El Momento del Combatiente con Armas de Fuego. Larry Vickers. 08DIC12.

“¿Cuánta precisión puedo esperar de mi arma?” es una pregunta que me hacen de tanto en cuanto. Por supuesto, la respuesta depende del arma y del uso que se le vaya a dar. En el caso de una pistola o un fusil ambos deberían proporcionar precisión suficiente para lograr un impacto en la cabeza a la máxima distancia a la que siendo realista puedes esperar hacerlo en el mundo real. En mi opinión eso son 25 metros para una pistola y 100 metros para un fusil.

Puesto que mi experiencia me dice que como norma general cabe esperar que en condiciones de estrés un tirador logre disparar con el 50% de la precisión inherente al arma, entonces esto significa que tanto la pistola como el fusil han de ser capaces de agrupar en 6 cm. (2.5 pulgadas). Lo que es lo mismo que lograr impactar sobre un círculo de 12 cm. (5 pulgadas) de diámetro o sobre la cabeza de un adulto hostil a esas distancias.

Larry Vickers
Brigada retirado del Ejército de Tierra estadounidense

Vickers Tactical

Larry VickersLarry Vickers, de Vickers Tactical, es un veterano combatiente retirado del Primer Destacamento Operativo de Fuerzas Especiales DELTA [1st Special Forces Operational Detachment-Delta (1st SFOD-D)] del Ejército de Tierra de los EE.UU. con años de experiencia en el mundo de las armas como instructor de tiro de combate y experto asesor. Durante los últimos años ha presentado varios programas de televisión relacionados con las armas de fuego en Sportsman Channel, entre los que se encuentra TacTV, que cuenta con el patrocinio de Bravo Company.
El currículum en operaciones especiales de Larry Vickers es a día de hoy uno de las más especiales del sector. Larry ha estado implicado directa o indirectamente en algunas de las misiones de operaciones especiales más significativas del último cuarto de siglo. Durante la Operación Causa Justa [Operation Just Cause] participó en la Operación Acid Gambit -para rescatar a Kurt Muse de la prisión Modelo en la ciudad de Panamá. Como instructor de tiro y técnicas especiales durante su servicio activo participó en el adiestramiento del personal de operaciones especiales que posteriormente capturó a Saddam Hussein y eliminó a sus hijos Uday y Qusay Hussein. Asimismo estuvo directamente implicado en el diseño y desarrollo del HK416 para las principales fuerzas de operaciones especiales y que fue utilizado por el personal de Guerra Naval Especial [Naval Special Warfare] para matar a Osama Bin Laden.
Larry ha desarrollado varios accesorios para armas portátiles, entre los que destaca su correa portafusil fabricada por Blue Force Gear y sus accesorios para Glock fabricados por TangoDown. Además ha mantenido sólidas relaciones con empresas punteras del sector táctico de las armas de fuego tales como BCM, Aimpoint, Black Hills Ammunition, Wilson Combat y Schmidt & Bender.
Actualmente Larry se dedica a viajar por todo EE.UU. para impartir sus cursos de tiro de combate tanto a personal civil como a policías y militares, para lo que se ha asociado con Alias Training & Security Services, que coordina sus cursos de forma que atiendan mejor las necesidades de sus alumnos.

El Momento del Combatiente con Armas de Fuego consiste en una breve reseña semanal patrocinada por Alias Training & Security Services para SoldierSystems. Cada semana Alias te presenta a un maestro que a cambio te dedica unas palabras de sabiduría para tu consideración. En EBdT2 hemos sido autorizados para reproducir una traducción al español de esta serie de reseñas.

SoldierSystems

álias Training and Security Services

 

(Bajo este párrafo existe un pequeño apartado donde puedes calificar este artículo. ¡Por favor, tómate un minuto y valóralo con sinceridad! Sólo tienes que seleccionar el número de estrellas que consideres oportuno.
Asimismo, te agradeceríamos que utilices el recuadro siguiente para dejar cualquier comentario, crítica u opinión sobre este artículo que consideres oportuno.)

También puedes dejar tus comentarios o Me gusta en Facebook.

Si consideras que el esfuerzo y dedicación demostrados en la elaboración de este artículo merecen tu apoyo te agradeceríamos que nos invitaras a una Coca-Cola. Simplemente realiza un donativo por la cantidad que estimes oportuna, que siempre revertirá en beneficio de EBdT2 con nuevos artículos, sorteos e iniciativas.

¿Me invitas a una Coca-Cola? ¡Gracias!

Mochilas 5.11 RUSH

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en El Momento del Combatiente. Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a El Momento del Combatiente con Armas de Fuego. Larry Vickers. 08DIC12.

  1. Jesús* dijo:

    “A lo mejor habría que plantearse que el complemento de productividad se abonara sólo si el profesional de las armas demuestra unos mínimos aceptables.”

    ¡¡Enhorabuena!!, con esta frase lo has bordado. En este tema nos queda mucho por aprender, copiar y aplicar.

    UN SALUDO

  2. Sólo me sirve la excusa de no disponer de una galería que permita distancias mayores de 25 metros. En cualquier caso, siempre se podrán realizar disparos a distancias tales como lo máximo que permita la galería o campo de tiro, sin necesidad de limitarse a los 3, 5, 10 o 15 metros.

