Las claves para ser mejor tirador: la consistencia (II). Por Juan I. Carrión.

Mike Pannone. High Port [arma terciada]

Mike Pannone. High Port [arma terciada]

Hola a todos:

Continuando con mi artículo anterior sobre la eficiencia [Efficiency], voy a escribir sobre el que me parece que es otro elemento básico para ser un mejor tirador, la consistencia [Consistency].

Con consistencia me refiero a la capacidad de seguir siempre la misma metodología en la realización de las técnicas (en este caso de técnicas de manipulación de armas de fuego) que se aplique para el 90% de la gente, con el 90% de las armas y el 90% de las situaciones.

Las técnicas que un tirador emplee en la manipulación de las armas de fuego deben ser adoptadas basadas en la eficiencia. Una vez estudiadas y adoptadas, deben ser realizadas de la misma manera durante cada una de las repeticiones en el entrenamiento, SIEMPRE de la misma manera. De nada vale realizar 2000 repeticiones de cambios de cargador si unas veces el tirador lo hace con los cargadores hacia atrás, otras con la pistola fuera de la zona de trabajo, otras liberando la corredera con la retenida o tirando de ella con la mano reactiva. El problema que tiene realizar esas tan necesarias repeticiones cada vez de una manera diferente es que no se le está dando al cerebro subconsciente una manera clara de hacer las cosas, y si el subconsciente no tiene claro que hay que hacer en los momentos donde hay que pensar en cosas más importantes, puede ser realmente catastrófico.

Recuerdo en una ocasión participando en una competición de Tiro Policial había un ejercicio en el que se pedía realizar un cambio de cargador “táctico” detrás de un parapeto antes de poder continuar el movimiento. Algunos compañeros que estaban allí nunca habían entrenado ese tipo de cambio, por lo que me ofrecí a enseñarles rápidamente cómo se hacía. Estuvieron practicando un rato antes de participar en el ejercicio pero todos ellos fallaron en la realización del mismo de una u otra manera. ¿El problema? Su subconsciente no había aprendido lo que tenía que hacer, y en un ejercicio, cuando quieres ir rápido, el cerebro consciente está concentrado en cosas más importantes que una pequeña manipulación, con lo cual no sale lo que no has entrenado.

Imaginad en una situación de vida o muerte.

La consistencia implica la realización siempre igual de técnicas válidas para el 90% de las personas: los zurdos con armas de diestros están forzados a cambiar determinadas técnicas, por ejemplo. La técnica de cambio de cargador de un tirador zurdo en un fusil CETME L será muy distinta de la que emplee con pistola, pero eso es inevitable. Deberá esforzarse más para enseñar a su subconsciente lo que debe hacer en ambas situaciones.

Reitz muestra la clásica posición de guardia baja [low ready].

Reitz muestra la clásica posición de guardia baja [low ready].

Deben valer para el 90% de las armas, ya no solo unas técnicas para el conjunto de las armas cortas y otras para las armas largas, sino que las técnicas deben parecerse lo máximo posible en la manipulación de ambas armas. Mi técnica de cambio de cargador de fusil a pistola es muy parecida, extraer cargador antes de traer el arma al área de trabajo, recoger el brazo para dejar el arma dentro de mi campo de visión, llevar cargador a la embocadura de la misma manera, buscar con la mano reactiva la retenida de la corredera o liberar el cierre hacia delante… Es obvio que con todas las armas no se puede actuar igual, pero debe haber más similitudes que diferencias entre las técnicas independientemente de la que se maneje. Accionar la corredera de una pistola Beretta 92F no puede ser exactamente igual que la de la mayoría de las pistolas semiautomáticas por la peculiaridad del seguro manual, pero esa pistola está en ese otro 10% de las armas para el que no vale todo.

La última condición es la de para el 90% de las situaciones. Ir de paisano, con chaleco portaplacas, con gafas de visión nocturna, dentro de un edificio, de un vehículo, etc., no debe ser excusa para estar cambiando todo el rato la manera de hacer las cosas. Si por llevar chaleco portaplacas y casco el encare con el arma larga es diferente de cuando no se lleva, se debe cambiar la manera de apuntar para adaptarla siempre a como se haría con ese equipo. Llevar a veces una linterna acoplada al fusil no puede significar que, para tener que accionarla, cambie la manera de agarrar el guardamanos (una de dos, o no accionaré la linterna o tiraré con menos eficiencia por el cambio de empuñamiento). Un tirador no debe engañarse a sí mismo pensando que bajo un determinado estrés, normalmente alto, sabrá hacer eso que no ha hecho nunca o que no ha entrenado lo suficiente como para hacer huella en su subconsciente.

