¡Sólo tiene un cuchillo! Agresión por arma blanca. Nicaragua. Cuatro policías heridos.

Habrá quien ponga en duda la grave amenaza que plantea un individuo armado con un cuchillo, y que considere que hacerle frente con un arma de fuego resulte desproporcionado, pero a decir verdad resulta potencialmente más lesivo un cuchillo que una pistola. No parece que merezca la pena enfrentarse a un cuchillo con nada que implique que para utilizarlo haya que acortar la distancia y, por tanto, ponerse al alcance del agresor.

El siguiente vídeo, de hace ya algún tiempo y que ya ha dado varias vueltas por Internet, presenta una situación táctica sucedida en Nicaragua con un fatídico desenlace. El enfrentamiento se salda con cuatro policías gravemente heridos por arma blanca (podría ser que alguno hubiera fallecido incluso a consecuencia de las heridas). Finalmente, ya demasiado tarde, el agresor es incapacitado y resulta gravemente herido por arma corta (puede que posteriormente hubiera fallecido). Quizás el incidente se podría haber saldado con sólo una víctima, el propio agresor, en el caso de que se hubieran utilizado eficazmente las armas de fuego.

.