LIBRO DE REGISTRO: ¡toma nota de todo! antes, durante y después de cada sesión.

  • ¿Alguna vez has empezado una sesión de instrucción y/o adiestramiento en el campo/galería de tiro sin saber qué ibas a hacer durante la misma? Yo si (sin pretender parecer egocéntrico).
  • ¿Alguna vez has dejado de comprobar los resultados sobre el blanco, es decir, parchear los impactos (si es que los hay), tras realizar un ejercicio de tiro? Yo si.
  • ¿Alguna vez has realizado un ejercicio de tiro sin saber cuál era su objetivo o qué TTPs ibas a practicar, es decir, sencillamente has hecho el “Simón ve, Simón hace”? Yo si.
  • ¿Sabrías decir cuándo fue la última vez que tuviste una interrupción en tu arma de fuego? ¿con qué marca, tipo y lote de munición? ¿y la última vez que lubricaste tu arma de fuego? Yo ya si.
  • ¿Sabrías decir cuándo fue tu última sesión de instrucción y/o adiestramiento? Yo ya si.
  • ¿Sabrías decir cuántos disparos ha realizado tu arma de fuego desde que salió de fábrica? ¿cuántos de ellos has realizado tú? Yo ya si.
  • ¿Sabrías decir si ha llegado el momento de cambiar la uña extractora o el cañón de tu arma de fuego? Yo ya si.

Todas estas preguntas podrían tener solución o respuesta si tomas nota de todo, antes, durante y después de cada sesión de instrucción y/o adiestramiento, para lo que necesitas llevar un completo y detallado LIBRO DE REGISTRO.

Bolígrafo y libreta (1)

LIBRO DE REGISTRO = bolígrafo+libreta

Ante las primeras preguntas de la serie he de confesar, sin pretender resultar egocéntrico, que mi respuesta es “yo si”, aunque, a decir verdad, actualmente (desde no hace tanto tiempo) rara es la vez que eso sucede, gracias a que me tomo las molestias de llevar al día mi propio LIBRO DE REGISTRO.

Ante las siguientes preguntas de la serie puedo afirmar, sin pretender resultar egocéntrico, que “yo ya si” desde (y no hace tanto tiempo) que me tomo las molestias de llevar al día mi propio LIBRO DE REGISTRO.

No es difícil percatarse que la respuesta o solución a todas esas preguntas no es baladí y en ellas puede radicar la eficacia y eficiencia de la instrucción y/o adiestramiento o el desaprovechamiento de los pocos recursos normalmente disponibles.

Llevar al día un detallado LIBRO DE REGISTRO implica tomar nota de todo detalle de interés o utilidad relacionado con el tiro táctico, tanto antes, como durante y después de cada sesión de la instrucción y/o adiestramiento en el campo/galería de tiro. Y lo mejor de todo es que el beneficio es tremendo y el esfuerzo necesario es mínimo además de sencillo y fácil de llevar a cabo. Quizás la mayor dificultad radica en determinar qué detalles resultan de interés o utilidad como para tomar nota de los mismos, pero realmente no resulta tan complicado averiguarlo si se tiene presente cuál es la finalidad de todos esos datos que van a quedar anotados en tu LIBRO DE REGISTRO.

Impact Data Book (2)

Formato de LIBRO DE REGISTRO de Impact Data Books.

La finalidad de los datos afecta directamente tanto al tirador como al arma de fuego utilizada. Por una parte, los datos recopilados permitirán evaluar el rendimiento, la eficacia y la progresión de la instrucción y/o adiestramiento del tirador, así como ayudar en el planeamiento de las sesiones de tiro y la adecuada gestión de recursos (tiempo y munición, principalmente). Y por otra parte, permitirán evaluar el rendimiento, la eficacia y el mantenimiento del arma de fuego. Los datos a recopilar han de permitir saber qué se va a hacer (antes), qué se está haciendo (durante) y qué se ha hecho (después).

RangeLog Shot Log Entry

Formato digital de LIBRO DE REGISTRO de RangeLog.

En primer lugar habrá qué tomar nota del momento (fecha) y lugar (campo/galería de tiro) de la sesión de tiro, así como cualquier otro dato que se considere útil o interesante, como pueden ser, por ejemplo, las condiciones meteorológicas. Estos datos irán acompañados además de todos los detalles relativos a los ejercicios de instrucción y/o adiestramiento: denominación, tipo de ejercicio, número y tipo de blancos, distancias a los blancos, número de disparos, recargas, tiempo disponible, etc., sin olvidar cuál es el objetivo y explicación de cada ejercicio así como las TTPs que van a practicarse.

