Tocar a un policía. Salvador Sostres. EL MUNDO. 25MAR14.

Tras lo sucedido los últimos días reconforta leer artículos como el siguiente en el que se demuestra el apoyo que bien merecen nuestros policías de parte de sus ciudadanos, de los auténticos ciudadanos, y no de esos sinvergüenzas que no respetan a nada ni a nadie.

Me parece especialmente importante que nuestros policías reciban todo tipo de muestras de apoyo como este simple y sencillo artículo del señor Salvador Sostres publicado en el periódico EL MUNDO el pasado 25MAR14.

!Policías, gracias por defender y garantizar

los derechos y libertades de todos los ciudadanos de bien!

Tocar a un policía

SALVADOR SOSTRES

Actualizado: 25/03/2014 02:33 horas

Tocar a un policía, sólo rozarle, tendría que estar castigado con cuantiosas multas económicas y severas penas de cárcel. Porque agredir a un policía es agredir a la esencia misma de la convivencia democrática. Es agredir al orden, y el principal enemigo de la libertad es el caos.

Golpear hoy a un policía sale gratis y se ve como un ritual de fin de fiesta reivindicativa. Algunos ciudadanos han aprendido a canalizar su frustración, y su mediocridad, a través de este tipo de violencia; y se creen héroes cuando son auténticos criminales.

En los países civilizados el patrimonio de la violencia es del Estado, y en España tenemos a unos manifestantes cada vez más violentos y a una Policía que administra esta ira con cautelas condescendientes y paternalistas.

Si ningún manifestante agrediera a ningún policía, no habría nunca disturbios de ningún tipo. Quien busca la violencia no es la Policía, que evita al máximo cargar contra los manifestantes y, cuando no tiene más remedio que hacerlo, trata de usar la mínima fuerza posible. Aunque sea al precio de acabar con 64 agentes heridos.

Yo soy partidario de más mano dura porque siempre he pensado que educar es reprimir. Y los que critican al ministro del Interior por excesivo tendrían que saber que otros ministros del Interior, menos católicos y más protestantes, más exigentes con los deberes de cada cual y menos piadosos con las flaquezas de algunos, actúan con mucha más dureza y sin ninguna contemplación contra delincuentes, como los que atacaron a la Policía en la llamada Marcha de la Dignidad del pasado sábado.

El izquierdismo callejero puede quejarse tanto como quiera, en su inconsciencia y en su incultura, del ministro Fernández Díaz y de la Policía española, pero tiene mucha más suerte de la que merece con el ministro del Interior que le ha tocado, comprensivo y piadoso; y de vivir en un Estado que, después de 40 años de franquismo y otros 40 de democracia, se continúa sintiendo culpable y ejerce sus potestades de un modo, como mínimo, vergonzante. Algún día se nos pasarán los complejos y estos mozos sabrán lo que es correr.

Mientras tanto, es muy decepcionante que por todo se quejen y por nada den las gracias. El domingo se concentraron para exigir la puesta libertad de los agresores que habían sido detenidos el sábado, y a ninguno se le ocurrió abandonar ni que fuera sólo un instante su retórica autoindulgente y onanista para rendir algún homenaje a Adolfo Suárez, que justo en aquella hora fallecía. Él fue quien hizo posible este sistema de libertades tan generoso y expansivo que hasta pueden aprovecharse de él las personas más absurdas y equivocadas. Nadie alzó la voz para darle las gracias. Tal vez porque nadie entre la turba sabía quién era Adolfo Suárez.

Tocar a un policía tendría que tener consecuencias dramáticas y a los que tanta dignidad exigen estaría bien que fuéramos a reclamársela. La queja permanente es estéril y degradante, y te hundes un poco más con cada excusa que encuentras para justificarte. Comprendo al ministro del Interior en su moderantismo, pero es hora de que el Estado comparezca con toda su importancia y tenga claro que los que atentan contra el orden son los únicos culpables.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Tocar a un policía. Salvador Sostres. EL MUNDO. 25MAR14.

  1. Jesús* dijo:

    Un gran problema que encuentro para que se solucionen estas barbaridades es que este des-país, el personal se ha acostumbrado a que no tiene responsabilidad alguna por los actos que comete, bien por dejadez legislativa, falta de aplicación de la actual y complejos arrastrados de tiempos pasados.

    Hasta que “alguien” se decida a aplicar las Leyes ya existentes, mal remedio vamos a poner a toda esta sinrazón.

    Un saludo

  2. Santiago Cierra dijo:

    El problema radica en que el poder Judicial lleva tantos años diluyendo el delito de atentado que ahora para que eso exista como tal hace falta que maten al agente. No olvidemos que en el Codigo Penal YA existe y está estipulado el delito de atentado:
    Artículo 550 tipifica el delito de atentado al establecer:
    “Son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”
    normalmente ésto una vez llevado a los tribunales se diluye en delito/falta de lesiones (ríanse ustedes pero hasta el Ministerio Fiscal así lo hace)

    Les recomiendo éste enlace, en él se daran cuenta que aunque “legalmente” existe el Art. 550, en la práctica no es así:
    http://noticias.juridicas.com/articulos/55-Derecho-Penal/200809-25878963145238.html

    Por lo demás….gracias por su artículo Sr. Salvador Sostres

  3. Juan Pedro Pedraja Calvete dijo:

    Vincular la violencia extrema y el vandalismo a la izquierda en exclusiva solo podía venir de alguien como Sostres.

    Obviamente me parece demencial lo ocurrido después de la manifestación del día 22, manifestación que me pareció justa y legítima y pretender vincular una cosa y otra me parece ruin.

    En cuanto a los gravísimos incidentes violentos, en algún momento temí por la vida de los agentes, estos sucesos son intolerables y no se pueden volver a repetir, es inadmisible que ante una movilización sin precedentes de agentes antidisturbios un subgrupo se quede aislado y a pesar de pedir reiteradamente ayuda no la reciba.

    Hay que depurar responsabilidades y que esto no vuelva a ocurrir, de momento ya han tenido que admitir errores, no se puede negar lo evidente, ahora como digo hay que depurar responsabilidades, eso ya va a costar mas…

    A los que van a reventar cualquier movilización, sea la que sea todo el peso de la ley, a los ciudadanos que van a ejercer un derecho respeto, tanto respeto como a los trabajadores que que están ahí para hacer cumplir la ley.

  4. Santiago dijo:

    Gracias por defender al CNP.

  5. Manuel Ortiz dijo:

    Me quedo con lo de que”los que atentan contra el orden son los únicos culpables”, pero no olvidemos que aunque la más grave evidentemente es la agresion física, la mediática produce un efecto devastador en la masa. Aclaro que no me refiero a los medios informativos profesionales, aunque siempre habra como en todas las profesiones manzanas podridas que inyectaran comburente al fuego. Lo mejor es que como decia siempre habra gente que en nuestro querido internet dira aquello de la famosa conspiración, policias o afines a estos infiltrados para reventar una manifestacion, etc,etc. Como la fe misma de cualquier religion, creer mueve montañas. Un abrazo para los que realmente lo estan sufriendo en sus carnes y les deseo una pronta recuperación. Saludos.

  6. Carlos Mones dijo:

    Estimado Salvador, estoy mil x cien de acuerdo contigo. Aquí tambien en la Argentina se deberían replantear la necesidad de actuar segun los derechos de las mayorías ciudadanas y no contemplar tanto a los que jamas dan nada pero sí, viven reclamando.

  7. marlon dijo:

    Yo le doy la rason a los policia cuando estan ejerciendo su trabajo a los delincuente hay que tratarlo como delincuente…..

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.