Alza y punto de mira. El Momento del Combatiente con Armas de Fuego. Frank Proctor. 14FEB15.

ELEMENTOS (plural) DE PUNTERÍA DE PISTOLA

Frank Proctor¡Qué pasa, tirador! Si has invertido parte de tu tiempo tratando de alcanzar el objetivo de convertirte en un mejor tirador con pistola habrás escuchado muchas cosas sobre los elementos de puntería de una pistola. Muchas veces escuchas cosas como concéntrate en el punto de mira, o el punto de mira debería verse nítido y todo lo demás borroso. Yo no suscribo esa teoría por diversas razones. Una razón es que una pistola tiene alza y punto de mira. La relación entre uno, otro y el blanco es algo importante a tener en cuenta por el tirador para disparar con precisión y para leer el arma y saber a dónde fue el disparo. Otra razón es que a los ojos les lleva tiempo enfocar realmente una de esas tres cosas. No creo que durante cualquier aplicación práctica de una pistola dispongas de esa clase de tiempo. Lo que yo creo y enseño es a ver las cosas que importan en el orden que aparecen cuando disparas: alza, punto de mira, blanco. Lo que sugiero y he descubierto que resulta muy fácil de hacer para cualquier tirador es VER las tres cosas y la relación entre una y otras. La próxima vez que vayas a disparar simplemente pon el arma delante de tus ojos y VE el alza, el punto de mira y el blanco. No le des muchas vueltas ni INTENTES enfocar las tres cosas a la vez. Tan sólo deja que los ojos hagan lo que son capaces de hacer y ve las tres cosas.

Otra cuestión de la que hablo en los cursos que estudiamos como tiradores es cuánta alineación de los elementos de puntería necesitas. Para la mayor parte del tiro práctico con pistola a 15 yardas (14 m.) o menos (yo utilizo folios en blanco de 21 x 29’7 cm. como blancos) no necesitas una alineación perfecta de los elementos de puntería. En la mayoría de los casos si puedes ver el punto de mira a través del alza y está sobre el blanco impactarás sobre el papel de 21 x 29’7 cm. a 15 yardas (14 m.). Sin embargo, hay un par de factores que impedirlo. Uno de ellos, por supuesto, es la manipulación del disparador. La base del tiro consiste en colocar los elementos de puntería sobre el blanco y presionar el disparador sin desplazar el arma fuera del blanco. Para un dedicado tirador eso no supone un problema. El otro factor es la cantidad de error posible en la alineación de los elementos de puntería debido al tamaño de los mismos. Actualmente muchas pistolas tienen un alza con la abertura realmente ancha y algunas incluso tienen un alza con la abertura ancha y un punto de mira estrecho. Estas combinaciones permiten un mayor error posible. A menos de 15 yardas (14 m.) unos elementos de puntería desalineados que se coloquen en el medio del blanco darán en el blanco. Este no es el caso a medida que el blanco se hace más pequeño o aumenta la distancia y por tanto se hace más pequeño. Un par de problemas que observo con muchos elementos de puntería de pistola son los siguientes. Un punto de mira ancho, digamos de .125 (3’175 mm.) o .135 (3’429 mm.) (la mayoría de los elementos de puntería para uso con poca luz se encuentran en este rango), cubrirá gran parte de lo que blanco al disparar a distancias largas. Con un alza ancha, que permita entrar más luz y hacer que sea fácil ver más rápido y ayudar a los ojos que se hacen mayores, etc., tienes más posibilidades para una pequeña desalineación que provocará grandes fallos a distancias largas. La combinación de un alza ancha y un punto de mira estrecho genera muchas más posibilidades para una desalineación de los elementos de puntería, lo que puede resultar relevante a distancias de tiro con pistola bastante razonables (considero distancias razonables 50 yardas (46 m.) o menos). Añade también a la ecuación la altura de los elementos de puntería. Tras muchas pruebas con elementos de puntería no soy nada partidario de los elementos de puntería altos porque aportan una imagen desaliñada de los elementos de puntería.