    Cualquier tirador deportivo sabe lo que es disparar con arma corta a 25 metros. Si se aplican correctamente los principios básicos del tiro cualquiera puede lograr impactos sobre un blanco de medio metro a 25 metros. Eso sí, afinar el tiro para concentrar todos los impactos en un círculo de 20 cm. de diámetro llevará algo más de práctica. Está muy claro que si yo puedo cualquiera puede, que no soy yo especialmente hábil en esto de las armas.

    Lo sorprendente es que no aceptemos que un cirujano pueda tener poca práctica con el bisturí pero sí aceptamos que un profesional de las armas pueda tener poca práctica con su arma de fuego. Cada uno asume una responsabilidad cuando acepta convertirse en un profesional de las armas y no sirven excusas de ningún tipo.

    A lo mejor habría que plantearse que el complemento de productividad se abonara sólo si el profesional de las armas demuestra unos mínimos aceptables.

  3. Jesús* dijo:

    Un problema que nos encontramos son las medidas de las instalaciones para entrenar a distancias, que podríamos considerar largas (más de 25 metros). Si a ello le sumamos que el entrenamiento programado está diseñado para distancias cortas (3 a 15 metros) y que el nivel alcanzado por el personal no es el adecuado, creo que intentar disparos a más distancia no es lo más conveniente.

    Otro tema sería que una persona debidamente adiestrada y con resultados aceptables a distancias cortas, no se le permitiese ampliar su entrenamiento a mayores distancias y con ello conseguir que se supere, conozca sus habilidades y limitaciones y en definitiva que se le saque partido a su potencial con un arma corta.

    Pero insisto, si no es a nivel particular y aún así, el mayor problema que encuentro es el de disponer de una instalación adecuada.

    UN SALUDO

  4. No recuerdo quién me contó la siguiente historia en cierta ocasión:

    “Dos compañeros se reúnen para comer en un restaurante. Uno de ellos pide un chuletón de medio kilo y el otro pide una manzanilla porque tiene el estómago revuelto. Tras la comida se realiza un estudio y se determina que cada uno ha comido de media 250 gramos de chuletón. Sin embargo, la realidad es bien distinta”.

    Lo único que pretendo decir con esto es que no me parece correcto jugar con las medias para argumentar que la instrucción y/o adiestramiento ha de centrarse en las distancias cortas porque la distancia media a la que tiene lugar un enfrentamiento es de pocos metros.

    Para mi es una gozada iniciar o finalizar una sesión de adiestramiento realizando una serie de 10 disparos con arma corta sobre un blanco a 50 metros de distancia. Evidentemente no logro 10 impactos sobre el blanco pero alguno que otro hay veces que entra en el papel o incluso impacta en el centro de masas o el hipotálamo.

  5. Jesús* dijo:

    Cuando puse “acertar” me refería a lo que muy bien especificas, que ese acierto fuese eficaz en la neutralización, sino nos podemos dedicar a “rociar” el escenario y si hay suerte neutralizar al agresor.

    Otro tema es el que expones. Por devenires del tiro de combate , sus practicantes y digamos “enseñantes”, últimamente se enfocan los entrenamientos y TTP’s en resolverlos a distancias cortas, aunque la práctica nos dice que no es así.

    Lo bueno sería asentar las TTP’s a corta distancia e ir progresivamente resolviéndolas a mayores distancias y no descuidar el entrenamiento combinado con todo tipo de distancias.

    UN SALUDO

  6. Creo que el matiz no es que se pueda “acertar” sino que se pueda hacer consistentemente, es decir, disparo tras disparo y no uno de cada 2, 5 o 10.

    De todas formas impactos a 25 con pistola o 100 con fusil sobre un círculo de 20 cm. de diámetro tampoco son sencillos, máxime cuando me da la impresión que hay quien se dedica, por ejemplo, a los 3, 5, 10 o 15 metros con pistola.

  7. Realmente creo entender que esas son las distancias en las que los disparos van a impactar consistentemente sobre su blanco, es decir, que prácticamente siempre habrá impacto. A mayores distancias también se lograrán impactos, aunque con mayor dificultad y no siempre con cada disparo.

    Por otra parte, sospecho que Larry Vickers tiene más habilidad con las armas de la que él pueda presumir.

    Lo que me resulta curioso es comprobar cómo hay gente que prácticamente sólo se adiestra para disparar a 3, 5, 10 o 15 metros obviando distancias como los 20, 25, 40 o 50 metros.

  8. Jesús* dijo:

    ¡¡Si él lo dice será por algo!!. Aunque haya personal empeñado en que se puede “acertar” a más distancia en situaciones de combate/enfrentamiento, fginalmente habrá que rendirse a la evidencia.

    ¡Gracias por los acertados comentarios que nos propones!

    UN SALUDO

  9. Corvis dijo:

    Muy interesante que todo un señor ex-Delta diga que su distancia de combate sea 25m. para pistola y 100m. para fusil, parecen distancias cortas para lo que algún “hábil tirador” diría no fallar nunca.

    ¡Ánimo y sigue publicando artículos tan interesantes!