más de negligencias que de errores. El mero hecho de actuar careciendo de la competencia para ello puede considerarse una negligencia.

Ojo, que cualquiera puede cometer negligencias, aunque sea el más competente en la materia.

Igual es más fácil entenderlo con una analogía. No es lo mismo un cirujano que ha demostrado una competencia suficiente, que uno que ha demostrado precisamente lo contrario, ser incompetente en la materia. ¿En manos de quién te pondrías? ¿entenderías del mismo modo un error cometido por un cirujano de competencia demostrada que por uno incompetente?

Claro que para ser cirujano hay que demostrar un mínimo de competencia, igual que para portar un arma, ¿no? El problema puede estar en dónde se pone ese mínimo y en si es suficiente. Además, llegar al mínimo exigido no quita que todo profesional busque ir a más y alcanzar mayor competencia, precisamente para reducir potenciales negligencias.

Desde luego, la competencia suficiente tiene que basarse en unos estándares de rendimiento bien definidos.

Y todo esto enlaza con que igual el examen no era tan difícil, sino que no habías estudiado lo suficiente.

En fin, que no queda otra. Hay que entrenar más en lugar de quejarse y buscar excusas. ¡Qué suerte da entrenar!

Aceptamos donativos, si quieres apoyarnos. ¡Gracias! 
Si te gusta lo que publicamos, utiliza la actual moneda de cambio: comparte, sigue, gusta en Redes Sociales. Regístrate aquí para recibir notificaciones por correo electrónico.

.

Puedes dejar tus comentarios. No aplicamos censura ni moderación. Gracias.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.