¿Realmente puedes utilizar tus elementos de puntería en un combate con armas de fuego? ¿Deberías si puedes? Dr. Bill Lewinski. Force Science Institute.

Si, en un combate se puede apuntarEn el número 276, con fecha 24FEB15, del boletín Noticias Ciencia de la Fuerza [Force Science News], que publica bimensualmente el Instituto Ciencia de la Fuerza [Force Science Institute Ltd.], el Dr. Bill Lewinski da respuesta a una pregunta que le planteamos desde el Blog por email hace un mes (el 13 de enero), cuando escribimos el artículo ¿se puede apuntar en un combate con armas de fuego?. Entonces, en busca de más argumentos sobre este tema, le trasladamos al Dr. Lewinski la pregunta de si realmente se podían o no se podían utilizar los elementos de puntería para apuntar bajo el estrés de combate, y si por tanto había que entrenar utilizando o no los elementos de puntería. Inmediatamente nos respondió que se trataba de una buena pregunta que sería respondida en su siguiente boletín Noticias Ciencia de la Fuerza [Force Science News], pero no nos facilitó ni una sola pista al respecto. Por lo tanto, hasta ahora no sabíamos si las evidencias (algunas se podrían llamar incluso científicas) obtenidas por el Instituto Ciencia de la Fuerza [Force Science Institute Ltd.] respaldarían la tesis de que sí o que no se pueden utilizar los elementos de puntería bajo estrés. La respuesta resulta sumamente interesante.

(Artículo publicado en el número de MAR15 de la revista gratuita Tactical Online)

 

La traducción y publicación de este artículo cuenta con la autorización de Scott Buhrmaster, vicepresidente del Instituto Ciencia de la Fuerza [Force Science Institute Ltd.].

 

Ciencia de la Fuerza [Force Science] consiste en la investigación y aplicación de procesos y principios científicos imparciales para determinar la verdadera naturaleza del comportamiento humano en enfrentamientos con alto estrés y fuerza letal. Los innovadores estudios de Ciencia de la Fuerza [Force Science] abordan problemas reales que los policías se encuentran en la calle y se documentan meticulosamente.

¿Realmente puedes utilizar tus elementos de puntería en un combate con armas de fuego? ¿Deberías si puedes?

Hace poco un lector nos remitió la siguiente consulta:

Se dice que el estrés dificulta el enfoque de la vista, lo que hace imposible utilizar tus elementos de puntería durante un enfrentamiento en el que tu vida corra peligro. Sin embargo, algunas personas que se han visto envueltas en enfrentamientos armados reales afirman que utilizaron sus elementos de puntería. ¿Se puede apuntar y utilizar los elementos de puntería bajo estrés si se dispone del entrenamiento adecuado?

Cap. Jorge Tierno Rey. Director del Dpto. Seguridad y Protección.
Escuela de Infantería de Marina. Cartagena, Murcia, España.

El Dr. Bill Lewinski, director ejecutivo del Instituto Ciencia de la Fuerza [Force Science Institute Ltd.], responde:

Si, en un combate se puede apuntarEn una situación de pánico, en la que un policía se ve sorprendido por una amenaza y quizás anulado por la emoción, puede que no sea capaz de responder con suficiente control para obtener una imagen de los elementos de puntería en la fracción de segundo disponible. Bajo estrés se producen cambios en el ojo que pueden hacer más difícil la puntería, pero con el entrenamiento correcto eso puede superarse. Nuestras investigaciones con equipos que permiten seguir el movimiento de los ojos demuestran que se puede conseguir el tiro apuntado incluso bajo estrés intenso.

La clave radica en una combinación de dos elementos fundamentales: 1) tu capacidad innata para adquirir e implementar las habilidades técnicas del manejo eficaz de un arma, y 2) el tipo y la calidad de la instrucción que constituye el entrenamiento “correcto” para dominar el combate con armas de fuego.

En los EE.UU., muchas Policías entrenan a sus policías únicamente hasta el mínimo nivel exigido por los estándares estatales, lo cual resulta inadecuado para lograr un alto grado de competencia. El grueso de su entrenamiento suele realizarse en bloques concentrados, tras los que las habilidades psicomotoras aprendidas se deterioran rápidamente, en lugar de a través de refuerzos continuos a intervalos regulares, lo cual tiende a construir y mantener habilidades a lo largo del tiempo. Y, lamentablemente, muchos policías nunca reciben un entrenamiento con armas de fuego de ninguna clase que les permita practicar la percepción, la toma de decisiones, y sus respuestas, a la velocidad de un enfrentamiento armado real.

Todo esto les deja peligrosamente deficientes en muchos de los aspectos propios de un comportamiento adecuado ante una crisis, entre los que se encuentra la adquisición de los elementos de puntería.

Si, en un combate se puede apuntarEs importante comprender que en un combate con armas de fuego el uso de tus elementos de puntería no siempre resulta necesario o incluso conveniente para colocar los impactos con eficacia. No obstante, si no tomas una imagen de los elementos de puntería a una distancia de 6 metros (20 pies) o más de la amenaza, tu capacidad para disparar con precisión probablemente se vea seriamente afectada. En realidad eso no es muy lejos, en escenarios del mundo real, por ejemplo a lo largo de un pasillo o a través de algunas habitaciones (Tiro a distancia, el mito de la distancia media de enfrentamiento).

A distancias más cortas que esas, a las que se producen la mayoría de los enfrentamientos armados (¿Qué dicen realmente las estadísticas del FBI sobre los enfrentamientos armados?), intentar utilizar tus elementos de puntería puede llevar demasiado tiempo; para cuando hayas apuntado, tu blanco puede haberse movido. A menos de 6 metros (20 pies), probablemente sea mejor que fijes la mirada sobre tu blanco y rápidamente lleves tu arma al frente para alinearla con esa línea visual, y dispares sin utilizar los elementos de puntería.

Obviamente, hacer esto con éxito requiere una gran cantidad de práctica constante, respondiendo a escenarios de fuerza contra fuerza a varias distancias que se desarrollen con realismo en términos de acción, movimiento y velocidad. Esto te ayudará a aprender a identificar los patrones indicativos de una amenaza incipiente de forma que puedas adelantarte a la curva de reacción.

Con el tiempo aprenderás cómo se despliegan las amenazas y serás capaz de anticipar qué, dónde, cuándo y cómo progresará el “juego”. Esto, a su vez, te proporcionará la capacidad para reaccionar automáticamente, sin pensar conscientemente, tanto utilizando como sin utilizar tus elementos de puntería, en función de las circunstancias dinámicas a las que te enfrentes. De hecho, estarás mejor preparado para mantener por delante de la curva de reacción.

Si, en un combate se puede apuntarPara alcanzar ese nivel de habilidad, prepárate para ir, por tu cuenta, más allá del entrenamiento ofrecido por tu unidad. A decir verdad rara es la Policía que dispone del presupuesto y el tiempo para llevar a sus policías tan lejos como su capacidad natural les permita y elevarlos hasta un auténtico nivel de élite.

Incluso sin gasto alguno, aún puedes fortalecer tus habilidades fundamentales, incluida la adquisición de los elementos de puntería, gracias a ejercicios de tiro en seco. Con las armas modernas puedes disparar en seco literalmente miles de veces sin ningún daño en el arma.

Cuando tu vida está en juego, tu compromiso personal para llegar a ser lo mejor que puedas te parecerá un bajo precio que hay que pagar.

Xiaomi MI A1

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Material didáctico, TTPs. Guarda el enlace permanente.