La mejor correa portafusil es la ajustable de dos puntos, y punto.

Se puede decir más alto, pero no más claro. «Para un soldado, para un policía, la mejor correa portafusil es la ajustable de dos puntos», dice John «Shrek» McPhee. Pero Shrek ni es el primero ni el único que lo afirma, sino que se puede decir que la mayoría de los grandes maestros del combate con armas de fuego utilizan y recomiendan la correa portafusil ajustable de dos puntos. La razón es bien sencilla: se trata de la correa portafusil que mejor resultado da en cualquier situación táctica. https://youtu.be/2UEs3gxnT7U Como ya explicaba Frank Proctor en una de sus entradas hace unos años, las ventajas de la correa portafusil de un punto son pocas, mientras que la ajustable de dos puntos destaca por sus ventajas para adaptarse a cualquier situación. Si se une al fusil en dos puntos adecuados (normalmente en la parte más retrasada de la culata, o también en la unión de la culata al cajón de mecanismos, y justo por delante de la recámara) se consigue cierto equilibrio de forma que el fusil quede suspendido de estos dos puntos sin oscilar demasiado. De este modo, al realizar una transición a la pistola el fusil queda suspendido cruzado por delante del torso sin estorbar ni bailar, como sucede con la correa de un punto. Además, al tratarse de una correa ajustable, se puede apretar o aflojar según convenga; por ejemplo, se aprieta para pegar el fusil al cuerpo y poder descender con la TTP de fast-rope sin que el fusil baile ni moleste, y se afloja r
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.