Estos datos consignados antes de la sesión de tiro forman parte del planeamiento y la gestión de recursos que te permiten distribuir las sesiones de tiro de la mejor forma posible a lo largo del tiempo, adaptándose incluso a las vicisitudes personales (días libres, vacaciones, guardias y servicios, tareas del hogar, …) o, por ejemplo, a las condiciones meteorológicas previstas (aunque esto no debiera limitar la instrucción y/o adiestramiento sin lugar a dudas la condiciona en cierta medida, por ejemplo, en caso de fuerte viento puede que no haya posibilidad de mantener los blancos en su sitio, así que mejor dejarlo para otro día), así como repartir el cupo de munición disponible entre las diferentes sesiones programadas y seleccionar los ejercicios que van a realizarse en cada sesión.

Aunque pueda parecer un tanto estúpido, el mero hecho de anotar cuándo será tu próxima sesión de tiro y qué ejercicios pretendes realizar te obliga de algún modo a que así sea y resultará más sencillo que exista voluntad y espíritu de sacrificio por tu parte para cumplir con la cita y no abandonarte a la pereza y la vagancia, cualidades tan humanas al fin y al cabo.

Bolígrafo y libreta (2)

Formato libre y personal de LIBRO DE REGISTRO = bolígrafo+libreta

Todos estos mismos datos (momento, lugar, ejercicios, TTPs, …) se confirmarán durante la sesión de tiro, quedando anotados en el LIBRO DE REGISTRO, a los que se añadirán todos los datos relativos a la ejecución y resultado de cada ejercicio una vez se haya realizado (tiempo, impactos, …). Después de múltiples sesiones de tiro todos esos datos te permitirán evaluar el rendimiento, la eficacia y la progresión de tu instrucción y/o adiestramiento.

IDB_Gunslinger_Match_C-GSM

Formato de LIBRO DE REGISTRO de Impact Data Books.

Además de todos esos datos relacionados con el tirador también se tomará nota de aspectos relativos a las armas de fuego utilizadas en cada sesión que te permitan evaluar el rendimiento, la eficacia y el mantenimiento de las mismas, tales como consumo de munición, munición (marca, tipo, características, lote, …), interrupciones (tipo, posibles causas, …), limpieza y lubricación del arma, etc. Esos datos tomados durante cada sesión de tiro te permitirán después disponer de información suficiente  como para sacar conclusiones (por ejemplo, en el caso de sufrir alguna interrupción podrías echar la vista atrás en el LIBRO DE REGISTRO para comprobar cuándo fue la última vez que lubricaste tu arma o tuviste una interrupción con esa misma munición, de forma que puedas determinar si la interrupción se debe al arma en sí misma, a la munición o a la falta de lubricación) o tomar decisiones (por ejemplo, si ha llegado ya el momento de sustituir la uña extractora a la vista del número de disparos que acumula en su haber el arma). [En la fábrica de Glock guardan como un tesoro una G17 que acumula 348.210 disparos realizados durante unas pruebas en 1995. Yo llevo la cuenta de los disparos de mi G17 Gen4 para saber cuán lejos está de alcanzar esa impresionante cifra.]

Una vez determinados los datos que conviene que anotes en tu LIBRO DE REGISTRO es recomendable que dispongas de un formato, tanto para la recogida como para el análisis posterior de los datos, que te facilite tales labores. Dicho formato puede plasmarse tanto en papel como en soporte digital (Tablet, smartphone, ordenador portátil, …) aunque dada la propia naturaleza de la labor de toma de datos, como trabajo de campo/galería de tiro que es, quizás resulte más adecuado el papel por sencillez y comodidad. Una simple libreta o bloc de notas a los que siempre acompañe un bolígrafo (que escriba y dos mejor que uno, por lo que pueda pasar) o un portaminas (con minas suficientes; su ventaja es que el lápiz escribe sobre el papel en casi cualquier circunstancia y el bolígrafo puede tener dificultades cuando el papel está sucio) puede ser una buena solución.