Recordad, la clave es darle al subconsciente un camino claro a seguir, respetándolo al máximo posible.

He visto tiradores que cada vez que empuñan el arma corta para extraerla de su funda, llevan su mano reactiva al centro del torso, pero cuando la introducen en la funda, no hacen el mismo movimiento con la mano. Es un fallo muy común por el que le está negando a su subconsciente una repetición más para asumir que su mano reactiva debe estar ahí siempre que la armada empuñe la pistola. Si, por el contrario, se realiza ese movimiento, el camino que deben realizar ambas manos está más definido para que el subconsciente se ciña a él cuando sea necesario. Puede sonar un poco exagerado, pero es lo acertado.

Kyle Defoor. High Ready [guardia alta]

Kyle Defoor. High Ready [guardia alta]

Otro fallo muy común (sobre todo en Fuerzas y Cuerpos de Seguridad) es el realizar los ejercicios de tiro partiendo desde la posición de arma a 45º hacia el suelo. Por mucho que se intente explicar a esa gente que deben de extraer su arma de la funda y llevarla recta hacia el blanco cuando hacen ejercicios de desenfunde, la gran mayoría llevan el arma de la funda a los 45º y desde ahí encaran al blanco, creando un arco que interfiere mucho en su eficiencia como tiradores. Su subconsciente ha sido bombardeado mucho tiempo con “45º hacia el suelo” (lo que algunos definen incorrectamente como guardia baja), por lo tanto siguen haciendo lo mismo aunque la pistola salga de la funda. Necesitan cambiar toda la técnica para poder asimilar la manera correcta. Algo tan sencillo como comenzar los ejercicios desde guardia alta (pistola recogida delante de la cara, punto de mira debajo del ojo director, brazos doblados pegados al cuerpo, cañón ligeramente levantado hacia arriba) una vez que se da la orden de comenzar, permite que las técnicas tales como desenfundes, cambios de cargador, solución de interrupciones, etc… sean asimiladas antes por los tiradores.

Explicar todas las situaciones en las cuales es necesaria la consistencia harían este artículo eterno.

En conclusión, si como tirador te preocupa saber hacer bien las cosas en el momento más complicado, entrena de manera consistente, pierde tiempo analizando si haces las manipulaciones siempre igual en todas las situaciones y si no es así, aprende o busca a alguien que te enseñe como hacerlo.

Gracias por el tiempo dedicado a leer esto.

luz solar portátil luminAID
Esta entrada fue publicada en Material didáctico. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las claves para ser mejor tirador: la consistencia (II). Por Juan I. Carrión.

  1. Muchas gracias por tu comentario, Domingo.

    Por lo que comentas supongo que que la formación que has recibido te ha llevado a adoptar unas u otras TTPs., como creo que nos sucede a casi todos. Al final lo importante es conocer los pros y los contras de cada TTP, así como la forma de ejecutarla correctamente, de forma que se sepa seleccionar o aplicar aquella TTP que mejor funcione o se ajuste a una situación. En cuanto a esto uno de los problemas que nos podemos encontrar viene dado por no conocer todos los datos o porque los datos que nos hayan llegado no sean correctos. No es extraño encontrarse con auténticos fanáticos de una u otra TTP sólo porque así se la enseñaron en su día, sin que exista otra explicación.

    Sobre el tema de las posiciones de en guardia [ready positions] he tenido el atrevimiento de hablar con más detalle en este artículo, por si te resulta de interés: http://tirotactico.net/2016/08/13/9859

    Allí he intentado hablar un poco sobre la mayoría de las posiciones de en guardia conocidas, incluida la arma a la sien o Temple Index y la de boca de fuego hacia arriba o Sabrina, que pueden que tengan su momento, especialmente la de arma a la sien, siempre y cuando se realice correctamente. Para mi el problema de esta posición radica en la cercanía de la boca de fuego no sólo a la cabeza propia sino a la de los demás, lo que me plantea un problema grave de seguridad, dado que con fatiga, pérdida de atención, tensión, estrés, no tengo la certeza de que esa boca de fuego acabe bajando y apuntando donde no debe. En fin, que puede tener sus inconvenientes sin que ello le resto sus ventajas; aquí es donde resulta importante conocer cuándo estaría indicada esta posición y cómo ejecutarla correctamente.

