Cómo despejar, limpiar o registrar una habitación por ti mismo. Solución de un problema complejo de combate cercano (CQB). Por Matt Little. 7 de febrero de 2022.

(Este artículo solo está disponible para suscriptores. Suscríbete ahora, o inicia sesión si ya eres suscriptor.)

No hay duda que el «CQB» es el tema de moda, porque es lo que mola. Hace no tantos años poco se escuchaba hablar de «CQB» más allá del ámbito militar, pero las redes sociales han sabido popularizar un término, que habrá quien no sepa siquiera lo que significa. Ya lo hemos tratado en otros artículos, pero seguiremos desgranándolo más en detalle en más artículos, visto lo visto. Como no podía ser de otra manera con los temas populares y/o que molan, enseguida proliferan los «supuestos» profesionales y/o expertos en CQB que quieren venderte su producto.

Es importante saber quién es realmente el que sabe de este tema para evitar acabar haciendo tonterías. Hay que tener mucho cuidado ahí fuera con los instructores de Combate Cercano (CQB), porque te puedes encontrar auténticos «vendehúmos». Para evitarlo contrasta en manos de quién te pones. En esta ocasión te traemos un breve artículo de Matt Little, alguien que sin duda sabe de lo que habla, no por años en una determinada unidad, sino por formación y experiencia en la materia, no solo como militar sino también como policía.

Algunos quieren ser lo que nunca han sido ni serán: profesionales y/o expertos en una materia (tiro o CQB, por ejemplo).


(Este artículo es una traducción NO autorizada de su original en inglés How to Clear a Room by Yourself – Solving a Complex CQB Problem, escrito por Matt Little y publicado con fecha 7 de febrero de 2022 en el sitio web Tactical-Life)

 

Cómo despejar, limpiar o registrar una habitación tú solo. Solución de un problema complejo de combate cercano (CQB).

Aprender a despejar, limpiar o registrar una habitación por uno mismo es una de las habilidades más complejas y peligrosas que puede adquirir un policía o un particular.

Por Matt Little.

 

Combate cercano. CQB. Close Quarters Battle. Se trata de un tema que se ha vuelto muy popular en redes sociales y en el sector de la formación. Pero al contrario de lo que los individuos tácticos molones te hayan hecho creer, en realidad no existe tal cosa como el combate cercano en solitario (Solo CQB). El combate cercano (Close Quarters Battle) es sencillamente eso, combate. Se trata de tácticas de pequeña unidad en el interior de todo tipo de estructuras. La palabra clave es «unidad». El combate cercano (CQB) funciona porque son tácticas a utilizar por un equipo. Esas mismas tácticas no son realmente de aplicación a un individuo que pretende aprender a despejar, limpiar o registrar una habitación.

 

CQB vs. cómo despejar uno solo una habituación

La otra razón por la que las tácticas estándar de CQB no se aplican en una situación defensiva es porque son ofensivas por naturaleza. Hay una razón por la que uno de los términos utilizados para describir a un profesional del CQB es «asaltante» [assaulter]. Un particular que se ha visto obligado a despejar habitaciones en una situación defensiva tiene prioridades de trabajo muy diferentes a las de un asaltante.

No te equivoques. Así como el CQB es uno de los cometidos más peligrosos que puede llevar a cabo un equipo, despejar habitaciones en solitario es una empresa de alto riesgo. No hay forma de eliminar ese riesgo, solo mitigarlo. A no ser que exista una necesidad legítima, posiblemente vayas mejor servido si lo evitas o, si es realmente necesario, adoptas una buena posición defensiva. Pero no siempre vamos a poder elegir el momento y lugar, y claramente tampoco la forma del enfrentamiento, especialmente como ciudadanos armados responsables. A veces el enfrentamiento nos elije a nosotros, tanto si queremos como si no.

 

Combatir en el interior de estructuras

Entonces, si no hablamos de combate cercano (CQB), ¿cómo llamamos a este tipo de problemas y habilidades? Creo que tenemos que abordar esto como un combate en el interior de estructuras. Una vez realizado este cambio de paradigma, resulta mucho más sencillo elegir con sentido común nuestras tácticas, técnicas y procedimientos.

