El Momento del Combatiente con Armas de Fuego. John McPhee. 06OCT12.

Minuto Loco [Mad Minute].

El Minuto Loco [Mad Minute] puede facilitar o anular la capacidad de una unidad para cambiar sobre la marcha o adaptarse a la situación. Se trata de un concepto sencillo que cuando se utiliza de forma eficaz se convierte en un multiplicador del combate. ¡Líderes guerreros, usadlo y vuestros guerreros nunca os fallarán!

Así es como funciona el Minuto Loco [Mad Minute]. Imagina que tienes 10 objetivos que asaltar en una noche. Durante el planeamiento y la emisión de la orden de operaciones, o como lo hagáis en tu unidad, que tus chavales se queden únicamente con el primer objetivo. Diles que hay objetivos adicionales y que se preparen para una noche larga, pero haz que conozcan al dedillo sólo el primero de ellos. Ejecutáis la operación y el primer asalto transcurre sin novedad. Antes de embarcar en los vehículos o iniciar la exfiltración  (abandonar el objetivo) los jefes discuten el plan para el siguiente objetivo de la lista. Acto seguido los jefes explican los detalles de la operación a sus hombres y se aseguran que entienden el plan. Si no hay tiempo disponible la explicación del plan se realiza en el vehículo. Si vais en un helicóptero dibuja con palitos en un papel o en una pizarra Vileda. Es fácil. Dibuja la casa, el helicóptero, los hombres y una flecha que indique en qué dirección avanzar hacia el objetivo. Haz dibujos sencillos como los que hacían los hombres de las cavernas en las paredes de una cueva. De esta forma se mantiene fresco en la mente de los guerreros y saben qué tienen que hacer. Si es necesario establece un Procedimiento Operativo Vigente [Standing Operative Procedure (SOP)] para los dibujos con palitos.

Shrek says, “Right in the middle of the worst mass casualty event I ever witnessed. A day I wish I could forget.”

Dice Shrek, “Justo en medio del peor incidente con múltiples víctimas que haya presenciado nunca. Un día que ojalá pudiera olvidar.”

Foto: Dalton Fury y Shrek teniendo un Minuto Loco [Mad Minute] en combate. NOTA: Cuando te dediques a hablar en mitad de una calle sitúate siempre de forma que puedas vigilarle las espaldas a tu compañero.

Procura sacar siempre el tiempo necesario para hacer un minuto loco. ¡Jefes más veteranos, dejad que vuestros hombres os expliquen qué van a hacer en cada misión individual! No es momento para gilipolleces ni para jueguecitos. ¡Lanza el plan y salid pitando! Por eso lo llaman el Minuto Loco y no la hora loca, la hora feliz o los 10 minutos. Demasiada información superflua puede conllevar confusión. O puede que al darle muchas vueltas al asunto alguien llegue a pensar que el plan ha cambiado. No es momento de debatir nada. ¡Lanza el plan siendo claro y consiso!

No obstante, si el propósito de tu Minuto Loco consiste en cambiar el plan reúnete con tus jefes y cámbialo. Asegúrate que queda claro que se trata de un cambio al plan original de forma que no haya lugar a la confusión. Así que explícales a tus guerreros “el primer cambio consiste en …”.

Lo hacemos así para garantizar que no cometemos ningún error y que ello le cueste la vida a algún guerrero por culpa de una duda o un malentendido. El éxito de la misión está directamente ligado a tu plan. Si tu plan fracasa, fracasas tú. Si olvidas el plan y consigues que muera un guerrero llevarás esa culpa contigo durante el resto de tu vida. Estas cosas pasan, pero pasan por culpa de tus errores y se trata de la peor situación posible e inaceptable para cualquiera.

Algunas cosas a tener en cuenta. No te excedas con los detalles del plan. Esto podría suponer que un guerrero se dedique a pensar demasiado en lugar de centrarse en lo que se supone que tiene que hacer. Además le restará flexibilidad y le impedirá adaptarse a la situación. Mantén el plan lo más sencillo posible dejando la puerta abierta a la flexibilidad porque el enemigo nunca hará lo que tú quieras que haga. De lo contrario no tendríamos guerra. De todas formas, si la situación cambia, asúmelo y olvídate del plan. Pero no hagas las cosas a lo loco [cowboy style] que eso lleva “desastre” escrito en la frente. Existe un punto óptimo en el que no sobreactuar y  aún así seguir algún tipo de plan. Puede que llegue el momento de actuar a lo loco [cowboy style] pero ese será el último recurso cuando el plan se vaya a la mierda e intentes arreglarlo o salir de una situación comprometida. Llegado a tal punto es momento para acción digna de Cruz al Mérito con distintivo amarillo [Medal of Honor]. El problema es que deberías evitar esta situación a toda costa porque la mayoría de las Cruces al Mérito con distintivo amarillo se conceden a título póstumo.

Por lo tanto, tómate un minuto para explicar el plan en detalle (lo necesites o no), divúlgalo a tus guerreros e inicia la marcha sin demora. Te puedo decir cuántas veces este sencillo acto ha salvado mi culo y el de mis compañeros.

El minuto loco es muy sencillo. Simplemente asegúrate que tus guerreros comprenden qué es lo siguiente. Eso sólo te supone un segundo y cuando se utiliza con regularidad puede mejorar la eficacia de tus unidades. Asimismo, cuando se utiliza habitualmente, constituye el momento y lugar oportunos para que un veterano jefe cambie un plan con motivo de la siempre cambiante inteligencia y situación del enemigo.”

