Ser mejor es sólo cosa tuya. Por Juan I. Carrión.

Hola a todos.

Voy a proponer una pregunta para que cada uno haga un poco de reflexión: ¿por qué la mayoría de los profesionales de las armas de fuego no son mejores ahora de lo que lo eran hace 5, 10 o 15 años?

Un cubo de munición no es la solución a una mala práctica

En el ambiente en el que me he movido profesionalmente es en donde me he dado cuenta de que uno de los comentarios típicos de la gente con la que iba a los ejercicios de tiro programados era: “cuando tiraba bien de verdad fue al acabar el (sin especificar) curso…” y ante esta afirmación siempre he respondido “¿y tú que has hecho para evitar que eso pase?”. Las respuestas son variadas, pero la más común es la de que “la culpa es que no pegamos suficientes tiros al año”.

Vale, admito que la cantidad de munición que se dispara es un factor a tener en cuenta. Pero por mucha munición que se dispare, si la metodología que se utiliza o las técnicas que se enseñan son malas, la “casa” que se está construyendo tendrá unos cimientos tan malos que será inevitable que se derrumbe en algún momento.

Y eso es lo que le pasa a un profesional de las armas después de unos cuantos años basando su Técnica de Tiro en solamente unas cuantas malas sesiones de Tiro de Combate. Digo malas refiriéndome a varios factores:

– Técnicas de Tiro desfasadas, basadas en doctrinas de los años 70 (o anteriores). ¿Nos dejaríamos en manos de un cirujano que emplea técnicas quirúrgicas que se hacían en los años 70? Supongo que la respuesta de la mayoría sería “NO”… entonces, ¿por qué nos parece tan normal que en la enseñanza de las técnicas de empleo de armas de fuego, sí se haga? No se adaptan a las nuevas tecnologías (nuevo armamento, municiones, equipo disponible, etc.) ni a las situaciones habituales en las que trabajan los profesionales (dentro de vehículo, ambientes de poca luz, enemigos detrás de parapetos o rehenes, enemigos en diferentes  direcciones, tiro en movimiento…)

Un poco de lo de siempre, ¿no?

– Instructores desmotivados. Hay mucha gente muy buena por ahí intentando enseñar, pero se encuentran con cantidad de problemas que les comen la moral y acaban por conseguir que ese Instructor de Tiro se limite a seguir rodando la rueda, sin preocuparse la dirección que ésta lleve. Limitaciones en tiempo de entrenamiento, prácticas a realizar, programas obsoletos centrados en cubrir unas necesidades legales o administrativas, en donde prepondera el “que no pase nada” al “lo que de verdad se necesita”. Todo ello son ejemplos de factores que acaban por destruir la motivación del docente.

El tiro tras parapeto es una habilidad fundamental en el profesional de las armas de fuego

– Alumnos desmotivados. No voy a entrar en aquellos que consideran que llevar un arma de fuego para su trabajo es un problema (no merecéis mi atención). Pero hay personal profesional de las armas de fuego que las sesiones de tiro le causan un verdadero trauma, en gran medida porque disparan mal y nadie se preocupa de enseñarles  que lo hagan bien. Lo único que reciben son reprobaciones y críticas… y yo me digo ¿se nace sabiendo disparar? Si una persona que es capaz de correr una maratón, está 5 años sin entrenar adecuadamente, ¿será capaz de correrla después de ese tiempo al mismo ritmo? El que me diga que sí, no es realista. Entonces, ¿alguien es capaz de explicarme por qué la práctica del Tiro es algo diferente?

– Y aunque los dos primeros puntos fueran lo diametralmente opuesto (buenas técnicas con buenos instructores), ¿cuánto tiempo de media se dedica al entrenamiento de estas técnicas de manera particular? En España, los profesionales de las armas de fuego tenemos muy imbuido el hecho que “Papá Estado/Comunidad/Ayuntamiento” pague todos los gastos en lo referente al Tiro (sobre todo la munición… ), pero ¿cuánto tiempo dedica de media a la semana uno de nuestros profesionales al Tiro en Seco? De los que yo conozco, muy pocos hacen entrenamiento al menos una vez a la semana. ¿Cuánto se dedica a leer u observar a los que sí saben de esto?

Sin las repeticiones que se realizan en Tiro en Seco, no puede haber mejoría

Ahora vamos a buscarle una solución, si es que se quiere mejorar. Podría ponerme a escribir páginas sobre lo que deberían hacer los distintos Organismos, pero eso sería malgastar mi tiempo y el de quien me esté leyendo ahora mismo. Voy a ser más realista y pragmático, aunque a alguno no le va a gustar lo que va a leer, me temo.

La solución pasa por dedicar nuestro tiempo y dinero a ser mejor profesional, punto. Ya está bien de echarle la culpa al Sistema de ser malo en el empleo de las armas de fuego, porque cuando tu vida y/o la de otro dependan de ello, a nadie le va a importar lo poco que tu Organismo te haya preparado. Lo único que cuenta es tu capacidad para resolver el serio problema en el que te encuentras y entonces es cuando entran en juego las horas, días y años que hayas dedicado a prepararte para ser lo mejor posible en ese momento, si es que le has dedicado algo…

¿No te dan lo que consideras necesario? Búscalo fuera. Es un proceso largo y poco satisfactorio puesto que nos estamos preparando para algo que no sabemos si va a ocurrir,  y en el desgraciado caso de que pase, cuándo, dónde y cómo va a suceder. El malo decide el lugar, momento y manera y nuestra supervivencia a través de la victoria sobre ese individuo radica en todo el tiempo que hayamos dedicado a prepararnos para enfrentarnos a él.

