Policía se ve obligado a abatir a un perro para proteger a los ciudadanos. Zaragoza. 14JUN13.

Quisiera aprovechar nuestro Blog para felicitar, agradecer y apoyar al agente de la Policía Local de Zaragoza que el pasado viernes 14JUN13 se vió obligado a abatir a un perro que se mostraba de forma evidente nervioso y agresivo, con el consiguiente peligro no sólo para el policía sino para los propios ciudadanos que allí se encontraban. No hace falta recordar pasados incidentes producidos en España en los que un perro ataca a alguna/s persona/s, niños incluidos, con graves consecuencias.

La noticia queda recogida en sendos artículos de El Periódico de Aragón en los que puedes leer algunos detalles sobre este incidente:

El consistorio investiga la muerte del perro abatido de un tiro.

La Policía Local investiga la muerte del perro y emite un comunicado sobre los hechos.

Se trata de un incidente en el que desgraciadamente ha tenido que ser abatido un precioso animal como puede ser un perro, el mejor amigo del hombre, que en muchas ocasiones merece más el aire que respira que algunos humanos. Pero sin lugar a dudas, así de tajantemente, la intervención del agente de la Policía Local ha sido en todo momento congruente, oportuna y proporcional a la juzgar por los detalles sobre los hechos. Entre las lesiones que podría sufrir este agente o cualquier otra persona y la vida del animal creo que la elección está muy clara para cualquier persona coherente.

Los hechos no revisten la más mínima importancia y tan sólo habría que lamentar la triste pérdida de este animal sino fuera por la deleznable campaña de acoso y derribo a la que se está viendo sometido el agente que tuvo que abatir de un disparo al perro.

A la vista de la vergonzosa, triste, patética y lamentable actitud que están demostrando algunas personas a raíz de esta noticia, quizás sí sea necesario recordar hechos como los siguientes: un pitbull ataca a tres niños y hiere de gravedad a uno de ellos en Toledo; muere otro niño por el ataque del perro pitbull de su familia; ataque de perro labrador deja la cara destrozada a un niño; un niño fallece tras el ataque de un perro; los ataques de perros han causado 30 muertos en 20 años en España; un niño de dos años falleció tras el ataque de un perro de raza rottweiler; niño muere atacado por perros pit bull; hospital del niño atendió 45 casos de ataque de perros a menores en La Paz; y hay más lamentables incidentes de este tipo en los que un perro ocasiona graves heridas a personas.

Pues bien, no parece que a los ciudadanos este tipo de incidentes les importen un bledo porque no recuerdo tener noticia de campañas, concentraciones, recogidas de firmas, …, para pedir soluciones ante los ataques de perros. Pero sí hay quien tiene tiempo y ganas de orquestar una campaña en contra de aquel que se ve obligado a abatir a un perro para defenderse y proteger a otras personas.

Este incidente ha tenido tal repercusión social que incluso han organizado una campaña de recogida de firmas para exigir sanciones contra este policía. Lo grave del asunto es que llevan ya más de 60.000 firmas. ¡Si es que faltan «perros» para tanto «borrego»!

Algún testigo acredita y opina que la intervención ha sido correcta y no se ve sorprendido por la misma. En este enlace puedes escuchar un grabación que recoge la llamada telefónica de un testigo a un programa de la televisión aragonesa.

Lo curioso es que en este caso en el que se ha podido poner remedio, aunque desgraciadamente implique la muerte del animal, antes que hubiera que lamentar víctimas, algunos ciudadanos, en lugar de estarle sinceramente agradecidos a este agente de Policía Local que ha arriesgado su integridad física para protegerles, se dedican a menoscabar su actuación profesional. A todos esos que recriminan a este agente, e incluso exigen medidas en su contra, por verse obligado a abatir a un perro para defenderles sólo puedo desearles que jamás tengan que verse envueltos en el ataque de un perro en el que ellos o sus seres queridos (niños) podrían sufrir heridas de diversa consideración: perder para siempre alguno de sus dedos de la mano, desangrarse por el desgarro de la femoral o la yugular, desfiguración del rostro, amputación de un brazo, etc…

Desde aquí le envío mi más sincero agradecimiento y apoyo absoluto a este Hermano de Armas, agente de la Policía Local de Zaragoza, que ha tenido que intervenir por el bien de todos y ha sabido garantizar nuestra seguridad. ¡Muchas gracias! ¡Mucho ánimo!

¿Y tú qué dices ante el menoscabo al que se está viendo sometido este agente? Hay toda una campaña en su contra, ¿qué te parece si desde aquí hacemos toda una campaña en su favor? Puedes dejarnos tus comentarios, críticas y opiniones.

Participa en la Campaña de recogida de firmas de apoyo, reconocimiento y agradecimiento para todos nuestros policías. ¡Demuestra que merecen un respeto!