Lo que yo prefiero y creo que hace las cosas mucho más fáciles es una menor diferencia entre el tamaño del punto de mira y el alza, y nada más alto de .180 (4’572 mm.) en el punto de mira. Para mi forma de disparar lo que quiero es ver a través del alza el punto de mira y el blanco y que sea suficientemente bueno desde 10 (9 m.) hasta 50 yardas (46 m.). Para los blancos más lejanos o más pequeños no quiero tener que perder tiempo asegurándome de que la alineación de los elementos de puntería es suficientemente buena centrándolos visualmente. Hace unos años empecé a trabajar en lo que llamo rendimiento en la agrupación [performance grouping] a 50 yardas (46 m.). Lo que quería ser capaz de hacer era lograr 5 impactos sobre un blanco de metal de 12 pulgadas (30 cm.) a 50 yardas (47 m.) tan rápidamente como fuera posible. Lo que me resultaba frustrante eran los fallos cuando la alineación de los elementos de puntería debería haber resultado suficientemente buena. El problema era la diferencia de anchura entre la abertura del alza y el punto de mira. Tenía que pasar más tiempo entre disparo y disparo para centrar visualmente los elementos de puntería tanto como creía necesario. He aquí un buen ejercicio para demostrar el problema de una pequeña desalineación de los elementos de puntería debida a una abertura ancha del alza. Si tienes o conoces a alguien que tenga una pistola con visor de punto rojo y alza y punto de mira, ¡esa es una gran herramienta para esto! Coloca el punto rojo sobre un blanco a 25 yardas (23 m.) o más, y ahora mira el alza y el punto de mira. A continuación desalinea el alza y el punto de mira aunque sólo sea ligeramente y observa a dónde va el punto rojo. Se trata de toda una revelación observar cómo una ligera desalineación de los elementos de puntería supone un problema a distancias largas; incluso aunque lo que ves a través del alza y el punto de mira parece suficiente el punto rojo dice todo lo contrario.

Ahora otra prueba para ver si la alineación de los elementos de puntería o la manipulación del disparador suponen un gran problema con blancos más pequeños. Coloca el punto rojo sobre el blanco y dispara en seco 5 veces seguidas, incluso presiona el disparador a diferentes velocidades. Si utilizas una Glock ponle una brida para mantener la recámara abierta de forma que puedas manipular el disparador. Lo que he observado es que la mayoría de tiradores son capaces de presionar el disparador muy rápido a 50 yardas (46 m.) del blanco sin mover el punto fuera del blanco.

Mi conclusión después de muchas pruebas con elementos de puntería es que la mayoría de las pistolas modernas tienen una imagen de los elementos de puntería mucho más floja de lo que me gustaría y más de lo que creo necesario. Si te vas a comprar elementos de puntería de pistola puede que leas cosas tales como que “para ojos mayores, para ojos con problemas o para tiro rápido NECESITAS una abertura ancha en el alza y/o un punto de mira estrecho”. Yo probé con varios tamaños de elementos de puntería. Tenía una pistola de cañón de 5 pulgadas (12’70 cm.) con un punto de mira de .125 pulgadas (3’175 mm.) de ancho a la que le puse un alza con una abertura de .115 pulgadas (2’921 mm.) de ancho. Todos los libros dirían que eso no funcionaría. Lo que comprobé por mi mismo es que sí que me funcionaba para todos mis disparos. Soy muy de disparos precisos y rápidos y esta combinación de alza y punto de mira no me ralentizó ni un poquito en los recorridos de tiro de la USPSA. Cuando me iba a 50 o 100 yardas (46 o 91 m.) todavía quedaba algo más de luz de lo que quería a los lados de la imagen de los elementos de puntería. Pero me resultaba mucho más fácil impactar a 50 y 100 yardas (46 y 91 m.) con este alza que con la de .140 pulgadas (3’556 mm.) de abertura que venía con la pistola.

