¡Autodescarga involuntaria!

¡Autodescarga involuntaria!

El título es lo suficientemente descriptivo como para deducir el contenido del vídeo que podéis ver a continuación. Lamentablemente sólo está disponible en inglés aunque no os preocupéis porque las imágenes hablan por sí mismas.

El protagonista, que parece responder al nombre de Derek «Tex» Grebner (al menos ese es su apodo en YouTube e incluso tiene un canal llamado Tex Grebner Outdoors), resulta un tanto peculiar y es conocido, no para bien, por algunos de sus vídeos.

Si queréis ver alguna otra secuencia más de este señor sólo tenéis que buscar sus vídeos en YouTube.

Pero antes de dar paso a este instructivo vídeo me gustaría comentar un poco las imágenes.

Este señor, el tal Tex Grebner, tiene la suficiente entereza moral como para sentarse a la mesa delante de su videocámara y relatar tranquilamente lo que le ha sucedido, reconociendo que se trata de una disparo por negligencia, todo lo cual le honra por hacer público lo que algunos podrían considerar una vergüenza (creo que le podría pasar a cualquiera, al fin y al cabo todos somos humanos y no seré yo el que escupa hacia arriba). Huelga decir que las heridas del disparo no revestían excesiva gravedad.

Tex explica que el arma agresora fue una pistola tipo 1911, concretamente el modelo Pro Carry II de la marca Kimber en calibre .45 ACP. Asimismo nos muestra la pulsera como prueba de su paso por el hospital tras el disparo para recibir la debida atención médica, ya que no se trata de una broma.

Las imágenes son suficientemente descriptivas y creo que se puede apreciar fácilmente el error de Tex. En mi opinión el error se debe sencillamente al uso de una funda pistolera Blackhawk SERPA y a su curioso sistema para desbloquear el sistema de retención de la pistola. Aparentemente Tex presiona el botón para liberar el arma y acto seguido introduce el dedo en el guardamontes presionando no intencionadamente el disparador, disparando el arma sobre su propia pierna.

Tex nos da una explicación sobre lo sucedido. Afirma que el accidente es debido a que anteriormente, esa mañana temprano, había estado practicado el desenfunde y disparo desde la posición de retención  [defensive retention] con su Glock y una funda pistolera ThumbDrive de la marca 5.11, por lo que había asimilado el movimiento de liberar el sistema de retención de la funda con el pulgar antes de desenfundar. Dice que el problema se debió a que donde en la funda 5.11 de su Glock se encuentra la palanca del sistema de retención en el caso de su Kimber Pro Carry II se ubica el seguro de aleta de la pistola, por lo que cuando fue a realizar el mismo ejercicio que había estado realizando con su Glock y la funda 5.11 actuó del mismo modo con su pulgar (asociación habitual), con lo que en el caso de su pistola Kimber lo que hizo fue desactivar el seguro de aleta. Dice que al no presionar el pulsador de la funda SERPA la pistola estaba fija en su funda y al tirar de la misma su dedo índice se introdujo en el guardamontes presionando el disparador y disparándose a sí mismo (algo así afirma Tex en su alocución, no consigo entender a qué se refiere). Asimismo, dice no culpar del accidente a un problema con su funda SERPA sino que se atribuye la responsabilidad a sí mismo y lo comparte con todos nosotros porque considera que la seguridad con las armas nos afecta a todos (todo un detalle por su parte, ya que dejando a un lado la vergüenza y su amor propio comparte este accidente con todos nosotros con el ánimo que podamos evitar que nos suceda a nosotros).

Acto seguido, tras su alocución, nos muestra la herida producida por el disparo. La suerte y la Virgen del Carmen estaban de su parte y el proyectil entró y salió limpiamente de su pierna sin tocar ningún vaso sanguíneo importante, sin tocar ningún hueso, sin impactar en la rodilla, … Me alegro que las consecuencias del disparo se hayan quedado en una herida leve.

Hay que agradecer a Tex que haya compartido esta secuencia con todos nosotros porque resulta muy instructiva y descriptiva.

.