En 1916 la 100ª Compañía de Ametralladoras del Ejército de Tierra británico regó el campo de batalla con 100.000 proyectiles en 12 horas. La táctica de las barreras de fuego resultó devastadora.

Ametralladoras Vickers del Ejército de Tierra británico en acción durante la Primera Guerra Mundial. Foto de WikipediaHubo una época en la que no existían armas de fuego automáticas, por lo que cuando apareció la ametralladora y se popularizó su uso por parte de los ejércitos su potencia de fuego llegó a cambiar el curso de la Historia. Dada la alta cadencia de fuego con la que puede disparar una ametralladora permite realizar eficazmente fuego de  supresión y barreras  de fuego. Estas últimas constituyen un elemento clave en las operaciones defensivas y fueron utilizadas con éxito en grandes batallas, como se explica en este artículo.

Aceptamos donativos, si quieres apoyarnos. ¡Gracias! 
Si te gusta lo que publicamos, utiliza la actual moneda de cambio: comparte, sigue, gusta en Redes Sociales. Regístrate aquí para recibir notificaciones por correo electrónico.

En 1916 la 100ª Compañía de Ametralladoras del Ejército de Tierra británico regó el campo de batalla con 100.000 proyectiles en 12 horas. La táctica de las barreras de fuego resultó devastadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Tierno Rey .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://www.i-magine.es/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.