Estados Unidos, sólo cuando interesa.

Estados UnidosEE.UU. se toma tanto como un refuerzo positivo como un refuerzo negativo, según nos interese en cada momento.

A veces se considera como el ejemplo a seguir y a veces como el ejemplo a evitar, según convenga.

Cuando nos interesa, tomamos datos/información de EE.UU. y los extrapolamos a nuestro país. Cuando NO nos interesa, desacreditamos los datos/información de EE.UU. y negamos que sean extrapolables a nuestro país.

Luego está la excusa o el resentimiento “es que si viniera de EE.UU…“, “es que si lo dijera o hiciese alguien de EE.UU…“, etc., cuando nos interesa, porque al final no es raro volver a tirar de refuerzo positivo basado en EE.UU.

En algunas ocasiones incluso he llegado a pensar que debe existir un ser humano en EE.UU. diferente al de España, porque no me cuadran las cosas con todo eso del estrés, las reacciones fisiológicas y demás familia que se suponen inherentes al ser humano y, por tanto, más o menos iguales para todos.

También está la opción de hablar de oídas sobre los datos/información procedentes de EE.UU. al ser incapaces de llegar a la fuente original por culpa del dichoso idioma. Da igual que sea texto, audio o vídeo. No conocer el idioma supone no acceder a los auténticos datos/información, al menos con toda la exactitud posible.

¡Cómo puedo hablar de determinados datos/información sino puedo acceder a ellos porque están en inglés!

Por supuesto, una posible solución es apoyarse en otros, que para eso están. Como ya sabrás, a mi personalmente me gusta traducir artículos, aunque no siempre consiga hacerlo bien.

Lo de hablar de oídas, sin llegar a la fuente original, te juega malas pasadas, igual que hablar de lo que uno sabe/conoce, o se cree que sabe/conoce, y dar por hecho que eso es lo que hay actualmente, sin ser consciente de todo lo que uno NO sabe/conoce y de que puede que eso sea precisamente lo que hay actualmente.

Por estas mismas razones, también es importante ser capaz, aunque resulta tremendamente difícil, de discriminar los datos/información más o menos fiables, que es la única manera de no caer en los mitos y leyendas, por ejemplo.

Pues bien, a mi todo eso también me pasa, y tengo que hacer lo posible, sin conseguirlo siempre, porque no sea así para que haya rigor y objetividad en los datos/información que manejo.

En fin, difícil mundo este, así que a continuar aprendiendo.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Interesante. Guarda el enlace permanente.