¡Mucho cuidado con los anillos!

Dedo despellejado por culpa de un dichoso anillo.El ser humano es un animal de costumbres, y además de tradiciones. En algunas ocasiones esas tradiciones nos llevan a pasar por alto determinados riesgos, como el riesgo que supone llevar un simple anillo, bien sea de compromiso, de matrimonio, o de cualquier otro tipo. Este riesgo no es otro más que simple y llanamente la pérdida del dedo anular, o cualquier otro en el que se lleve el dichoso anillo, por arrancamiento (apuesto a que resulta doloroso además de traumático), o, en el mejor de los casos, el ver totalmente despellejado dicho dedo.

Habrá quien menosprecie este riesgo pero realmente no se trata de un hecho aislado sino de un accidente que se repite con cierta frecuencia allí donde un profesional trabaja siempre llevando su anillo encajado en su dedo, permaneciendo inflexible ante tal tradición o atendiendo a una costumbre. Las consecuencias pueden ser irreversibles y nada despreciables.

Dedo anular ¡fuera! y todo por llevar anillo.Aunque parezca una posibilidad muy remota lo cierto es que no resulta nada descabellado e incluso parece bastante razonable, que profesionales tales como policías o militares, además de muchos otros, puedan comprobar cómo el anillo que tan orgullosos llevan en su dedo se engancha al saltar una valla, al bajar una escala en un buque o en cualquier otra situación en la que el dichoso anillo pueda quedar encajado en cualquier parte, para lo que únicamente es necesario combinar el movimiento de la mano y el contacto de la misma con algún saliente o esquina.

Creo que nuestra propia naturaleza humana nos condiciona frecuentemente a no seguir cualquier consejo o sugerencia, por muy lógico y razonable que pueda ser, porque en algunas ocasiones sólo nos fiamos de nosotros mismos y no disponemos de la humildad suficiente para aceptar un consejo o sugerencia.

El dedo se queda pero el pellejo se va, y todo por llevar anillo.Como dice el dicho “un tío listo aprende de sus propios errores, pero un tío inteligente aprende de los errores de los demás”. El que no nos haya pasado a nosotros o no conozcamos a nadie al que le haya pasado, no elimina ni reduce en modo alguno el riesgo. Lo más inteligente consiste en reducir hasta la mínima expresión el riesgo de perder un dedo o sufrir una lesión importante. Para ello basta con que a la hora de trabajar no se lleve ningún tipo de anillo en el dedo, aunque se podría continuar llevando el anillo si éste se cuelga al cuello con una cadena (que pueda romperse en el caso de engancharse) o bien si se realiza un corte en el mismo de forma que en el caso de engancharse pueda forzarse y desprenderse del dedo sin ocasionar demasiados daños.

luz solar portátil luminAID

SafeRingz, el anillo seguro.Si lo que se pretende es conservar la tradición o costumbre de llevar siempre un anillo en el dedo anular, te lo puedes tatúar en el dedo, aunque una buena opción para evitar riesgos innecesarios e inaceptables consiste en utilizar un anillo como el Safe Ringz. Se trata de un anillo totalmente seguro, flexible, hipoalergénico, no conductor de la electricidad y resistente al calor, ideal tanto para policías y militares como para personal de seguridad privada, electricistas, bomberos, mecánicos, deportistas o cualquier otra persona que trabaje con sus manos. También es perfectamente válido para personas que habitualmente trabajan con guantes, como el personal sanitario, o incluso para aquellas personas que puedan tener los dedos hinchados, como embarazadas o diabéticos. El Safe Ringz es de silicona, un material barato al que se le aplica un pigmento metálico especial que simula con gran exactitud el aspecto del oro, la plata o el cobre.

En resumidas cuentas, la decisión es tuya. Se trata de tu dedo. Tú verás si estás dispuesto a asumir el riesgo que entraña llevar siempre tu anillo en el dedo. Es verdad que “sin riesgo no hay Gloria” pero la Gloria mejor con dedo que no sin él.

Acerca de Jorge Tierno Rey

Administrador del Blog. Experto en nada. Experiencia cero. Ninja de teclado.
Esta entrada fue publicada en TCCC. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a ¡Mucho cuidado con los anillos!

  1. William tec dijo:

    Excelente informe ojalá que le presten la atención requerida para que se eviten malos y dolorosos accidentes

  2. Te sorprendería la cantidad de gente que lleva anillo a diario para trabajar sin ser conscientes del riesgo innecesario que asumen.

  3. aurora Aurora dijo:

    Todavía alucino, a quién no se le ha enganchado? Como bufandas, pañuelos, etc.

  4. El anillo no solo puede ser peligroso sino también antihigiénico a la hora de servir o manipular alimentos.

  5. Ruben dijo:

    Hola me llaman Rubén y soy capitán de meseros y me encuentro casado y en el trabajo me dicen que me debo quitar el anillo lo debo hacer así sea de matrimonio y no sea peligroso en mi trabajo cualquier respuesta les agradezco mensaje 3046507793

  6. luis bruzoni dijo:

    Tenemos que recordar el accidente de Neri Pumpido

  7. Key dijo:

    “Un tío listo aprende de sus propios errores, pero un tío inteligente aprende de los errores de los demás”. VERDAD de verdades.

  8. Miguel coba dijo:

    Excelente articulo para crear conciencia de la importancia de no usar joyas en ciertas áreas de trabajo y profesiones que recomiendan no usarlas durante las actividades laborales. (mecánica, electricidad…) hay dos maneras de aprender: una es viendo a los demás quemarse las manos y la otra es metiendo las manos en el fuego uno mismo al hacer caso omiso de la advertencia que el fuego quema….

  9. Diego F S dijo:

    Yo también conozco un caso de un compañero que le quedó el dedo bastante mal al saltar de la caja de un camión.
    Por otra parte, yo le comentaba a mi novia hace un tiempo, que en caso de casarme preferiría no llevar el anillo al trabajo, puesto que con lo despistado que soy, el día que menos me lo esperase en un salto o cualquier ejercicio, iba a lamentar habermelo olvidado puesto. Ella siempre me discutía que eso era una excusa para no llevar el anillo y que exageraba demasiado. Ahora ha visto las imágenes y ya no piensa lo mismo.
    La alternativa de Saferingz me parece genial (a mi novia incluso más), y mejora la idea que me mostró un norteamericano que llevaba en teatro de operaciones una junta tórica de goma negra en lugar del anillo.
    Otro buen artículo y muy oportuno para mi.

  10. Daniel García Gutiérrez dijo:

    No hubiese estado de más ilustrar con estas imágenes, aquella directiva del AJEMA de hace unos años que prohibía su uso durante el servicio. Tal vez la hubieran hecho más caso.

    Muchas gracias Jorge, por recordarnos lo que más vale, o no, hacer.

    Dani.

  11. Santiago dijo:

    Yo he visto en directo, un caso de casi perder un dedo por culpa del anillo. La suerte fué que el médico era un figura y consiguio arreglarlo.
    Trabajando fuera los anillos o cualquier otro objeto peligroso.

  12. Juan José dijo:

    Un conocido mío perdió su dedo (y anillo correspondiente) al saltar desde la cartola de un camión.

  13. Liron dijo:

    Articulo convincente donde los haya!!!!
    Dicen o una imagen vale mas k mil palabras, y este es un clarísimo ejemplo!!

Por favor, déjanos tus comentarios. Se agradecen.