Si ese momento llega, solo contará lo que hayas entrenado

Lee todo lo que puedas, observa los vídeos de los que saben de esto, prueba lo que dicen… pruébalo mucho (aunque sea en seco) y decide con lo que te quedas. En la medida que puedas, ahorra algo de dinero y asiste a algún curso de formación de alguien de prestigio (una nueva bici de montaña no te va a salvar la vida… lo otro, tal vez sí). Busca a otros profesionales que tengan las mismas inquietudes e intenta juntarte con ellos para hablar de estos temas, o lo que sería mejor, entrenar con ellos. Apúntate a alguna tirada deportiva o a las tiradas que muchos Cuerpos policiales/militares organizan. Si quedas el último, da lo mismo,  porque lo importante es que habrás tenido la oportunidad de aprender algo, practicar unos ejercicios de tiro no previstos o conocer a alguien que posteriormente te pueda enseñar alguna cosa. Los atajos no existen, la suerte es demasiado aleatoria para que nos confiemos a ella, nunca llegarás a ser un tirador de nivel si no lo intentas, eso seguro.

No hay excusa… Te juegas mucho…

Un saludo a todos.

luz solar portátil luminAID
Esta entrada fue publicada en Conceptos y definiciones. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Ser mejor es sólo cosa tuya. Por Juan I. Carrión.

  1. Jesús* dijo:

    Nos guste o no, debemos poner de nuestra parte para ser un poco mejores. ¿Forma de lograrlo?, pues seguro que, dado la capacidad de inventiva que tenemos los españoles, logramos encontrar alguna y los correspondientes recursos para ello.

    Un saludo

  2. LUIS dijo:

    El artículo es bueno, claro y conciso, pero…
    alguien va a cambiar sus rutinas ? me temo que no !!
    Una lástima.
    El que realmente tiene interés ya se está buscando la vida, mejor o peor, cada uno a su manera.
    Un abrazo a todos los del gremio del metal.

  3. José Angel dijo:

    Muy buen artículo.

    Sobre todo en tus sabias palabras, que el personal quiere que la administración se lo de todo y no se preocupa de nada más.

    En muchos casos la culpa se la echamos a la administración y no sin razón, pero en otros casos la tiene el Instructor de tiro que pasa olímpicamente de todo y tiene un desfase grandísimo, el interesado que se la trae al pairo, pero que luego critica a las dos partes anteriores (el nunca tiene culpa).

    Pero en otros casos nos encontramos con Instructores magníficos que les falta capacidad para enseñar y otros que siendo buenos profesionales se niegan a transmitir información a los demás.

    Así que en esto del tiro echémonos las culpas todos en la parte que nos corresponda a cada uno.

  4. aurora aurora dijo:

    Creo que es fundamental lo escrito. Pero hay muchos impedimentos. Esto no es Norteamérica. Comprendo que hay que hacer todo lo que dices. Pero aparte del tiempo, la munición es muy, muy cara. Los accesorios, igual. Y muchos, ni se importan. Si le unes la ausencia de armeros y galerías de p… pena, es difícil. Y después cuéntaselo al Fiscal y al Juez. El ejemplo de la foto, donde basta una extensible o un spray. Los hay de varios metros, puede acabar con lesiones graves o muerte. Y ya tienes proceso penal y disciplinario. Y por supuesto, las represalias o de sus secuaces o de jefes, cuando no incomprensión. Apestado. Hay excepciones, pero debe ser una buena movida. Se disparaba más en la calle en los 70/80.

  5. Socrates dijo:

    Muy importante este comentario antemano muchas gracias porque por un momento entre en una gran realidad que aveces se olvida por no apartar un espacio para entrenamiento que es importante

  6. David dijo:

    Oleee sin más

  7. Juan Luis Guzmán dijo:

    Ole por el articulo!!!.Ahora bien facilidades por parte del cuerpo de turno para uso de instalaciones oficiales : Cero.Te apuntas a un club de tiro y no tiene nada que ver con lo tuyo.En fin lo de siempre para todo,buscate la vida.Funda de cuero malo para pistola moderna.Sin bala en recámara por que eres tonto, eso si mucho trabajo de monta pistola ,pon seguro,quita seguro y fuego.A mi gran amante de todo lo referente al mundo de las armas me parece una vergüenza. Lo mismo que algunos compañeros cuando después de años con el arma adjudica preguntan la posion del seguro para hacer fuego o la diferencia entre doble y simple acción.En esto podríamos pegar palos a todos,maestros y alumnos.Como bien dice un compañero: Entrena como si fuera verdad!!!.Un saludo a todos.

  8. Jose dijo:

    Muy, muy buen artículo.
    Estoy harto del victimismo de los compañeros por no tirar y de la desidia cuando tienen que tirar.
    Saludos!!

  9. Paco dijo:

    Así es. Y para ello es bueno la humildad (1. f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.) y ausencia o contención de nuestro ego (2. m. coloq. Exceso de autoestima.) Además de una auténtica y férrea disciplina: en el entrenamiento, adquisición de conocimiento/s, trabaja, trabajo y trabajo. Pues como dijo aquel: cuanto más trabajo más suerte tengo.

    Enhorabuena de nuevo por el artículo.

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.