La quinta regla de seguridad de John «Shrek» McPhee: mantén el arma en seguro hasta que vayas a disparar.

A las ya clásicas, reiteradas hasta la saciedad, vigentes y eficaces cuatro normas de seguridad con las armas de fuego, John «Shrek» McPhee añade una quinta, también muy sencilla, evidente y eficaz: mantén el arma en seguro hasta que vayas a disparar. Por supuesto, toda vez que el arma disponga de seguro de aleta (quedan excluidas pistolas como las Glock) y éste resulte lo suficientemente ergonómico para poder manipularse con el pulgar de la mano de empuñe con cierta facilidad. Así que quedarían descartadas muchas, si no todas, las pistolas que montan el seguro de aleta sobre la corredera, en una posición demasiado alejada del pulgar de la mano de apoyo como para poder activar o desactivar el seguro con relativa facilidad. Esta sencilla quinta regla contribuye a evitar descargas involuntarias tales como las que pueden deberse a la introducción de algún cuerpo extraño en el guardamontes que presione contra el disparador. Puede pasar con el fusil al llevarlo colgado de la correa portafusil o a la pistola al llevar el arma a la funda. https://youtu.be/oE2GuJKvgzs .
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.