¿Seguro que el examen era difícil o es que no habías estudiado lo suficiente? ¿Seguro que ha sido el estrés y no ha sido tu incompetencia?

Inicio Foros Cualquier Tema ¿Seguro que el examen era difícil o es que no habías estudiado lo suficiente? ¿Seguro que ha sido el estrés y no ha sido tu incompetencia?

Este debate contiene 3 respuestas, tiene 3 mensajes y lo actualizó  Jorge Tierno Rey hace 2 semanas, 5 días.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)
  • Autor
    Publicaciones
  • #16613

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Dicen que una buena forma de explicar las cosas son las analogías, así que antes de hacer amigos entre los que se puedan dar por aludidos, veamos si c
    [Lee el artículo entero en este enlace: ¿Seguro que el examen era difícil o es que no habías estudiado lo suficiente? ¿Seguro que ha sido el estrés y no ha sido tu incompetencia?]

    #16614

    Jesús *
    Participante

    El entrenamiento tiene su resultado, nos pone a un nivel y nos hace saber hasta dónde podemos llegar.

    Si entrenamos con un método, unos objetivos realistas, de forma sensata y eficaz creo que podemos saber cuales son nuestros límites, nuestros puntos fuertes y los vulnerables y ello nos permitirá resolver el incidente.

    Posiblemente lo podamos resolver con eficacia sin tener que llegar a disparar, ya que somos conscientes de que disparando no vamos a solucionar nada, si no más bien empeorar la situación.

    Un saludo

    Jesús*

    #16624

    Jenofonte
    Participante

    Muy buenas! Lo de «rociar y rezar» por desgracia es muy habitual. Estoy totalmente de acuerdo, al final lo de siempre… entrenamiento!.
    En el tiro, creo que hasta hace unos años se abusaba de la precisión en las unidades policiales realizando ejercicios muy alejados de la realidad, últimamente mejoró ese aspecto y se introdujeron nuevos conceptos y entrenamientos más acordes enfocados a un combate con armas de fuego en vez de para ganar apuestas de cervezas. El problema es que se ha desvirtuado todo y parece que el factor primordial es la velocidad de disparo, realizar una cadencia muy alta sin darle importancia a donde terminan nuestros proyectiles. Gran error. Mi opinión, primero la precisión, creo que es la base que debo dominar y mantener, pero eso sí, una precisión que huya de las posiciones de tiro meramente deportivo y se adapte a las que se deben tomar en situaciones reales de enfrentamiento. Una vez que soy preciso trabajo sobre mi cadencia manteniendo la precisión. Busco mi límite e intento alargarlo. Siendo preciso soy rápido ya que no se trata de darle primero al «malo», se trata de incapacitarlo lo más rápido posible y para ello necesito la precisión. Pongo un ejemplo sencillo, dispongo de una pistola y la amenaza también tiene una pistola, estamos a unos 30m el uno del otro sin obstáculos ni parapetos posibles, ambos partimos de arma en la funda y la extraemos a la vez pero yo soy muy rápido y comienzo a disparar antes que él, cuando llevo 3 disparos rapidísimos (he rociado) él realiza el primero suyo. Es posible que mis disparos le alcancen (rezo para ello), pero ¿eso va a lograr que lo incapacite y deje de ser una amenaza? dependerá de muchos factores. Pongamos que él si que me alcanza en la zona que ha elegido, en este caso pondremos el pecho, ha perdido unas décimas de segundo en tomar los elementos de puntería (0.30sg ¿aprox?) pero ya van 1-0 en su favor y cómo no es tonto sigue disparando con precisión hasta que me ve caer. Si en vez de al pecho me hubiera tirado a cabeza seguramente se acababa todo mucho antes… En definitiva, que primero debo ser preciso y eso me dará la velocidad de resolución de la situación. Buscar el equilibrio perfecto entre precisión y cadencia es uno de los objetivos que persigo en los entrenamientos de tiro.

    Cómo bien dice Jorge, si no soy capaz de dar dónde quiero en un campo de tiro teniendo enfrente un trozo inerte de papel, el día de mañana, cuando ese objetivo sea una amenaza real, en un escenario real con posibles terceras personas, con mi vida en riesgo, etc… mis probabilidades de neutralizarle bajarán muchísimo y entonces dependeré en exceso del fáctor suerte.

    Un saludo y gracias por el artículo.

    #16646

    Jorge Tierno Rey
    Jefe de claves

    Así de sencillo, Jesús y Jenofonte. No se puede pretender en la realidad lo que ni siquiera se intenta con el entrenamiento. Tan ridículo como presentarse a correr una maratón sin haber entrenado lo suficiente y no vale ir a andar un par de kilómetros una vez a la semana. Pues todavía hay quien se cree que su incompetencia en el campo de tiro siempre tendrá la excusa del estrés en la vida real, cuando lo evidente es que su incompetencia en el campo de tiro se manifestará igualmente en la vida real. Vamos, que sin estrés o con estrés, el deficiente va a ser deficiente.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado para responder a este debate.