La brutalidad de la Guerra de Corea le revolvió el estómago a los más aguerridos soldados estadounidenses. Masacres y campañas de tierra quemada provocaron un enorme número de bajas civiles.

Por favor, valora este artículo al final y dinos si te ha gustado o te ha parecido una mierda. También puedes dejarnos tus comentarios en el foro (tienes el enlace al final de la página). Muchas gracias.

Cañones estadounidenses de 90 milímetros disparando contra las tropas norcoreanas en 1950. Foto del Ejército de Tierra estadounidense. División de Artillería asignada a la 1ª División de la República de Corea dispara cañones antiaéreos de 90 mm. contra las fuerzas norcoreanas al norte de Taegu. NARA FILE#: 111-SC-350451Últimamente se escucho mucho hablar de las tensiones en Corea y nadie pasa por alto que el siglo pasado allí tuvo lugar una gran guerra. Uno se pregunta qué pasa si las hostilidades aumentan y desembocan en una nueva guerra. El resultado no sería bueno para nadie, ni países vecinos ni países lejanos. Parece que son muchos e importantes los motivos para que no se dé una nueva guerra, pero no deja de existir incertidumbre por la situación cada vez que en los medios hablan de nuevas tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte. La Guerra de Corea fue tan brutal que sobrecogió a más de un aguerrido guerrero supuestamente acostumbrado a contemplar atrocidades.

La brutalidad de la Guerra de Corea le revolvió el estómago a los más aguerridos soldados estadounidenses. Masacres y campañas de tierra quemada provocaron un enorme número de bajas civiles.

Por favor, valora este artículo y dinos si te ha gustado o te ha parecido una mierda. También puedes dejarnos tus comentarios en el foro (tienes el enlace más abajo). Muchas gracias.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.