    Lo dicho, en ese otro artículo se habla más del tema por si te sirve de algo.

    Un saludo y gracias por aportar tus comentarios.

  2. DOMINGO dijo:

    En primer lugar: es para mi un honor poder compartir mi opinión por primera vez en este Blog que sigo a diario.
    Y en segundo lugar: en mi corta experiencia, he utilizado “arma en seguridad” (o “arma a la siem “) osea apuntando al techo o el cielo, cuando no tengo un sector o amenaza al que dirigir mi cañón, ya que tanto guardia baja y alta al tener un compañero justo delante mío, al entrar en una estancia (por ejemplo), el cañón apuntaría a la espalda o cabeza de dicho compañero. Y en caso de no tener compañero delante, llevo mi arma corta en el pecho, efectivamente apuntando al frente, a la amenaza. Solo utilizo éstas dos por aquello de la consistencia. Por lo tanto mis ejercicios parten de funda, pecho o “arma en seguridad”.
    Me gustaría saber si debo añadir una guardia baja o alta a mi repertorio de herramientas, ya que éste es un tema de gran debate y no termino de verlo claro.
    Además comentar que éstos portes de arma corta, son los mismos que realizo con el arma larga, cambiando el “arma al pecho” por un “guardia baja” o “búsqueda” como se suele llamar también (son muchos los nombres que se le ponen al mismo porte de las armas). Y ésta “guardia baja” de arma larga, tan baja como la amenaza que tengo enfrente, es decir, si tengo una puerta o unas escaleras al frente, me tiene que permitir ver toda la puerta o escalones (ésto lo comento por el tema de los 30 grados. En ocasiones tendrán que ser más o menos grados a la hora de partida de mis ejercicios ? debo ser más flexible? o por el contrario debo automatizar éstos 30 grados?)
    Gracias por adelantado y perdón por el retraso ya que éste artículo salió en Mayo si no me equivoco .

  3. Juan I. dijo:

    Me explico. Empezar los disparos siempre desde guardia baja (unos 30° por debajo de la linea de fuego) yo he visto que provoca en el tirador la necesidad de llevar el arma a los 30° antes de disparar cuando desenfunda. No twngo nada en contra de esa posición de guardia, solo digo que he visto como hacer siempre el tiro desde ahi lleva a lo otro. Para mi gusto, partir de guardia alta (no pegada la pistola al pecho con el cañón hacia delante como hace otra gente) facilita que el aprendizaje del movimiento del desenfunde sea mas rápido y eficiente. Desde esa posición si tengo que moverme y no quiero encañonar a alguien tengo varias opciones: SUL, arma a la sien, arma a lo largo del costado con cañón hacia abajo… es decisión del tirador elegir la que considere más adecuada.

  4. No entiendo bien lo que dices de la posición de guardia baja [low ready].

    Creo que todos los ejercicios deben empezar o bien desde la funda o bien desde guardia baja [low ready], por ser las posiciones de partida en casi cualquier situación. Otra cosa es que antes de pasar a low ready tras realizar un ejercicio se pueda pasar primero por guardia alta [high ready].

    Si vas a batir un blanco inmediatamente con el arma desde la funda está claro que no se pasa por guardia baja [low ready], pero si la pistola ya va en la mano normalmente se partirá de guardia baja [low ready].

    Si nos dedicamos a practicar desde guardia alta [high ready] continuamente, como ya hacen algunos con la guardia al pecho [chest ready], se generan graves problemas de seguridad. Mantener la boca de fuego dirigida continuamente al frente como sucede con la chest ready sólo es admisible en el tiro deportivo y cuando realmente se va a batir una amenaza, así que no es bueno acostumbrarse a hacerlo siempre así subconscientemente. Y la guardia alta [high ready] parece más una guardia para cuando la probabilidad de contacto con el enemigo es inminente y aún así la boca de fuego no dirigida exactamente hacia el frente sino ligeramente hacia arriba.

    Vamos, que hay que practicar con la pistola desde la funda y desde guardia baja [low ready]. No hay nada de malo en eso, si no al contrario.

    Scott Reitz ha explicado muy bien la guardia baja [low ready]
    http://tirotactico.net/2015/10/15/8649