El Combate Urbano de Alta Intensidad está evolucionando. Por Special Tactics.

Este breve artículo es una adaptación de un artículo más reciente y procede de nuestro libro High-Intensity Military Urban Combat [combate urbano militar de alta intensidad]. El artículo trata sobre cómo el combate urbano de alta intensidad es diferente del combate urbano de baja intensidad y aporta varios ejemplos de tácticas defensivas urbanas extraídas del manual. Tus reacciones, comentarios e ideas son bienvenidas. Si te gusta el artículo, puedes adquirir el libro completo en Amazon.

(Traducción de su original en inglés High-Intensity Urban Combat is Evolving de fecha 12 de mayo de 2022 en el blog de Special Tactics)


 

El Combate Urbano de Alta Intensidad está evolucionando.

 

Nuestro nuevo libro High-Intensity Military Urban Combat [combate urbano militar de alta intensidad] es una versión resumida del más extenso manual Squad-Level Military Urban Combat [combate urbano militar a nivel pelotón], publicado por Special Tactics en 2017, que exigió una distribución controlado y no pudo publicarse en formato digital porque contenía información no clasificada pero sensible sobre las tácticas militares estadounidenses de guerra urbana. En esta versión se incluyen dos capítulos del manual original que no comprenden información sensible, por lo esta versión resumida es apta para su distribución digital internacional. El valor fundamental que proporciona este nuevo manual es un enfoque en la habitualmente descuidada materia de la guerra convencional de alta intensidad. Tales tácticas y conocimientos podrían ser especialmente útiles para las fuerzas militares aliadas a medida que los conflictos convencionales se hacen más habituales por todo el mundo.

 

Combate Urbano: Baja intensidad vs Alta Intensidad

La doctrina militar moderna sobre combate cercano [Close Quarters Battle (CQB)] y Operaciones Militares en Terreno Urbano [Military Operations in Urban Terrain (MOUT)] tiene sus orígenes en las tácticas de rescate de rehenes. Empezando por el británico 22nd Special Air Service Regiment (SAS) [22º Regimiento de Servicio Aéreo Especial], las unidades contraterroristas se convirtieron en las expertas en registro de habitaciones y CQB. Dado que su orientación era el rescate de rehenes, sus tácticas exigían un muy alto grado de precisión y discriminación de blancos.

Tras el 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos y sus aliados se vieron envueltos en numerosos conflictos de baja intensidad y contrainsurgencia por todo el globo. Dado que estos conflictos también exigían tácticas orientadas a la precisión y discriminación de blancos, las unidades militares convencionales fueron capaces de adaptar las tácticas contraterroristas de CQB al nuevo campo de batalla. Sin embargo, muchas tácticas doctrinales y procedimientos operativos estándar (SOPs) ya no pueden aplicarse en guerras convencionales de alta intensidad. Más abajo se incluyen seis factores fundamentales que las unidades militares tienen que tener en cuenta al prepararse para un combate urbano convencional de alta intensidad:

  1. Mayor libertad para armas pesadas y potencia de fuego: En un combate urbano con armas combinadas, posiblemente los civiles hayan evacuado la zona antes de la batalla, o bien harán todo lo que puedan para quedarse al margen. Aunque los civiles permanezcan en el campo de batalla, las muertes accidentales de civiles suelen aceptarse como una realidad trágica pero inevitable de la guerra de alta intensidad. Por tanto, los comandantes militares de ambos bandos tendrán mucha mayor libertad en su empleo de armas pesadas y potencia de fuego. Tácticas como el lanzar granadas de fragmentación a través de las ventanas, las ráfagas de ametralladora a través de las paredes y el uso de explosiones aéreas de proyectiles de artillería para despejar azoteas, se convertirán de pronto tanto en aceptables como necesarias. Las unidades que se hayan pasado los últimos diecisiete años aprendiendo a contener su uso de la potencia de fuego, tendrán que perder la costumbre rápidamente.
  2. Mayor peligro en la limpieza de edificios y habitaciones: Al enfrentarse a un adversario armado con ametralladoras, minas, bombas-trampa, explosivos y artillería, el cometido de limpiar un edificio o una habitación en poder del enemigo se hace mucho más peligroso. Un elemento de entidad compañía o sección puede conseguir limpiar un edificio con éxito, para acabar muriendo en una gran explosión cuando el enemigo detone cargas de voladura colocadas previamente para demoler todo el edificio. En muchos casos, las unidades tendrán que evitar a toda costa entrar en un edificio o habitación y en lugar de ello utilizar la potencia de fuego para neutralizar las amenazas a distancia.
  3. Efectos de los daños en edificios y los escombros: El empleo intenso de ametralladoras, artillería y explosivos modificará enormemente el paisaje urbano. Las unidades militares acostumbradas a registrar habitaciones normales en un combate de contrainsurgencia se verán sorprendidas cuando abran una puerta y casi se precipiten al vacío desde varios pisos de altura porque la mitad del edificio se ha derrumbado. Los edificios pueden estar dañados, sin estabilidad, en llamas, o llenos de humo. Cuando los edificios están totalmente destruidos, la maraña de escombros puede proporcionar posiciones defensivos incluso más eficaces. Las unidades militares pueden aprovechar las enseñanzas de bomberos sobre cómo moverse y trabajar en el interior de edificios muy dañados.
  4. Ratoneras y nuevos retos en la limpieza de edificios: Las medidas defensivas enemigas complicarán aún más el terreno urbano. El enemigo puede hacer agujeros en el suelo, para lanzar granadas a la habitación de abajo, o en las paredes, para utilizarlos como troneras desde las que disparar u observar. El enemigo puede instalar bombas-trampa en los rellanos de las escaleras, o arrancar completamente las escaleras y utilizar escalas de gato de quita y pon para moverse. Además, ambos bandos evitarán en la medida de lo posible usar las puertas y en su lugar utilizarán explosivos, artillería o vehículos blindados para abrir «ratoneras» a través de las paredes. Puede que las unidades militares quieran estudiar las batallas de la 2ª Guerra Mundial para reaprender muchos «trucos sucios» de combate urbano que no se han utilizado durante décadas.
  5. Mayor importancia del combate bajo tierra: Los túneles del metro y alcantarillado resultan mucho más importantes en la guerra urbana convencional, dado que ofrecen itinerarios ocultos a través de los que moverse por la ciudad sin exponerse a los fuegos directos y artillería. No obstante, estas vías estrechas también pueden convertirse en trampas mortales si el enemigo las despeja utilizando explosivos o lanzallamas. Ambos bandos tendrán que aprender nuevas técnicas para combatir y sobrevivir bajo tierra.
  6. Aumento dramático de bajas: El número de bajas en un combate urbano suele ser muy elevado. Las unidades han de prepararse mental, física y tácticamente para sufrir un gran número de bajas y continuar combatiendo. Lo que es aún más importante, el siguiente combate urbano de alta intensidad será posiblemente el primero en el que ambos bandos utilizarán blindaje corporal moderno muy eficaz. Eso salvará muchas vidas, pero también puede significar que un porcentaje mucho más alto de bajas serán heridos en combate (WIA) en lugar de muertos en combate (KIA). Un gran número de heridos de combate plantea un reto logístico mucho más difícil para su evacuación que el mismo número de muertos en combate. Las fuerzas militares pueden tener que reorganizarse y aumentar su capacidad de asistencia y evacuación sanitaria (MEDEVAC) para afrontar un número de heridos en combate que podría superar cualquier precedente histórico.

 

Principios Básicos de la Defensa Urbana

Las posiciones defensivas urbanas se enmarcan en dos categorías: inmediatas y deliberadas. Una posición defensiva inmediata se establece cuando el pelotón o equipo de fuego tiene que adoptar inmediatamente una posición defensiva sin tiempo o recursos para su preparación. Una posición defensiva inmediata puede formar parte de una defensa deliberada de mayor entidad, o puede tener la finalidad de ganar tiempo para atender a un herido, detener a un prisionero, establecer comunicaciones por radio, comprobar un plano, etc.