A día de hoy tengo una vista decente a los 40, así que tuve que probar esa teoría con los “ojos mayores” de un colega de 50 años que nunca había disparado con un punto de mira de fibra óptica. Le dejé disparar con la pistola de la que hablaba antes. He de mencionar que este tipo me dijo al principio del día que tenía unos “ojos mayores”. No le dije nada del tamaño del alza respecto al punto de mira, sólo le dije que disparara con esa pistola. A lo largo del día lo hizo muy bien en todos los aspectos, desde transiciones muy rápidas entre blancos hasta blancos pequeños a distancias largas. Cuando terminamos el día le conté lo de los elementos de puntería y le sorprendió lo bien que funcionaron. Le dejé a varios tiradores más que dispararan con esa pistola y los resultados fueron similares. Creo si les hubiera contado lo de los elementos de puntería antes de disparar con esa pistola no la habrían probado o habrían dicho que iba a darles problemas. Todo eso son limitaciones mentales que se autoimponen a sí mismos basándose en la teoría que leído o escuchado al buscar información sobre este tema. Si es que hubo una época en la que se creía que la tierra era plana.

Proctor Y Notch Pistol SightsPor todo eso, tras todas mis pruebas con elementos de puntería sin poder encontrar los que creía que funcionarían muy bien, decidí buscar a alguien que me hiciera los que yo quería. Tuve mucha suerte y encontré a un tipo dispuesto a fabricarme los elementos de puntería. Lo que quería eran unos elementos de puntería con los que fuera muy fácil ver lo necesario para disparar con pistola con rapidez y precisión desde la boca de fuego hasta 50 yardas (46 m.). En estos momentos se fabrican mis propios elementos de puntería según mi diseño: Proctor Y Notch Pistol Sights. Puedes encontrarlos en mi página web.

Bueno, eso es todo lo que puedo escribir en un día. Por supuesto tengo mucha más información que compartir sobre este asunto. ¡Vente al campo de tiro alguna vez y la vemos!

¡Gracias a todos!

Frank Proctor

Way of the GunWay of the Gun - Frank Proctor

Desde luego este tío parece saber de lo que habla y todo apunta a que tiene razón. Quizás sea cuestión de probar los elementos de puntería que ha diseñado en base a su experiencia y comprobar si los resultados mejoran. No se trata de echarle la culpa a los elementos de puntería por lo mal que disparo, pero si estos elementos de puntería ayudan al tirador ¡bienvenidos sean!.

De todas formas, supongo que aquellos que no apuntan porque no se puede apuntar en condiciones de estrés, o aquellos que sólo disparan a 3 o 4 metros (máximo 5) del blanco, no tienen que preocuparse demasiado por los elementos de puntería.

Frank ProctorFrank Proctor fue militar durante más de 18 años, los últimos 11 años en Fuerzas Especiales del Ejército de Tierra estadounidense. A lo largo de sus múltiples despliegues de combate en Afganistán e Irak tuvo el privilegio de trabajar con y aprender de muchos veteranos operadores de Fuerzas Especiales de forma que la combinación de todos sus años de conocimientos y experiencias le han ayudado a convertirse en un mejor operador e instructor.
Mientras ejercía como instructor del Curso de Combate Urbano Avanzado de las Fuerzas Especiales [Special Forces Advanced Urgan Combat Course] se introdujo en el mundo del tiro de competición. Desde entonces ha adquirido el rango de Grand Master en la Limited Division de la USPSA y de Master en la división Stock Service Pistol de la IDPA. Aprendió mucho del tiro de competición y eso le ha ayudado a convertirse en un mejor tirador táctico. Frank es una de esas personas capaz de trasladar su experiencia en las Fuerzas Especiales del Ejército de Tierra estadounidense, en el tiro de competición y como veterano instructor a cada uno de sus cursos.
Todas estas experiencias se combinan para hacer de Frank Proctor un tirador e instructor muy completo capaz de ayudarte a lograr tu objetivo de convertirte en un mejor tirador.

El Momento del Combatiente con Armas de Fuego consiste en una breve reseña semanal patrocinada por Alias Training & Security Services para SoldierSystems. Cada semana Alias te presenta a un maestro que a cambio te dedica unas palabras de sabiduría para tu consideración. En EBdT2 hemos sido autorizados para reproducir una traducción al español de esta serie de reseñas.

SoldierSystems

álias Training and Security Services

 

Xiaomi MI A1

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en El Momento del Combatiente. Guarda el enlace permanente.

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.