Segunda Parte. Situación: Terreno. Lecciones Aprendidas. Operación HUE CITY. Cía. Charlie, 1er Bón./5ª Brig./1ª Div. Infª. de Marina de los EE.UU. República de Vietnam (RVN). 31 de Enero de 1968 a 5 de Marzo de 1968.

<— Ir a la primera parte                                                                                     Ir a la tercera parte —>

Operación Hue City.

Hace 10 años llegó a mis manos un interesante documento, en inglés, sobre lecciones aprendidas en la operación Hue City, narradas por algunos de sus protagonistas, que traduje al español por aquel entonces y que ahora reproduzco aquí en varias partes por si fuera interesante.

Aquí tienes la segunda parte que habla sobre la situación en lo que respecta al terreno:

Lecciones aprendidas

Operación “HUE CITY”

Cía. Charlie, 1er Bón./5ª Brig./1ª Div. Infª. de Marina

RVN(1) 31 de Enero de 1968 a 5 de Marzo de 1968

(1) Republic of Vietnam – República de Vietnam.

2. SITUACIÓN.

2.1 TERRENO.

Existe una gran variedad de posibles escenarios a los que una fuerza de Infantería de Marina a la que se le encomienda la misión de atacar a una fuerza enemiga en terreno urbanizado tendrá que plantar cara.

Compra más de 75 € y recibe parche de coleccionista 5.11 edición limitada Q3

Cuando se lanzó la Ofensiva del Tet el 31 de Enero de 1968, y fuerzas convencionales del NVA invadieron barrios importantes de las ciudades más grandes  de Vietnam del Sur, las fuerzas de Infantería de Marina estaban, literalmente, hincadas hasta las rodillas en los campos de arroz y el barro de la selva. Desde el establecimiento de las primeras cabezas de playa en Da Nang y Chu Lai en 1965, a los infantes de marina se les había encomendado la misión de llevar a cabo un tipo de guerra contra-insurgencia. La Guerra de Vietnam fue indudablemente un conflicto rural, y los infantes de marina se enfrentaron, durante la mayor parte de la guerra, a un ejército guerrillero. La Ofensiva del Tet de 1968 lo cambió todo. Repentina e inesperadamente, por primera vez desde la última en la Guerra de Corea, los infantes de marina se encuentran con una misión que implica el combate en población.

Disponerse a eliminar un batallón enemigo que ha ocupado un rascacielos de 40 pisos o un campus universitario es una misión muy diferente a sacar un pelotón enemigo de una casa, una escuela o una iglesia en un pequeño pueblo. El combate en población va a tener lugar en grandes ciudades y ciudades de tamaño medio, y cada campo de batalla urbano adoptará un único carácter y desafíos propios. El factor común de todas estas variantes, sin embargo, es que en todos los casos, en el combate en población los edificios dominan el terreno.

El estudio y la evaluación del terreno es un aspecto básico y esencial para los mandos de Infantería de Marina cuando planean una misión. Esto es aún más importante cuando se planean operaciones de combate puerta a puerta. Entre otras muchas consideraciones, por todo el mundo los materiales de construcción difieren significativamente en su capacidad para proporcionar cobertura contra el fuego enemigo de las armas de pequeño calibre.

Por medio del reconocimiento y la inteligencia, se recomienda llevar a cabo un análisis exhaustivo de cada edificio o construcción dentro de la zona de operaciones de la unidad, ya que las tácticas a emplear en la ocupación de cada objetivo (edificio, construcción, etc…) pueden ser diferentes en cada caso. Una casa pequeña de madera puede dar la impresión de proporcionar cobertura contra el fuego de armas de pequeño calibre pero poco más; en algunas partes las paredes son tan finas como el papel. Incluso las casas que emplean en su construcción algún tipo de yeso u hormigón pueden resultar inesperadamente porosas en el peor momento posible.

Conoce la organización interna básica de una construcción, tanto como sea posible, antes de entrar. Dirígete a cada construcción con un plan de entrada y un plan de búsqueda, y asegúrate de que cada miembro de cada equipo de fuego y cada pelotón conoce perfectamente estos planes. Establece claves y órdenes verbales, y enlaza  regularmente con cada uno. Ten en cuenta que todas las vías de entrada posibles (puertas y ventanas existentes) son extremadamente peligrosas, posibles emplazamientos para trampas, y deben evitarse en la medida de lo posible. Donde sea posible, crea vías de entrada utilizando cargas explosivas o cohetes. Una vez que el plan de entrada se finalice y se comprenda perfectamente, debe ser ejecutado con fuerte determinación. Estate preparado para cualquier cosa, y listo para improvisar. Sé sistemático, y compruébalo todo (sótanos, alcantarillas, desvanes, tejados, cubos de basura) meticulosamente antes de afirmar que el objetivo es seguro.

El otro aspecto del terreno urbanizado a tener en cuenta son los espacios entre edificios. Calles, callejones y otros caminos son rutas usuales para los humanos, y por lo tanto se debe sospechar que se encuentran bajo observación y campos de tiro enemigos. Siempre que sea posible, sigue el itinerario más complicado o insospechado de una casa a otra.

Establece, de antemano, un plan sobre qué hacer en el caso de encontrarse con no-combatientes en las zonas de combate en población, y cómo señalizar los edificios que se van limpiando.

Asegúrate totalmente de que tus infantes de marina son conscientes de que mientras se encuentran en el interior de un edificio que se está limpiando, corren peligro tanto desde el interior como desde el exterior. Asume siempre que cada habitación, de cada planta, en cada casa sin excepción, contiene soldados enemigos. Muévete siempre muy rápidamente cuando pases frente a ventanas y puertas. Conoce siempre donde puede haber posiciones enemigas en los edificios adyacentes al tuyo. Como en todas las operaciones de Infantería de Marina, cúbrele las espaldas a tu compañero, y corre tan rápido como te sea posible cuando atravieses campo abierto.

Las construcciones de varios pisos constituyen un desafío aún mayor que los edificios de un único piso. En una ciudad o pueblo de tamaño medio, o pequeña ciudad, donde predominan edificios de uno, dos o tres pisos, sé muy maniático con los edificios más altos, los cuales son empleados naturalmente por los enemigos como posiciones elevadas. Si es posible accede a los edificios más altos y de varios pisos a través del tejado, y trabaja sistemática y meticulosamente hacia abajo.

<— Ir a la primera parte                                                                                     Ir a la tercera parte —>

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Interesante. Guarda el enlace permanente.

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.