El tronco, con los codos flexionados y los hombros arqueados, absorbe el retroceso. ©Thomas G. Spector.

El tronco, con los codos flexionados y los hombros arqueados, absorbe el retroceso. ©Thomas G. Spector.

El tronco, con los codos flexionados y los hombros arqueados, absorbe el retroceso. ©Thomas G. Spector.

Guarda el enlace permanente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.