La Toma De Decisiones: La Fracción De Segundo Que Puede Cambiar Tu Vida. Por Alejandro Madrid.

«Todo lo que podía ver era su pecho y el cuchillo, y entonces todo se quedó tranquilo y el movimiento se volvió más lento. Sentí que podía sopesar las opciones: ¿Qué pasaría si sacrificaba al rehén delante de mí? ¿Y si el asesino tiraba el cuchillo y se reía de mí? ¿Confiaba el rehén en que sabía lo que estaba haciendo? Sabía que tenía que disparar o el rehén moriría. Durante solo un segundo, me pareció que toda mi vida había sido para este momento, un momento que era ahora y nunca más volvería a ocurrir. Solo yo podía decidir». Este texto extraído de los archivos del escritor y ex-policía Loren Christensen es un ejemplo formidable de las complejas decisiones a las que tienen que hacer frente día tras día los agentes de policías de todo el mundo en el desempeño de sus funciones, decisiones en las que una fracción de segundo supone la diferencia entre vivir o morir. Hablar de toma de decisiones conlleva la esencial tarea de hablar de todos los mecanismos fisiológicos y psicológicos que entran en juego en un momento dado de estrés repentino, donde las decisiones están basadas en las emociones y en la influencia de los procesamientos mentales de los que no somos conscientes. Dicho esto, podemos decir que la atención es un factor clave en la referida toma de decisiones, por lo que llegar a ser capaces de captar y prestar atención a estímulos significativos y filtrar los que no son relevantes puede llegar a ser clave. Ahora bien, ¿c
Has alcanzado el límite de 1 artículo diario gratis. Para continuar leyendo sin límite, ¡suscríbete! ─por solo 15€ al año─. ¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí.