El cambio de hombro con fusil. Por Juan I. Carrión.

Por favor, valora este artículo al final y dinos si te ha gustado o te ha parecido una mierda. También puedes dejarnos tus comentarios en el foro (tienes el enlace al final de la página). Muchas gracias.

Hola a todos.

Una de las técnicas que considero que deben de realizarse con maestría en el empleo del fusil para el tiro de combate es el poder disparar apoyando el arma en el hombro no habitual y utilizando las manos en la posición opuesta a la que normalmente se hace (mano armada como mano de apoyo y viceversa).

¿Cuál es el motivo de que deba de llevarse a ese nivel el empleo de esta técnica? Desde mi punto de vista, la aplicación más importante que tiene es la de disparar por detrás de un parapeto desde el lado de apoyo. Cuando debe de utilizarse un parapeto de este modo, puede hacerse de dos maneras: disparando desde el hombro armado o desde el hombro de apoyo. Estas son las ventajas e inconvenientes de cada manera:

Disparando desde el hombro armado. La principal ventaja que presenta es la de que no se necesita un entrenamiento adicional para hacerlo. Es simplemente disparar como se hace normalmente, con la salvedad de que si se quieren mantener los pies/piernas por detrás del parapeto, se hará necesario el inclinar el tronco hacia afuera para poder permitir que la bocacha supere el parapeto.

Disparando desde hombro armado por el lado de apoyo

El gran inconveniente que tiene este modo consiste en que se expone mucho más ante el enemigo (aquellos que solo empleen el fusil para el tiro deportivo, no sigan leyendo…). Ya sea sacando las piernas por fuera del parapeto o inclinando el cuerpo hacia fuera, la exposición es mucho mayor al tener que ofrecer el hombro armado fuera del parapeto para conseguir sacar la bocacha por fuera de la cobertura. Esta acción provoca que prácticamente toda la mitad superior del torso quede fuera de la protección.

Disparando desde el hombro de apoyo. Su gran ventaja es que mantiene la mayor parte del cuerpo del tirador detrás del parapeto. Solo es necesario que el hombro, un poco del brazo de apoyo (que al cambiar se transforma en «armado») y el ojo director asomen para conseguir apuntar sobre el adversario.

Disparando desde hombro de apoyo por el lado de apoyo

¿Inconvenientes?, hay que entrenarlo… y eso puede ser un problema grave para todo aquel que no puede o no quiere hacerlo.

En el mundo táctico, numerosos instructores de renombrada experiencia en combate definen la importancia que tiene manejar con fluidez esta técnica, incluso por encima de hacer fuego rodilla en tierra o tendido. Robert Keller (ex miembro de la Fuerza Delta durante más de 10 años) afirma que en toda su vida profesional realizando acciones en combate en Irak y Afganistán, habrá utilizado la posición de disparar con la rodilla en tierra no más de 5 veces y tendido en 1 o 2 ocasiones. Por el contrario, ha disparado tras un parapeto por el lado de apoyo casi tantas veces como lo ha hecho por el lado armado.

Robert Keller

John «Shrek» McPhee tiene una de sus Master Class dedicada exclusivamente al empleo del fusil «off handed», es decir, con la mano no habitual. Le pregunté específicamente por este tema el último entrenamiento que tuve con él, y la definió como una de las técnicas fundamentales de fusil puesto que «nunca se sabe que parapeto se va a tener que utilizar».

Aaron Baruga, Pat Macnamara, Jason Falla, etc… también emplean el cambio de hombro siempre que deben disparar desde una cobertura por el lado de apoyo… Creo que son más que motivos suficientes para empezar a planteárselo.

¿Y cómo se hace? La técnica que voy a mostrar a continuación es la que a mi parecer conjuga el principio de eficiencia de la mejor manera. Existen otras maneras de hacerla, algunas bastante variopintas, pero creo que ésta es la más adecuada.

Aquí dejo el enlace del vídeo con la técnica explicada por pasos.

Los pasos serían los siguientes:

– Paso 1: Antes de iniciar el movimiento, asegurarse de que el arma se encuentra con el seguro manual activado. No me cansaré de decirlo, si no hay ojos sobre las miras, el seguro siempre activado.
Una vez en seguro, mover la mano armada hacia la embocadura del cargador, manteniendo el resto del arma en la posición en la que se encontraba (guardia baja o en posición de disparo).

– Paso 2: Llevar la mano de apoyo al pistolete del fusil y agarrarlo. Si se porta una correa de dos puntos y ésta permanece por debajo de la axila del brazo de apoyo, deberá sacarse ese brazo de la correa puesto que si no, la misma se apretará contra el cuello, siendo como mínimo, incómodo.

– Paso 3: Desplazar el arma desde el hombro armado al hombro de apoyo. Llevar la mano que hace ahora de apoyo (antes armada) a su posición por el guardamanos por el camino más corto.

Como he dicho al principio, la técnica puede variar ligeramente dependiendo del fusil y correa empleada. Del fusil depende de donde se tenga agarrada la correa, bocacha y culata, mitad guardamanos y culata, o como en los fusiles HK que la parte de atrás de la correa esté agarrada a la parte final del cajón de mecanismos. Esas distintas colocaciones permitirán más o menos juego a la hora de mover el arma al otro lado.

También trabajar con una correa de 1 punto o una de 3 (estilo HK) varían la técnica. Las correas de 1 punto suelen permitir el cambio de hombro sin tener que variar la posición de la misma. Las correas de 3 puntos son la peor opción ya que no permiten la facilidad de las modernas de 2 puntos para sacarla de la axila, obligando a llevarlas muy holgadas para poder hacerlo.

Espero que el artículo aporte algo de claridad al tema.

Un saludo.

Recuerda que puedes dejar tus comentarios en el foro.

Por favor, valora este artículo y dinos si te ha gustado o te ha parecido una mierda. También puedes dejarnos tus comentarios en el foro (tienes el enlace más abajo). Muchas gracias.

Esta entrada fue publicada en TTPs. Guarda el enlace permanente.