Tenemos que hacer algo [ante los incidentes de tirador activo]. Por Claude Werner, el profesor táctico [The Tactical Professor].

Siempre hay mucho oportunismo cuando se producen determinados hechos, como puede ser un incidente de tirador activo. Además, no es raro que se extrapole incluso fuera de contexto, algunas veces con fines oportunistas. Para algunos se trata de un buen momento para vender su producto a costa del miedo o el revuelo que pueda generarse. Pero lo cierto es que ya en el tema 1 de Gestión de Riesgos se explica que el riesgo derivado de un tipo de ataque o agresión, de una determinada amenaza o peligro, depende de múltiples variables ligadas a un contexto. De tal forma que el nivel de riesgo no tiene por qué ser elevado solo porque el impacto o daños potenciales y la vulnerabilidad sean elevados, dado que la potencialidad o probabilidad también tiene tanto o más que decir al respecto. Así que si la potencialidad o probabilidad de un incidente de tirador activo es muy pequeña, el riesgo resultante puede ser tan pequeño como para despreciarse. Ya sé que no suena bien, pero es lo que ─con otras palabras─ viene a explicarnos Claude Werner en el siguiente artículo:   (Traducción al español de su original en inglés We’ve got to do something!, publicado el 5 de agosto de 2019 por Claude Werner, el profesor táctico)   Tenemos que hacer algo [ante los incidentes de tirador activo]. No, no tenemos. Un raro comentario editorial. Tras los recientes «tiroteos de masas» [mass shootings], ha aparecido una asombrosa cantidad de retórica en ambos lados del
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.