La secuencia de disparos Mozambique: qué es y cuál es su historia. Por Sheriff Jim Wilson. Shooting Illustrated. 18MAY17.

Disturbios en MozambiqueAnda que no habrás escuchado explicaciones ─puede que diferentes─ de lo que se vino en llamar Mozambique. ¿Pero te han informado bien? Lo cierto es que no se trata de nada nuevo y la historia se conoce digamos que desde el principio, pero no todos la conocen. Como con otros mitos y leyendas del sector del combate con armas de fuego, siendo la ignorancia tan atrevida, habrá quien haya llegado a inventarse la explicación e historia de la secuencia de disparos Mozambique. Con el ánimo de aclarar este asunto, si no lo tuvieras ya claro, aquí te traigo sencillamente una traducción ─para la que no tengo autorización─ del artículo The Mozambique Drill: A History and How To, escrito recientemente por el Sheriff Jim Wilson para Shooting Illustrated. Recuerda que la Mozambique viene ya de antiguo y hoy día se puede decir que está relativamente superada, porque, como ya se explicó, el doble golpe [double tap] solo vale para tiro deportivo porque en combate se dispara hasta incapacitar la amenaza.

La secuencia de disparos Mozambique: qué es y cuál es su historia

Por el Sheriff Jim Wilson. Jueves, 18 de mayo de 2017.

Casi todos los que practican técnicas de tiro defensivo han escuchado alguna vez el sencillo eslogan, «con dos al cuerpo y uno a la cabeza te aseguras que no se levante». Pero no todos saben que eso representa una técnica de tiro defensivo llamada la secuencia de disparos Mozambique [Mozambique Drill]. Y puede que muchos tiradores defensivos las confundan y no sepan la diferencia entre la secuencia de disparos Mozambique y la secuencia de disparos del fallo [al intentar detener a la amenaza] [Failure Drill o Failure To Stop (FTS) Drill]. Bueno, como se suele decir, aquí está el resto de la historia.

Entre 1964 y 1974 aproximadamente, Mozambique sufrió una seria diferencia de opinión llamada Guerra de Independencia de Mozambique. Mike Rousseau era uno de los mercenarios contratados para luchar en aquella guerra. En el transcurso del conflicto, Rousseau se vio implicado en los combates en el aeropuerto de la ciudad de Lourenço Marques (posteriormente rebautizada como Maputo). Durante aquel enfrentamiento, Rousseau, armado únicamente con una pistola Browning Hi Power, al doblar la esquina de un edificio se encontró cara a cara con un combatiente enemigo armado con un AK-47.

Rousseau le apuntó rápidamente con su pistola y le plantó dos balas en la zona del esternón a su oponente. Como si de la peor pesadilla de un combatiente se tratara, el soldado no sólo se mantuvo de pie, sino que además echó mano de su fusil para dispararle. Rousseau, después de bajar la pistola hasta la posición de guardia baja [low ready], evaluó la situación y decidió colocarle un tercer disparo en el sistema nervioso central a aquel tipo. Se ve que Rousseau disparó demasiado pronto o sacudió el disparador, porque ─aunque apuntó a la cabeza─ su tercer disparo le dió en la garganta al enemigo. No obstante, le dio en la columna vertebral y así consiguió neutralizar la amenaza.

Tiempo después de lo sucedido, Rousseau conoció al Coronel Jeff Cooper y le contó lo de aquel incidente. Cooper supo inmediatamente que sería bueno enseñárselo a sus alumnos y lo llamó la secuencia de disparos Mozambique, en referencia al país donde se produjeron los hechos. A finales de los años 1970 Cooper ya lo había incorporado a los cursos de su nuevo centro Gunsite Academy.

En 1980, dos miembros del SWAT de la Policía de Los Angeles, Larry Mudgett y John Helms, realizaron en Gunsite el curso 250 de tiro con pistola, de una semana de duración. Mudgett me comentó que se quedaron muy impresionados con la secuencia de disparos Mozambique y fácilmente dedujeron que aquello pondría fin a un enfrentamiento armado a corta distancia de una forma rápida y eficaz, minimizando el peligro para cualquier persona armada ─policía o persona con licencia de armas─. Mudgett y Helms le pidieron permiso a Cooper para trasladarles lo aprendido sobre esa secuencia a sus compañeros de la Policía de Los Ángeles.

