¿Casco blindado o un mero paragolpes chichonera? ¡Tú sabrás! ¡Se trata de tu cabeza!

Casco Pro-tec Classic Full CutHace unos años se observaba una extraña tendencia por la que algunas personas descansaban su propia seguridad en cascos que no dejan de ser simples chichoneras y que ofrecen una protección muy limitada de la cabeza. Me refiero a los típicos cascos Pro-tec que inicialmente surgieron como cascos específicos para la práctica del patinaje/skate o ski, pero que, en algún momento (supongo que debido a su ligereza, comodidad y bajo precio o incluso porque «molan») recibieron otros usos más tácticos.

Actualmente existen varias marcas de cascos de protección con modelos disponibles que ofrecen protección solo frente a golpes (algo más que una mera chichonera), como puede ser Team Wendy con su EXFIL LTP (Ligero, Táctico, Polímero), u Ops-Core con su modelo FAST Bump. Concretamente en este último caso el propio fabricante afirma en su web que el uso recomendado de este modelo para golpes es «para adiestramiento, búsqueda y rescate, escalada y otras actividades al aire libre». Por su parte, Team Wendy afirma que el EXFIL LTP ofrece una plataforma cómoda y estable sobre la que montar visión nocturna y otros accesorios, al mismo tiempo que proporciona el más alto nivel de protección frente a golpes.

Crye Precision AirFrame HelmetResulta bastante evidente que estos cascos de protección frente a golpes generalmente no resultan recomendables para su uso en combate, lo que incluye el combate en entornos urbanos o el combate cercano (CQB), donde es necesario disponer de mayor protección frente a esquirlas, proyectiles, fragmentos, explosiones, golpes, … En tales circunstancias lo más recomendable es disponer de un buen casco blindado, bien sea el habitual ACH/MICH, otros como el Ops-Core FAST Ballistic o el Crye Precision AirFrame, u opciones más modernas y avanzadas como el Team Wendy EXFIL Ballistic SL.

Gentex ACHActualmente la ciencia nos permite disponer de cascos blindados ligeros, cómodos y económicos que ofrecen un grado de protección elevado frente a las amenazas habituales del combate. Ningún casco balístico resulta infalible, pero no hay ninguna duda respecto a la protección que ofrecen, que siempre será mayor que la ofrecida por cualquier otro casco solo con protección frente a golpes, lo que los convierte en la opción a elegir para su uso en combate. Y si es la mejor opción en combate, aplicando la máxima «adiéstrate como vayas a combatir y combatirás como te hayas adiestrado» (algunas veces sacada de contexto o malinterpretada, pero ya hablaremos de eso), también es la opción a elegir durante el adiestramiento de forma que el usuario se acostumbre a combatir con él.

Si bien es cierto que un casco blindado no ofrece protección frente a impactos directos de proyectiles de arma larga con suficiente energía, esto no constituye justificación alguna para desecharlos, como he podido escuchar alguna vez. Realmente creo que tal razonamiento es absurdo, ya que los cascos blindados se vienen utilizando desde antaño, antes que los chalecos blindados, como elemento esencial de protección de la cabeza del combatiente y creo que jamás han ofrecido protección frente a los disparos de armas largas, pero sí frente a otras muchas cosas (fragmentos, esquirlas, golpes, …).

Cito las palabras textuales que hace un par de meses me respondió Pat Rogers al comentarle este asunto:«Pensamiento equivocado. Si siguiéramos tal razonamiento ¿por qué utilizar ningún blindaje en absoluto? Hay muchas cosas de las que te protegerá un casco balístico que no hará una chichonera».

Quizás la importancia de aprovechar toda la protección que un casco blindado ofrece radica en la parte del cuerpo humano que protege: la cabeza. La cabeza es relativamente frágil y cualquier daño podría tener consecuencias graves e irreversibles, por lo que toda protección es poca y parece bastante razonable intentar garantizar su protección con todos los medios al alcance, como son los cascos blindados frente a únicamente protección frente a golpes, o simples chichoneras.

Habrá situaciones en las que una simple chichonera constituya una opción aceptable. La misión determina el equipo a emplear. Cada uno es libre de utilizar el equipo que estime oportuno, pero habrá de ser consciente de los motivos para ello. ¿Casco blindado o un mero paragolpes chichonera? ¡Tú sabrás! ¡Se trata de tu cabeza!

Aquí tienes un ejemplo de la protección que ofrece el casco blindado cuando recibe el impacto de un proyectil.

.