Cuando una unidad cuenta con más tiempo para prepararse, puede optar por establecer una defensa deliberada. Muchos de los pasos para establecer un defensa deliberada en un entorno urbano son similares a los pasos para preparar una defensa en un entorno rural. Sin embargo, la complejidad del terreno urbano ofrece más oportunidades para el engaño y las estrategias creativas.

Un defensor astuto puede convertir un edificio normal en una red de obstáculos y trampas interconectadas, diseñada para poner al enemigo en una posición vulnerable. No obstante, es importante recordar que reforzar demasiado una posición defensiva puede hacer sencillamente que el enemigo la evite. En algunos casos, ese puede ser el objetivo. En otros casos, puede ser útil dejar huecos o «cebos» para engañar al enemigo, que ataque la posición y caiga en una trampa.

 

Defensa Inmediata – Cobertura Cruzada de Múltiples Huecos

En algunos casos, el equipo de fuego puede tener que establecer una posición defensiva inmediata en una habitación. Esta puede formar parte de una defensa deliberada de mayor entidad, o puede tener la finalidad de ganar tiempo para atender a un herido, detener a un prisionero, establecer comunicaciones por radio, comprobar un plano, etc. Para establecer una defensa inmediata, lo ideal es cada puerta la cubran dos miembros del equipo de fuego en lados opuestos, realizando una cobertura cruzada. Lo suyo es que los dos miembros del equipo de fuego se sitúen de tal forma que vean tanto como sea posible de las esquinas de la habitación al otro lado de la puerta, al mismo tiempo que mantienen cierta distancia respecto a la puerta. Eso ayudará a evitar el «embudo mortal» en torno al hueco de la puerta donde pueden concentrarse los proyectiles. No obstante, los miembros del equipo de fuego aún tendrán que barrer momentáneamente el hueco de la puerta para comprobar visualmente otras entradas o huecos en la habitación adyacente. Resulta de utilidad que esas puertas estén cerradas, de forma que el equipo escuche cuándo alguien las abre y tenga tiempo para responder. Además, si un enemigo llega a atravesar la puerta rápidamente, existe el riesgo de fuego amigo. Para evitar eso, los miembros del equipo tienen que barrer hacia fuera el hueco de la puerta para batir al enemigo antes que llegue a acercarse a la puerta.

 

Defensa Deliberada – Ventanas, Obstáculos y Preparativos

Al disparar a través de una ventana, los miembros del equipo de fuego tienen que mantenerse apartados de la ventana o se les verá fácilmente y podrán batirles desde fuera. No obstante, en los pisos superiores esto puede implicar que los miembros del equipo tengan que subirse a una mesa u otro objeto elevado para ver la calle desde la ventana sin acercarse demasiado. Otra opción consiste en hacer agujeros pequeños en las paredes para utilizarlos como troneras. Puede ser de ayuda apilar sacos terreros en torno a estas troneras como protección frente a disparos desde el exterior. Hacer agujeros en el suelo también puede ser útil. Si el enemigo entra en la habitación de abajo, el equipo puede verle e incluso lanzarle granadas encima. Es fundamental asegurarse que el suelo es lo suficientemente resistente para evitar que la metralla proyectada hacia arriba lo atraviese y alcance al equipo. El equipo de fuego también puede colocar sacos terreros u otro tipo de materiales improvisados para utilizarlos como cubierta, tal como rellenar una nevera con tierra y tumbarla de lado. Repartir escombros por el suelo dentro de la habitación, junto a la puerta, puede hacer que un equipo de asalto enemigo tropiece al entrar y le resulte más difícil apuntar con precisión. Repartir escombros o cristales rotos por fuera de la habitación, junto a la puerta, puede hacer que el enemigo no pueda acercarse sin ser oído. Estos no son más que algunos ejemplos de técnicas que un pelotón puede utilizar para mejorar una posición defensiva deliberada en un entorno urbano.

 

Esperamos que este breve artículo te resulte de utilidad y repetimos que tus reacciones, comentarios e ideas son bienvenidas. Muchas veces mantenemos discusiones constructivas sobre tácticas con personas de variados perfiles tácticos y niveles de experiencia. Puedes adquirir el libro completo en Amazon.

.