RangeLog Shot Data

Formato digital de LIBRO DE REGISTRO de RangeLog.

En realidad, el planeamiento previo a una sesión de tiro y la recogida de datos en el campo/galería de tiro no requieren un formato estándar formalizado sino que lo más sencillo, y no por ello menos eficaz, consiste en realizar las anotaciones pertinentes directamente sobre el papel desnudo. Sin embargo, estos datos habrá que “pasarlos a limpio” tranquilamente en casa para poder conservarlos y analizarlos convenientemente en cualquier momento, aún pasados los años. En este caso sí que conviene disponer de un formato estándar formalizado y, en mi opinión, lo más recomendable es que dicho formato sea en soporte digital, por sus múltiples ventajas, entre las que destaca la posibilidad de tratar los datos de mil maneras diferentes de forma casi automática.

Excel LogoUna gran herramienta informática con la que elaborar nuestro LIBRO DE REGISTRO es Microsoft Excel, con la que podremos crear una hoja de cálculo todo lo adaptada y adaptable a nosotros que queramos. Las posibilidades que nos permite Microsoft Excel en cuanto a tratamiento de datos son infinitas. No sólo resulta extremadamente sencillo a la hora de anotar todo tipo de datos alfanuméricos sino que la sencillez se mantiene en el tratamiento de los datos para realizar todo tipo de consultas ordenando o clasificando los datos de mil formas y colores, además de permitir una amplia variedad de análisis estadísticos y gráficas.

Impact Data BooksExisten LIBROS DE REGISTRO comerciales tanto en papel (Impact Data Books, por ejemplo) como en soporte digital (RangeLog, por ejemplo), lamentablemente casi exclusivamente en inglés, que proporcionan formatos ya preestablecidos, aunque desde mi punto de vista un LIBRO DE REGISTRO es un documento muy personal y seguramente un formato preestablecido no se adapte exactamente a las necesidades, preferencias o gustos de cada uno. Así que casi mejor optar por el estilo libre y personal que permiten el bolígrafo/portaminas y libreta/bloc de notas, para el campo/galería de tiro, y el documento Microsoft Excel para conservar, consultar y tratar los datos obtenidos.

RangeLogEn resumidas cuentas, está en tu mano poder responder a esas preguntas con las que comenzaba este texto, si es que así lo estimas oportuno y crees que pudiera ayudarte en tu peregrinaje de instrucción y/o adiestramiento en el combate con armas de fuego. Tan sólo tienes que tomar nota de todo, antes, durante y después de cada sesión, en tu LIBRO DE REGISTRO.

(Bajo este párrafo existe un pequeño apartado donde puedes calificar este artículo. ¡Por favor, tómate un minuto y valóralo con sinceridad! Sólo tienes que seleccionar el número de estrellas que consideres oportuno.
Asimismo, te agradeceríamos que utilices el recuadro siguiente para dejar cualquier comentario, crítica u opinión sobre este artículo que consideres oportuno.)

También puedes dejar tus comentarios o Me gusta en Facebook.

Si consideras que el esfuerzo y dedicación demostrados en la elaboración de este artículo merecen tu apoyo te agradeceríamos que nos invitaras a una Coca-Cola. Simplemente realiza un donativo por la cantidad que estimes oportuna, que siempre revertirá en beneficio de EBdT2 con nuevos artículos, sorteos e iniciativas.

¿Me invitas a una Coca-Cola? ¡Gracias!

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog.
Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.

Esta entrada fue publicada en Material didáctico. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LIBRO DE REGISTRO: ¡toma nota de todo! antes, durante y después de cada sesión.

  1. ¡Enhorabuena, Iván!

    Resulta admirable la forma en la que tomas nota de todos los datos de tus prácticas de tiro.

    Muchas gracias por compartirlo con todos nosotros.

    Yo he de confesar que últimamente, de aquí a hace demasiados meses, me he abandonado mucho a la hora de tomar nota de mis sesiones. Tengo que retomar la buena costumbre de pensar qué voy a hacer y tomar nota de lo que hago.

    Un saludo.