Sin embargo, como me explicó Mudgett, alguien podría malinterpretar el nombre de la secuencia de disparos y llegar a pensar que implica connotaciones raciales. Así que le preguntó a Cooper si le importaba que lo llamaran secuencia de disparos del fallo [al intentar detener a la amenaza] [Failure Drill o Failure To Stop (FTS) Drill], de forma que el nombre sugiriera que el tercer disparo era la solución para cuando los dos primeros disparos fallaran al intentar detener al atacante. Mudgett me dijo que Cooper le respondió amablemente que lo llamara como quisiera, porque lo importante era enseñarlo.

En aquella época la secuencia de disparos Mozambique ─o del fallo─ consistía en realizar dos disparos sobre el centro de masas, bajar la pistola hasta la posición de guardia baja y evaluar la necesidad del tercer disparo.

Mudgett y Helms le enseñaron la secuencia de disparos del fallo [Failure Drill] a sus compañeros y a otros muchos policías de otras localidades. Pero pensaron que quizás un policía perdiera demasiado tiempo al bajar la pistola a la posición de guardia baja tras realizar los dos disparos sobre el centro de masas ─tiempo que fácilmente podría suponerles la muerte─. Así que modificaron la secuencia de forma que el tirador mantuviera la pistola sobre el blanco tras los dos primeros disparos y pasara a disparar en la cabeza si la amenaza continuaba activa.

Pueden darse un buen número de razones por las que dos disparos de pistola fallen al intentar incapacitar la amenaza. Sin duda, la razón más evidente puede que sea que la amenaza lleve blindaje corporal o que vista una ropa tan gruesa que los proyectiles no lleguen a penetrar lo suficiente. O simplemente puede que vaya tan puesto de droga, que su cuerpo no reaccione al momento ante los impactos de las balas. En un enfrentamiento armado, la verdadera causa del fallo es algo secundario. Hay que hacer algo rápidamente para resolver la situación.

Normalmente los proyectiles que impactan en la zona del pecho de la amenaza detienen al atacante si logran interrumpir el flujo de sangre al cerebro. Pero se han dado casos en los que una amenaza se mantuvo en activo durante varios minutos a pesar de haber sido alcanzada en el mismísimo corazón ─por lo que continuaba siendo una grave amenaza para todos los presentes─. Por otra parte, una bala que impacte en la cabeza afecta al cerebro y al sistema nervioso central, lo que produce la inmediata desconexión de la amenaza.

Si nos encontramos en ese caso, sencillamente podemos abstenernos de los disparos en el pecho e ir directamente a la cabeza. Ahora bien, hay que tener mucha suerte, dato que en una situación de combate la cabeza de una persona representa un blanco relativamente pequeño que no deja de moverse erráticamente. Por el contrario, resulta mucho más fácil y rápido impactar en el centro de masas.

Actualmente la secuencia de disparos del fallo [al intentar detener a la amenaza] [Failure Drill o Failure To Stop (FTS) Drill] consiste en llevar inmediatamente el arma hacia el blanco y realizar dos disparos sobre el centro de masas lo más rápido que se puedan colocar los impactos dentro de un círculo de 20 cm. [8 pulgadas] de diámetro. Tras el segundo disparo, el tirador realiza el seguimiento del disparo [follow through] y evalúa el blanco. Si todavía representa una amenaza letal, se realiza el tercer disparo sobre la zona que se encuentra entre las cejas y el labio superior, que es la parte en la que los huesos del cráneo son más delgados.

Lo más difícil de la secuencia de disparos del fallo, o Mozambique, consiste en realizar los dos primeros disparos lo más rápido que el tirador pueda conseguir centrar los impactos. Acto seguido, tiene que bajar la velocidad ─solo un poco─ para colocar con precisión un impacto en la cabeza. Todo esto resulta más difícil de lo que parece. La secuencia de disparos del fallo no consiste simplemente en un capricho del tiro de combate, ni mucho menos un eslogan pegadizo; sino que se trata de una secuencia de disparos tremendamente útil, si se practica adecuadamente, para salvar vidas.

Tengo que agradecerles a Larry Mudgett y John Helms, policías retirados de Los Ángeles, que me hayan permitido compartir esta información con nuestros lectores.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog.
Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.

Esta entrada fue publicada en Material didáctico, TTPs y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La secuencia de disparos Mozambique: qué es y cuál es su historia. Por Sheriff Jim Wilson. Shooting Illustrated. 18MAY17.

  1. Jesús* dijo:

    Técnica efectiva, pero que hay que practicar mucho para cambiar adecuadamente la rapidez en la cadencia de disparos.

    Una vez se aprende, el resultado nos sorprende.

    Un saludo

  2. Muchas gracias por el artículo, como siempre muy interesantes!