Combatir en el interior de estructuras consiste principalmente en un juego de iniciativa y ángulos. Hablemos primero de ángulos. Uno de mis primeros mentores en CQB lo llamaba «la geometría de las tácticas». Cuando trabajas en el interior de una estructura como parte de un equipo, mitigas el riesgo utilizando ángulos para crear seguridad  tan completa como puedas, en los 360º, e incrementas la eficacia de tu ofensiva entrelazando los campos de tiro [sectores de tiro solapados], al igual que con las tácticas de pequeña unidad de Infantería [cualquier soldado o infante de marina sabe lo que es cubrir sectores de tiro como miembro de un equipo de fuego en una sección de fusiles]. Como individuo, no tienes a tu disposición ninguna de esas opciones.

 

Cubierta vs. Ocultación

El otro factor importante a tener en cuenta es la cubierta frente a la ocultación. Muy pocas cosas en el interior de una casa moderna ofrecen protección balística frente a los proyectiles de armas portátiles. Esta es la razón por la que muchos, aunque no todos, los equipos prefieren el CQB dinámico frente al deliberado. Sin embargo, como individuo trabajando en solitario, no tienes otra opción más que utilizar la ocultación la mayor parte del tiempo al moverte por el interior de una estructura. No es para nada algo perfecto, pero es mejor que correr hacia los disparos. Trataremos las excepciones a esto cuando empecemos a hablar de la iniciativa.

Utilizamos la ocultación jugando con los ángulos. Prácticamente todo el mundo ha de tener al menos una ligera idea de lo que es «rebanar la tarta», que consiste en ir progresivamente cortando «rebanadas» visualmente en torno a una esquina. Con práctica, se puede hacer mucho más rápido y más suavemente de lo que piensa la mayoría de la gente, sin perder eficacia. Esto se puede aplicar a los marcos de las puertas, así como a las esquinas, e incluso verticalmente a los rellanos de escaleras. Si diriges con la boca de fuego y tu ojo dominante, normalmente puedes ver a alguien al otro lado de la esquina antes que él te vea a ti.

Si se hace correctamente desde el marco de una puerta abierta, se puede despejar gran parte de la habitación, salvo el ángulo muerto y las esquinas alejadas de la puerta. Como ciudadano, si entras en una habitación depende mucho del contexto, pero tienes que entender que no puedes despejar completamente una habitación sin entrar dentro.

 

Vamos con la Iniciativa

Lo anterior nos lleva a hablar de la iniciativa. Si necesitas entrar en una habitación, vas a tener que tomar la iniciativa para mitigar tanto riesgo como puedas. Por eso no importa lo deliberada que sea tu entrada, cruzar una puerta tiene que ser algo dinámico.

Para tratar esto en mayor detalle, tenemos que ver los dos tipos básicos de habitaciones: entrada en una esquina y entrada en el centro. Si se ha tomado la decisión de entrar en la habitación, la entrada se realiza dinámica y eficientemente. De esa forma, la primera cosa que se presenta ante esa esquina sin despejar es la boca de fuego del arma. Acto seguido, te apartas del marco de la puerta rápidamente y bajo control. Después cualquier ángulo muerto detrás de un obstáculo o un armario se tiene que despejar igualmente rebanando la tarta en torno al obstáculo o armario.

Una habitación con la entrada en el centro plantea más peligro para una persona sola que una habitación con la entrada en una esquina. Porque hay dos esquinas apartadas sin despejar y despejes la que despejes primero te deja vulnerable frente a un atacante oculto en la otra. No existe forma de eliminar el riesgo cuando se trabaja solo. Lo único que puedes hacer es elegir una esquina y una vez esté despejada cambiar inmediatamente tu atención a la otra esquina. Los errores fáciles que hay que evitar son, no terminar de despejar la primera esquina antes de empezar con la segunda, y quedarse en el marco de la puerta. Cuando entras en una habitación, tienes que entrar totalmente.

 

Conclusiones finales sobre el registro de habitaciones

Hay sutilezas y matices a esto que van más allá del alcance de un breve artículo  de revista. También hay consideraciones por si y cuando seas abordado por un atacante mientras despejas, limpias o registras una habitación. Para llegar a entenderlo realmente, busca una formación legítima de manos de un instructor cualificado contrastado. Por encima de todo, practica por ti mismo hasta que se convierta en algo natural.

 

Matt Little, propietario de Greybeard Actual Training, es un antiguo boina verde estadounidense y policía del SWAT de la Policía Municipal de Chicago. Además, como tirador tiene el nivel de maestro en la IDPA y la USPSA y ostenta el pin nivel turbo en las pruebas de habilidad de Gabe White.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Jorge Tierno Rey.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Servidores tirotactico.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.