Nuevos estudios: La velocidad a la que se levanta un sospechoso tendido boca abajo, más el impacto del esfuerzo físico sobre el rendimiento en el tiro. Force Science News. 20 de febrero de 2018.

En los análisis preliminares de dos nuevos estudios realizados por el Force Science Institute (FSI) surgieron algunos resultados sorprendentes. Un estudio se refiere a la velocidad con la que un sospechoso puede levantarse desde una posición de tendido boca abajo hasta una posición de huida o enfrentamiento. Los resultados indican que el tiempo invertido en ello es mucho más corto de lo que se pueda pensar, a pesar de los ajustes de la posición que normalmente los policías creen que impedirá un movimiento repentino peligroso del sospechoso. El otro estudio analiza el impacto del esfuerzo físico y el estrés sobre el rendimiento en el tiro. Aquí la sorpresa radica en si el esfuerzo físico de perseguir y forcejear con un sospechoso que se resiste influye en la toma de decisiones respecto al uso de la fuerza letal. Antes ya de procesarse los datos de la investigación, ya surgieron resultados que pueden repercutir en un mejor entrenamiento. Este artículo es una traducción de su original en inglés NEW FORCE SCIENCE STUDIES: The stand up speed of proned-out suspects, plus the impact of physical exertion on shooting performance, publicado en el boletín Force Science News [Noticias Ciencia de la Fuerza] número 357, con fecha 20 de febrero de 2018. La traducción y publicación de este artículo cuenta con la autorización de Scott Buhrmaster, vicepresidente del Force Science Institute [Instituto Ciencia de la Fuerza].     Estudio 1: la velocidad
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.