  2. Iván Lindín dijo:

    http://www.facebook.com/sobre.rodas.competicion/

    Yo personalmente me hice una plantilla en su momento cuando empecé a tirar que impresa repetidamente y luego encuadernada, me sirvió como bonito libro de registro, pero solo durante un tiempo, luego había veces que no me cabía lo que quería escribir o problemas similares, así que pasé a lo que llamas “formato libre” una libreta donde anoto todo lo referente al entrenamiento o competición.
    Anoto fecha, lugar, meteo, competición/entreno, puntuación (competición), etc… y luego pues todas las sensaciones que haya tenido, frio, calor, estado de ánimo, dolor neuropático (soy parapléjico), si bebí, si meé… todo y con mi lenguaje. Claro que esto no sirve de nada si no lo volvemos a mirar, yo repaso antes de cada entreno/competición las últimas dos o tres entradas y en el caso se las competiciones, repaso también la entrada correspondiente a la misma del año anterior.
    Para las armas, uso otra libreta donde registro todo sobre ellas también en un formato libre.

  3. Muchas gracias por tu comentario, Luis: Me alegro que el artículo te haya resultado interesante.

    Realmente le has dado la mejor denominación posible: Diario de Tiro. Te aseguro que no se me había ocurrido llamarlo así y ahora que lo dices parece lo más acertado.

    Veo que tú vas más allá con tu diario de tiro y tomas nota realmente de todo, fotos incluidas. Yo soy más rústico y tomo nota de poco más que la fecha, ejercicios, disparos y resultados (impactos y tiempo) además de interrupciones y limpieza del arma. Todo ello lo anoto en sucio en la libreta y lo paso a una hoja de cálculo Excel en casa. Excel me proporciona una capacidad casi ilimitada para anotar cualquier dato y posteriormente poder tratarlo de mil formas. Puedo ordenar los datos por fecha, por resultados, por ejercicios, elaborar gráficas, sacar medias, …

    La clave creo que consiste en tomar los datos que posteriormente permitan sacar algún tipo de conclusión, como por ejemplo la frecuencia de las sesiones, la evolución de los resultados en un ejercicio determinado, las interrupciones, la última limpieza del arma antes de una interrupción y el número de disparos efectuados.

    Lo del cronómetro de tiro, o como diablos se llame, no es una opción sino una obligación. O se tiene o no se puede tener constancia de los resultados, porque además de los impactos hay que tomar nota de los tiempos. Creo que nos preparamos para impactar sobre una amenaza en el menor tiempo posible, así que es imprescindible tomar nota de los impactos y del tiempo, que en conjunto nos dirán el rendimiento.

  4. Alfonso dijo:

    Muy buen artículo Jorge y además acerca de un tema importante y muy útil. Un diario de tiro es fundamental para aprender e ir mejorando. Ayuda a planificarse bien las sesiones, a sacar conclusiones, a aprender de errores, a llevar un control de la progresión en el tiro, del consumo de munición, del desgaste del armamento y muchas otras cosas. En 2012 llevé un registro completo de todas mis sesiones, incluso con fotos, y tras imprimirlo y encuadernarlo me ha quedado como un buen libro de consulta. Por si sirve de orientación a algún otro tirador, los apartados en que yo personalmente divido cada entrada son:

    1) Fecha, lugar, hora y meteorología
    2) Armamento empleado y munición consumida
    3) Tareas realizadas
    4) Resultados
    5) Conclusiones y lecciones aprendidas
    6) Recordatorios para futuras sesiones
    7) Tareas a realizar en la próxima sesión
    8) Incidencias con el armamento, municiones o equipo
    9) Fotos de algún recorrido, ejercicio, blanco, arma o cualquier cosa de interés. También suelo añadir fotos de grupo al acabar las competiciones para tener un recuerdo de las mismas.

    Otra cosa interesante es llevar al día una tabla de tiempos tomados con el pro-timer si se dispone de uno. Es muy útil, además de motivador, saber por ejemplo cuánto tardo en realizar un desenfunde y un primer disparo, o cuánto tardo en desenfundar y alcanzar a dos blancos a 8 metros, o quizá cuánto tardo en hacer un ejercicio popular como el “Bill Drill” o el F.A.S.T. Conocer estos tiempos y anotar las fechas en las que los medimos ayuda a motivarse y a seguir mejorando.

    Personalmente yo también recomiendo llevar al día un diario de tiro y al cabo del año tener la satisfacción de poder imprimirlo y hojearlo cuando lo necesitemos. Verdaderamente creo que es una gran ayuda.

    Gracias Jorge.

    Saludos a todos,

    Alfonso García.