Un disparo AÚN MÁS largo: 2815 metros/3,079 yardas. Afganistán. 2012.

Cuando parecía que el disparo más largo con muerte confirmada, 2.475 metros, perduraría durante años, casi para siempre, éste se ha visto superado en distancia poco menos de tres años después alcanzando los 2.815 metros (3,079 yardas), lo que fijaría un nuevo récord mundial. Ambos disparos tienen en común el conflicto en el que se han realizado: Afganistán, ¡cómo no! Está claro que no existe carrera u olimpiada alguna por lograr este récord ni el dato tiene más importancia que la mera anécdota; el trabajo de un sniper supone mucho más que un estúpido récord. Los hechos tuvieron lugar en una fecha indeterminada anterior a finales de octubre de 2012 en la provincia de Helmand, Afganistán. No se conoce con certeza ni la identidad ni la unidad a la que pertenecía el sniper que realizó tan asombroso y difícil disparo, salvo que se trata de un miembro de las Fuerzas Armadas australianas. No obstante, por coincidencia de su despliegue en aquella zona con el tiempo y lugar de los hechos podría tratarse de un miembro de la Compañía Delta del 2º Regimiento de Operaciones Especiales [2nd Commando Regiment] del Ejército de Tierra australiano, con base en Holsworthy. La noticia de este nuevo récord no ha contado con difusión mediática, salvo alguna breve reseña como la recogida por el periódico australiano The Daily Telegraph el 29OCT12. Aunque británicos, estadounidenses y canadienses suelen hacer públicas noticias de este tipo, por parte del
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.