Una vez más: Weaver vs. Isósceles Moderna. Por Ron Avery.

Ron AveryA pesar de tratarse de un tema ya abordado en detalle anteriormente por diferentes maestros y profesionales la controversia Weaver vs. Isósceles Moderna no deja de tener vigencia y recurrencia, pudiéndose encontrar todo tipo de argumentos a favor y en contra de una u otra posición/postura de tiro.

Hace más de un año nos hacíamos eco del artículo La Isósceles Moderna [The Modern Isosceles], escrito por Ron Avery para la revista American Handgunner a finales del año 2000, donde se entraba en detalle respecto a los pros y los contras de ambas posiciones/posturas de tiro.

En esta ocasión, el Sr. Avery vuelve a abordar la cuestión Weaver vs. Isósceles Moderna en este vídeo (desgraciadamente sólo disponible en Inglés), fruto de la reciente alianza con Travis Haley para impartir sus enseñanzas en su joven empresa Haley Strategic Partners, para lo que han creado juntos el programa D5 Reactive Shooting Science [Ciencia del Tiro Reactivo D5].

“Este programa representa un nuevo paradigma en términos de desarrollo de habilidades con la pistola. Sumérgete en la ciencia que hay detrás de dichas habilidades. Mejora tus conocimientos sobre los principios y conceptos científicos que se esconden tras el verdadero tiro reactivo y aplica dichos conocimientos para mejorar drásticamente tu velocidad, precisión y control de la pistola.

Analizamos la estructura de dichas habilidades, el ciclo de tiro, la conciencia kinestésica y propiocepción, los principios científicos y biomecánica del empuña, la plataforma, el control y manipulación del disparador, la velocidad de desenfunde, la adquisición de blancos, además de otros aspectos de alto rendimiento de las habilidades para el tiro y la manipulación de las armas. Aprende el papel de la visión, el continuo focal y las técnicas visuales que funcionan en diferentes situaciones y niveles de amenaza.

Los ejercicios de tiro están diseñados para maximizar el aprendizaje y la absorción de información.”

Me merece una especial atención el curioso detalle por el que la denominación Isósceles Moderna no figura acompañada de otros apelativos. Sin embargo, en España sí parece que en ocasiones se le añade a dicha denominación el apelativo dinámica para así hablar de “Isósceles Moderna Dinámica”, a lo que yo me pregunto si es que también existe una “Isósceles Moderna Estática”, que es la única justificación que se me ocurre, salvo que exista alguna otra razón oculta.

Xiaomi MI A1

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en TTPs. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una vez más: Weaver vs. Isósceles Moderna. Por Ron Avery.

  1. Muchas gracias, Luis.

    Algo sorprendente es que el estudio del señor ese sea de 1989 y aún a día de hoy no sea muy conocido. Ni me imagino toda la información que nos estamos perdiendo por sencilla ignorancia. Gracias por hacer luz donde antes estaba un poco oscuro. Espero que a más de uno le sirva para convencerse de la necesidad de optar por aquellas TTPs que demuestran ser más eficaces.

  2. Alfonso dijo:

    ¡Buenas tardes Jorge!

    Gracias por subir este interesante artículo y vídeo. Me gustaría aportar algo al tema, a pesar de que mucho se ha hablado ya sobre esto. Cada uno tendrá claras sus convicciones respecto a ello, de modo que yo únicamente quisiera limitarme a aportar los siguientes datos:

    En 1989, Harland Westmoreland publicó un interesante estudio titulado “Isosceles vs Weaver: the selection of a shooting stance under stress”. Dicho texto ha sido desde entonces una referencia clave en el mundo del combate con armas de fuego, ya que estuvo acompañado de una intensa investigación por parte de su autor. En el mismo, se evaluaron la nada desdeñable cifra de 98 escenarios de tiro simulados, algunos de los cuales exigían al tirador reacciones espontáneas y otros no. Los 57 participantes tenían amplia experiencia en el uso de armas de fuego, y según dice el propio estudio, la mayoría de ellos habituales de la posición Weaver. En todos los escenarios se utilizó munición no letal para permitir la posibilidad de un enfrentamiento lo más realista posible.
    En mi opinión resulta muy interesante analizar los resultados de dicho estudio. Los describo a continuación:

    a) En 39 escenarios de reacción espontánea a menos de 3 metros los resultados fueron:
    – Isósceles: 96,7%
    – Weaver: 3,3%
    – Tiro a una mano: 62,1%
    – No llegó a realizar el disparo: 23,1%

    b) En 27 escenarios de reacción espontánea a más de 3 metros:
    – Isósceles: 92,6%
    – Weaver: 7,4%

    c) En 27 escenarios de reacción NO espontánea a menos de 3 metros:
    – Isósceles: 74,1%
    – Weaver: 25,9%

    d) En 5 escenarios de reacción NO espontánea a más de 3 metros:
    – Isósceles: 60%
    – Weaver: 40%

    A raíz de estos resultados, Westmoreland publicó entre otras las siguientes conclusiones:

    – En aquellos escenarios en los que se exigía al tirador el menor tiempo de reacción posible dada la inmediatez de la amenza y/o la corta distancia hasta la misma, casi el 60% de los tiradores adoptaron una posición centrada, dando frente a la amenaza, con ambos brazos estirados y la espalda arqueada hacia adelante, claramente más similar a la isósceles y mucho más natural y rápida de adoptar que la Weaver.

    – En aquellos escenarios en los que el tirador era avisado del momento en que debía realizar el disparo, o en los que la amenaza se encontraba a más de 3 metros de distancia, el porcentaje de tiradores que emplearon la posición Weaver aumentó significativamente, no obstante siguió siendo inferior a la Isósceles. Esto parece ser debido a que con la suficiente distancia y/o tiempo para reaccionar, muchos tiradores pudieron asumir de forma consciente su posición predilecta, ya fuera Weaver o Isósceles.

    Aunque no conozco todos los detalles del estudio, y no me queda del todo claro qué tipo de escenarios y condiciones utilizó Westmoreland, por lo visto fue revisado y respaldado por gran parte de la comunidad de profesionales de las armas de fuego e incluso por entrenadores y psicólogos deportivos.

    Por otra parte, como dice Bruce K. Siddle en su magistral libro “Sharpening The Warrior’s Edge” (PPCT Research Publications, 1995), y cito textualmente: “Jack Weaver utilizó con gran éxito la posición Weaver en 1958 en competición, pero, muy al contrario que en un combate con armas de fuego, una competición de tiro requiere el empleo de habilidades motoras finas en un entorno siempre constante en el que el competidor no tiene que reaccionar ni tan siquiera pensar en las acciones del contrario”

    En fin, únicamente quería compartir esto con vosotros e intentar aportar algún dato más. Recomiendo con entusiasmo la lectura del libro de Bruce K. Siddle, ya que es una de las obras “de referencia” para todo instructor de tiro. Proporciona un enfoque totalmente acertado en mi opinión sobre la correcta metodología de la instrucción, ya que, como todos sabemos, enseñar tiro no es sólo enseñar a tirar, sino enseñar a combatir.

    Un saludo a todos,

    Alfonso

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.