¡Por fin tenemos un vencedor! SIG SAUER se alza como ganadora del concurso para dotar al Ejército de Tierra estadounidense de una nueva pistola reglamentaria.

SIG SAUER P320Ya tenemos un vencedor en el concurso que tanto tiempo le ha llevado al Ejército de Tierra esdounidense para elegir la que será su próxima pistola reglamentaria, en sustitución de la vetusta Beretta 92. La decisión no llega a sorprender, aunque, tras la caída contra todo pronóstico de Smith & Wesson del concurso, parecía que Glock tenía muchas papeletas de llevarse este gran contrato, especialmente teniendo en cuenta que esa era ya la opción elegida por las unidades de operaciones especiales y la vencedora en el contrato para dotar de nuevas pistolas al FBI. Hubo un visionario que en este caso habría acertado de pleno, Ken Hackathorn, que ya en marzo de 2016 dijo que la P320 de SIG SAUER era una buena candidata a alzarse con el contrato del FBI, aunque en ese caso no fuera esa la elegida, pero sí ahora.

Pues bien, ayer, 19 de enero de 2017, SIG SAUER hizo público que el Ejército de Tierra estadounidense ha optado por el modelo P320 de SIG SAUER para sustituir su actual pistola reglamentaria desde mediados de los años 1980, la M9 (Beretta 92). SIG SAUER lanzó la P320 al mercado en 2014. Se trata de una pistola de aguja lanzada fabricada en polímero que fue muy bien aceptada tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. Con este modelo SIG SAUER introdujo un concepto innovador en el diseño de una pistola, la modularidad, que gracias a módulos intercambiables permite al usuario ajustar el tamaño y el calibre del arma (9 mm., .357 SIG y .40 S&W), aunque se dice que el calibre elegido es el 9 mm., como era de esperar. Todas las pistolas serán fabricadas en la planta que tiene SIG SAUER en New Hampshire, EE.UU.

El programa Modular Handgun System (MHS) [Sistema de Pistola Modular] supone la entrega de pistolas P320 tanto en tamaño completo como compacto, más de 280.000 pistolas (también se habla de unas 7.000 pistolas en tamaño subcompacto), a lo largo de un periodo de diez años, por un importe que asciende a 580 millones de dólares. Los demás componentes de las Fuerzas Armadas estadounidenses, que también participan en el programa, podrían encargar hasta un total de otras 212.000 pistolas, además de las del Ejército de Tierra, lo que sumaría un total de casi 500.000 pistolas.  Todas las pistolas se entregarán preparadas para poder montarles supresor e incluirán además cargadores tanto de capacidad normal como extendida.

Esta noticia constituye un auténtico espaldarazo a SIG SAUER y su pistola P320, que posiblemente suponga que se disparen las ventas en todo el mundo. Este tipo de noticias suelen dar muy buena publicidad y se utilizan habitualmente como lema de marketing, “la pistola elegido por el Ejército de Tierra estadounidense”.

Sinceramente, puede que la SIG SAUER P320 sea la única de la marca que me atrae realmente desde su presentación, por el mero hecho de tratarse de su primera y única pistola de aguja lanzada, pero no la probado como para saber si verdaderamente se trata de una buena pistola. No estaría mal tener la oportunidad de probarla y evaluarla.

Adeventure Menu, la comida natural para llevar a cualquier parte
Fuentes consultadas:
SIG SAUER, Inc. Awarded the U.S. Army Contract for its New Modular Handgun System (MHS). SoldiersSystems. 20ENE17.
Army Picks Sig Sauer’s P320 Handgun to Replace M9 Service Pistol. Military.com. 19ENE17.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog.
Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Por fin tenemos un vencedor! SIG SAUER se alza como ganadora del concurso para dotar al Ejército de Tierra estadounidense de una nueva pistola reglamentaria.

  1. Me gusta aunque no la he empuñado.👍🇫🇷

  2. Jesús* dijo:

    ¡¡Vaya acierto de SIG!!. Desde la venta de armas cortas a Francia, posiblemente no había tenido un negocio tan bueno.

    Supongo que su calidad y cualidades serán parecidas a sus predecesoras.

    Un saludo