Shrek
Suboficial Mayor retirado del Ejército de Tierra estadounidense

SOB

El Suboficial Mayor retirado John McPhee realizó una distinguida carrera profesional durante más de 20 años en unidades de operaciones especiales del Ejército de Tierra estadounidense antes de retirarse en 2011.
John se ha pasado toda su vida adulta en Unidades de Operaciones Especiales y Unidades Especiales, siendo instructor en todos los aspectos de las operaciones, misiones y actividades especiales. Ha pasado más de 6 años dedicado a actividades especiales de consultoría en el sector privado y es todo un experto en la materia en lo que se refiere a actividades especiales, preparativos operativos, operaciones de bajo perfil [Limited Signature Operations], reconocimiento, operaciones en solitario [Singleton Operations], servicios de protección de personas en entornos de alto riesgo [Hight Threat Dignitary Protective Services], operaciones de largo alcance [Extreme Long Range], tirador selecto [Designated Marksman], tiro de precisión avanzado con fusil, tiro de combate, combate cercano con fuego real [Live Fire CQB/CQC], tiro avanzado con pistola, tiro avanzado con fusil, asalto aéreo [Aerial Gunnery], tripulación de vuelo, interdicción de vehículos, apertura de brechas (explosiva, balística y mecánica), paracaidismo apertura manual, técnicas de infiltración/exfiltración, movilidad en tierra [Ground Mobility], adiestramiento pre-despliegue de unidad e investigación y desarrollo de sistemas para el soldado, armas, munición y visores térmicos y nocturnos.
Ha instruido a innumerables unidades de operaciones especiales estadounidenses, miles de operadores de primer nivel internacionales y unidades de operaciones especiales de todo el mundo. Además es uno de los pocos operadores que cuentan con más de una década de experiencia real en combate en múltiples teatros de operaciones desde Bosnia y Suramérica hasta los recientes Irak y Afganistán.
El Momento del Combatiente con Armas de Fuego consiste en una breve reseña semanal patrocinada por Alias Training & Security Services para SoldierSystems. Cada semana Alias te presenta a un maestro que a cambio te dedica unas palabras de sabiduría para tu consideración. En EBdT2 hemos sido autorizados para reproducir una traducción al español de esta serie de reseñas.

SoldierSystems

álias Training and Security Services

 

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en El Momento del Combatiente. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El Momento del Combatiente con Armas de Fuego. John McPhee. 06OCT12.

  1. Lord Lovat dijo:

    Además. No olvidemos que las noches de Delta Force en Iraq eran de un asalto tras otro. Tomaban una vivienda prevista y resulta que lograban tanta info fidedigna de otro objetivo de interes sito a 3 kms e iban para allí. Y así sucesivamente.
    Es esa la razón de ser de Minuto Loco.
    Era tal el ritmo de asaltos continuos que la preparación debía ser muy genérica para dejar a los assaulters y snipers centrados en lo suyo.

  2. Cecilio Andrade dijo:

    Correcta tu apreciación, es tal y como dices desde mi punto de vista y experiencia.

  3. En realidad, creo haber entendido que el minuto loco se refiere simplemente a tomarse un minuto para emitir un plan, sin demasiados detalles que puedan coartar la iniciativa y la flexibilidad. Otra cosa es que haya determinadas personas excesivamente cuadriculadas para salirse del plan establecido y adaptarse a la situación, pero eso también lo tenemos aquí.

    En mi opinión, quizás nosotros nos caractericemos más por “hacer las cosas sobre la marcha” que no por tomarnos ese minuto loco para emitir un plan.

    En la “zona mediterránea” somos muy de “aquí no pasa nada hasta que pasa”, es decir, que no tenemos un plan y esperamos a que pasen las cosas para actuar. Si sale bien creemos que estamos preparados para hacer frente a cualquier adversidad cuando en realidad podría haberse tratado más del factor suerte. Tener un plan no es nada malo siempre y cuando se tenga presente que habrá que adaptarse y ser flexible en función de las circunstancias concretas de cada momento. Siempre será mejor disponer de un plan de emergencia y evacuación que dejarlo todo en manos de la iniciativa y la flexibilidad.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que “sabemos responder a las adversidades …saltándonos las normas” aunque no siempre por ello resolvamos una situación. Esto me parece más una vergüenza que no una virtud, ya que no tiene sentido establecer normas que no estamos dispuestos a cumplir. ¿De qué sirven entonces dichas normas?

    Asimismo, uno de nuestros principales problemas es la carencia de procedimientos que lleva en muchas ocasiones a la arbitrariedad en cualquier actuación, ya que cada uno lleva a cabo su labor según le parece, cuando el auténtico fin de los procedimientos es garantizar la cohesión, fundamental en cualquier unidad.

    En fin, que ni tanto ni tan poco, como dice este artículo, el minuto loco es simplemente eso, un minuto, no 10 minutos ni 3 horas. Y el plan es simplemente eso, un plan, no un cúmulo de imposiciones que sólo sirvan para restringir la flexibilidad e iniciativa. Quizás por ello sea más difícil mantener ese minuto loco y elaborar un buen plan que no hacer las cosas sobre la marcha y probar suerte.

  4. Jesús* dijo:

    La verdad es que dice cosas interesantes, pero igual a la “cultura hispana o mediterránea” no nos parece tan extraño. Por mi poca experiencia en el extranjero y, sobre todo con anglosajones, el ceñirse a los SOP acarrea muchos problemas en cuanto algo se sale del guión establecido, llegando a inmovilizar recursos humamanos, materiales y logísticos pese a tenerlos a disposición.
    Nos guste o no, este es un aspecto que en la “zona mediterránea” tenemos superado y sabemos responder a las adversidade, tanto en combate como fuera de él, saltándonos las normas y resolviendo la situación.
    Procedimientos sí, pero no cerrados.

    UN SALUDO

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.